El 'street style', The North Face x Gucci, Issey Miyake, Moncler 8 Richard Quinn y Cynthia Rowley apoyan la moción: el mono de esquiar va más allá de las pistas. Foto: Imaxtree / Getty/ DR

¿Podría convertirse el mono de esquiar en el uniforme para ir de terrazas en pleno invierno?

La recomendación sanitaria de evitar los espacios cerrados plantea qué ponerse para tomar algo en la calle sin congerlarse. Quizá recuperar la equipación de alta montaña no sea una idea tan descabellada.

El improbable desfile de botas de montaña, plumíferos a prueba de nieve y demás prendas y artilugios propios de un esquiador profesional que vivieron muchas ciudades españolas por culpa de Filomena dejó unos cuantos memes y otras tantas imágenes imborrables en nuestra memoria. Algunos, como el actor Brays Efe, se preguntaron entonces cómo era posible que los habitantes de ciudades como Madrid, donde los copos hace contadas apariciones históricamente, almacenaran ¿en el trastero? una equipación digna de Baqueira Beret. Aunque lo más probable es que pasen años hasta que esas prendas apreski vuelvan a ser necesarias para ir a dar un paseo, el típico mono de esquiar podría tener recorrido más allá del temporal. En plena tercera ola de la covid-19, en un momento en el que los expertos recomiendan recortar las interacciones sociales al máximo, así como evitar los espacios cerrados, la escasa vida social solo se plantea de puertas para afuera.

En ciudades como Nueva York utilizar el mono de esquí para tomar algo en una de las terrazas al aire libre que ahora pueblan la ciudad en pleno invierno, ya es una realidad. Así lo confirma un reportaje publicado en The New York Times en el que varias fanáticas de esta prenda la defienden más allá de la pista. En Instagram también pueden encontrarse algunas pruebas como el post de una neoyorquina que publicita los monos de la marca Tipsy Elves como el uniforme idóneo para veladas outdoor. «No solo te mantendrán abrigada mientras cenas al aire libre, sino que también puedes llevar debajo el pijama, por lo que ni siquiera necesitas vestirte para salir. Es el atuendo perfecto para la pandemia este invierno», defiende.

Una de las invitadas a la semana de la moda masculina fue capturada con un mono de esquí hace unos días en París. Foto: Getty

Tanto es así, que más allá de las marcas especializadas en ropa deportiva de alta montaña, algunas etiquetas de moda se han animado con la prenda. Es el caso de Gucci, que ha incluido un acolchado mono verde de manga larga en su recién estrenada colección junto a The North Face. Sobre la pasarela firmas como Issey Miyake o Richard Quinn para Moncler dejan otros buenos ejemplos e incluso los fotógrafos de street style han hecho algún avistamiento reciente de mono acolchado pisando el asfalto. Y luego están marcas como Selk’bag que basan su propuesta y éxito en la idea de convertir el saco de dormir en una prenda que permita movimiento sin renunciar al mismo calor y confort. Según contaba a The New York Times su fundadora, este año sus ventas se han duplicado respecto al anterior y uno de sus modelos sostenibles se agotó en solo dos días. «Tenemos clientes que los usan para poder reunirse con toda la familia en el patio», explicaba. Incluso la diseñadora Norma Kamali ha rebajado sus gigantes plumíferos-saco, algo que no suele hacer, para favorecer que más gente se los pueda permitir favoreciendo así el consumo hostelero en exteriores.

Mono estampado de la colección de Richard Quinn y Moncler. Foto: Imaxtree

Además de los monos para esquiar o los conjuntos acolchados –otra alternativa más cómoda para ir al baño–, los expertos en el arte de no pasar frío recomiendan crear looks por capas, que permiten mayor movilidad que si se apuesta por menos prendas pero más gordas, así como la ropa y accesorios térmicos. En los pies, por supuesto, el regreso de las UGG, forradas de borrego, las hace perfectas para mantenerlos calientes siguiendo las tendencias. De hecho, en 2020 estas botas acumularon casi 100.000 búsquedas en la plataforma especializada Lyst. ¿Será el mono para esquiar el nuevo fenómeno viral en tiempos pandémicos?

En Berlín, la ‘instagramer’ Lisa Banholzer con mono de la firma nórdica Baum & Pferdgarten. Foto: Getty

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa