Por qué es peligroso llevar calzoncillos bajo el bañador

Más allá de las razones estéticas o prácticas de los hombres que se los dejan puestos, los urólogos advierten: hay riesgos para la salud genital.

Foto: Jack Hollingsworth/Getty

Seguro que más de una ocasión te has preguntado por qué algunos hombres se dejan el calzoncillo bajo el bañador. Y más cuando esta prenda suele llevar una redecilla que actúa de slip ligero y evita que el asunto se salga en un renuncio. Más aún, es lógico plantearse si eso será cómodo y hasta si afectará a la salud de su aparato reproductor. Recuerdas la de veces que los ginecólogos nos advierten a las mujeres de los riesgos de infección por dejarnos la ropa de baño húmeda y te cuestionas si a ellos no les sucederá igual. La cuestión me tenía intrigada, así que decidí lanzar la pregunta al vuelo en mi entorno más cercano y a través de Twitter. Hay respuestas para todos los gustos.

¿Por qué se combina bañador con calzoncillo?

Esta moda triunfa mayoritariamente entre el sector masculino más joven, en plena efervescencia sexual y con cierto pudor por si el miembro se despierta con algarabía en un momento poco decoroso. “Estás en la playa con tus primos. Viene una amiga que está muy buena, tienes una erección monumental y ya tienen risas para todo el verano”, confiesa Roberto (nombre ficticio), recién acabada la EBAU y con un bóxer asomando por encima de un bañador de surfero. Pasados los 25-30 años, o ya saben dominar ese subidón de testosterona o desconfían de la eficacia de un simple calzoncillo para disimular tal arranque de virilidad. En palabras de Fernando Peregrina “deben ser casi australipitecos incapaces de dominarse”.

Parecer un surfista

Es difícil determinar de dónde viene esa moda, aunque algunos apuntan al surf. Según Santi Ruiz “los bañadores para hacer surf no llevan braguero. Molestaría al surfear o sería fuente de posibles rozaduras. Pero como se usan también por moda (look surfero, pero sin pillar olas), supongo que mucha gente se deja los calzoncillos por eso”. Vamos, para parecer todo un californiano sin salir de la piscina.

Evitar saludos no deseados

Hay naturalezas masculinas tan viriles que se creen Aquaman, inmunes a la reducción de tamaño que el agua fría ejerce en el resto de varones mortales. E imaginan que, en un giro súbito, si el bañador no lleva rejilla, el pene en toda su magnitud salga a saludar. Así lo apunta Fly Riviera, “con el tema al aire, raro sería no hacer un Butragueño (ex jugador del Real Madrid al que se le salió el escroto durante un partido)en las olas atlánticas o cántabras”. El mismo Santi Ruiz le responde que “si el bañador está bien hecho y es de tu talla, no se sale nada”.

Incómodo para hacer deporte

¿Y si después del baño apetece echar un partido de fútbol o de vóley playa? Algunos deportistas sugieren que, en ese estado, la piel es más susceptible a sufrir irritaciones. “Que alguien pruebe a hacer algo de ejercicio con el bañador mojado. El braguero te destroza el ciruelo”, explica de forma muy explícita Fran Cid-Quintana.

Molesta si están circuncidados

Para José (de nuevo, nombre ficticio) “cuando estás circuncidado, el roce con el bañador te provoca auténticas rozaduras. Y muy dolorosas”. Otros varones que han pasado por el mismo proceso, niegan rotundamente sufrir tales padecimientos.

Mojado, se transparenta

La intimidad debe preservarse siempre a buen recaudo. Antonio Agredano lo expresa en lenguaje popular y con mucho gracejo.

Y los urólogos, ¿qué piensan de esto?

Los especialistas en la salud genital masculina – urólogos y andrólogos – miran esta moda con cierto recelo. Es el caso de Nicola Tartaglia, autor de Diario de un sexólogo y miembro de Doctoralia. “Los testículos se ubican en la bolsa escrotal fuera del abdomen para mantenerse aproximadamente medio grado por debajo de la temperatura corporal. Así aseguran la producción de testosterona y de espermatozoides en niveles óptimos. La ropa interior mojada puede causar fluctuaciones de la temperatura, haciendo que el escroto se enfríe o que se caliente demasiado al salir del agua y tomar el sol posteriormente”, explica este doctor.

El calzoncillo bajo el bañador podría comprometer la fertilidad masculina. Foto: Getty

¿Podrían estar mermando sus posibilidades de ser padres por una moda? La pregunta no es banal. Ya hay estudios que confirman que llevar calzoncillos ajustados en vez de boxers reduce la calidad del esperma debido al aumento de temperatura en los genitales. Aún no hay estudios sobre la moda de dejarse el boxer bajo el bañador, pero, “por sentido común y experiencia profesional, en temas de fertilidad deberíamos ser cautos. Sabemos que las células testiculares encargadas de la producción de espermatozoides sufren cuando aumenta la temperatura. Tenemos el ejemplo del varicocele (las varices de las venas testiculares): el líquido seminal se calienta y esto puede reducir la motilidad de los espermatozoides recién formados”.

Lo malo no es solo recocer a los espermatozoides. La humedad en una zona tan delicada puede crear el caldo de cultivo idóneo para microorganismos poco amigables. “El calzoncillo tarda más en secar que el propio tejido del bañador. Ese textil mojado podría aumentar el riesgo de proliferación de hongos”. Vamos, lo que llevan años advirtiendo nuestros ginecólogos. “Es el caso de la famosa Candida Albicans, un hongo patógeno que se desarrolla muy bien en lugares húmedos y cálidos. También pasa en la vagina”.

La circuncisión como excusa tampoco parece estar siempre justificada. “Desde luego, no si se realizó hace algunos años porque la superficie del glande en los hombres circuncidados pierde algo de sensibilidad en estado de flaccidez. No es un problema para el sexo porque mantiene la sensibilidad original en estado de erección. Otra cosa es que se la haya realizado recientemente. En este caso no solo le va a molestar el bañador. También le irritará cualquier tipo de ropa interior bajo el traje de baño. Además, podría dificultar la correcta evolución de la cicatriz”.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa