Qué ropa usar y cómo lavarla para evitar contagios

Secarla completamente, no agitarla y utilizar programas de mayor temperatura pueden ser eficaces medidas de prevención.

Como lavar ropa coronavirus

Foto: Gettyimages

Aunque no está claro el tiempo de permanencia, la Organización Mundial de la Salud alerta de que el coronavirus puede quedarse en las superficies durante un margen que va de horas a días: «el tiempo puede variar en función de las condiciones (por ejemplo, el tipo de superficie, la temperatura o la humedad del ambiente)». Teniendo en cuenta que las gotas que expulsamos al toser y estornudar funcionan como transmisor del virus, la ropa que usamos a diario puede ser un potencial foco de amenaza. Y al igual que en estos días conviene prestar especial atención a la higiene personal y a la limpieza de la casa, tampoco está de más ser precavido con el cuidado de nuestras prendas.

El lavado

“Es recomendable lavar las prendas de uso diario, como los pijamas y las sábanas, a 60 grados”, explica la doctora Enriqueta Alomar, directora médica del grupo Creu Blanca. “Podemos usar productos antibacterianos de forma extraordinaria en nuestros lavados”, añade. El más conocido es el detergente Sanytol, común para la desinfección textil en prendas hospitalarias. Aunque no hace falta llegar tan lejos. La OCU recomienda para estos casos el oxígeno activo o un chorro de vinagre blanco.

En el caso de convivir con una persona infectada o con síntomas, la Comunidad de Madrid insta a lavar las prendas por separado, en un programa superior a los 60 grados, y a utilizar guantes para hacer la colada.

 

Uso personal e intranferible

“El SARS-CoV2 es un virus nuevo del que aun se desconoce su ciclo biológico. No obstante, los datos publicados hasta el momento sí avalan la permanencia del virus durante cierto tiempo sobre distintos materiales. Por ello, además de las medidas preventivas generales (higiene habitual de manos, limpieza de superficies, distancia de seguridad y mascarilla en los casos indicados), se recomienda extremar las precauciones idealmente utilizando enseres de higiene personal (toallas, paños etc) y del hogar (trapos, servilletas…) no reutilizables“, explica la Lidia Maroñas, dermatóloga de la Clínica Dermatológica Internacional. En el caso de que esta opción sea poco viable, la doctora recomienda “hacer un uso individual y por separado de las prendas personales”.

El secado

La humedad es caldo de cultivo para los gérmenes. Por eso, la mayoría de los organismos oficiales recomiendan el secado completo, ya sea en secadora o al sol. “Tras usar el programa de lavado de mayor temperatura posible, hay que dejar que las prendas se sequen completamente”, apuntan en el Centro de Control y Prevención de enfermedades.

Los tejidos

Tampoco hay conclusiones específicas acerca de qué prendas son más o menos resistentes al virus, pero sí hay estudios anteriores que demuestran que los tejidos sintéticos o semisintéticos repelen mejor los microorganismos que el algodón y otras fibras naturales. En cualquier caso, y al margen de la materia prima, las autoridades recomiendan evitar un gesto común: agitar las prendas antes de meterlas en la lavadora y/o tenderlas, ya que los gérmenes pueden propagarse con mayor facilidad.

Etiquetas:
0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa