¿Es peligroso parir en casa? Las preguntas que debes hacerte antes de decidir

Tener al bebé en la seguridad de un hospital u optar por la intimidad de tu domicilio ayudada por una matrona. La ley deja en manos de la mujer esta decisión.

¿Seguridad del hospital o intimidad del hogar? La ley deja en manos de la mujer esta decisión. Foto: Getty

Parir en casa o en un hospital. La cuestión divide a la sociedad y genera un enfrentamiento virulento entre los defensores de ambos bandos. La herida se ha agravado estos días con el fallecimiento de un bebé en Vigo durante un parto en casa. La ley española no establece ninguna obligación en lo concerniente al parto, dejando a la mujer la posibilidad de elegir libre y responsablemente dónde quiere tener a su hijo. La mayoría lo hacen en centros sanitarios, públicos o privados. Quienes lo hacen en casa asumen, según muchos portavoces de la salud, un riesgo intolerable en una sociedad occidental. Y se enfrentan a la incomprensión, incluso, censura del resto de la sociedad. ¿Es lícito priorizar la intimidad frente a la seguridad? ¿Son tan hostiles los hospitales? En S Moda hablamos con ambos bandos para conocer qué garantías ofrecen, en qué condiciones pueden hacerse y los riesgos de ambas opciones.

¿Qué riesgos puede haber para la madre durante el parto?

“La mayoría de los partos son normales. En un pequeño porcentaje se presentan situaciones críticas y de aparición súbita que pueden hacer peligrar la vida, tanto de la madre como del recién nacido. El feto respira por la placenta y el cordón umbilical a través de la madre. Durante el parto, la vida del feto puede verse comprometida por vueltas de cordón que se aprieten, obliteraciones del cordón por presión, falta de adaptación al bajo aporte de oxígeno durante cada contracción, alteraciones de la placenta (insuficiencias, desprendimientos totales o parciales…). La madre se enfrenta a posibles hemorragias masivas que puede poner en grave peligro su vida, así como problemas de tensión arterial, y, en casos extremos, embolias”, advierte el doctor Miguel Ángel Rodríguez Zambrano, jefe del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario HM Puerta del Sur.

En caso de presentarse una situación de urgencia médica, en un hospital la posibilidad de recibir esa asistencia quirúrgica o de protocolos de emergencia está garantizada desde el primer segundo por la propia estructura hospitalaria. Si se da a luz en casa, ¿cuenta la matrona con los instrumentos necesarios para atajarlo?

“Seguro que no. Ni tampoco un obstetra. La matrona no está capacitada para realizar partos instrumentales de emergencia, ni una cesárea. Un obstetra tampoco cuenta con los medios para hacerlo en un domicilio, sobre todo, en el caso de una cesárea de emergencia”.

A lo largo del embarazo el médico monitoriza la evolución del bebé, su crecimiento y posición. ¿Es posible que un bebé que venía bien se ponga de nalgas en el último momento?

“Es altamente improbable la versión espontánea de un feto a nalgas a término, y casi imposible en el parto”.

En caso de que sea necesario el traslado a un hospital a mitad del parto o nada más terminar de dar a luz, por ejemplo, con una hemorragia grave o una insuficiencia respiratoria del recién nacido, ¿hay tiempo material para movilizar al paciente desde su dormitorio hasta un vehículo para llegar al hospital?

“Dependiendo de la emergencia y su causa puede dar o no tiempo. Aunque se haga con la máxima urgencia, el traslado supone un tiempo precioso que, en muchas ocasiones, puede ser fatal para el desenlace. En un hospital debidamente equipado no se tarda más de 10 minutos desde que inicias la cesárea hasta la extracción del feto, incluso menos. Un traslado, aunque sea en helicóptero va a demorar un tiempo excesivo”.

Uno de los principales motivos del auge del parto en casa es el rechazo a la llamada ‘violencia obstétrica’ (cesáreas injustificadas, administración de oxitocina, rasurado, enemas, violación de la intimidad…) . ¿Realmente el parto hospitalario es tan violento para la madre y el bebé? (en 2015 el Ministerio de Sanidad publicaba un amplio documento sobre las prácticas adecuadas en el Sistema Nacional de Salud en el que, entre otras, se desaconsejan los enemas y se establecen pautas para otros protocolos)

“El parto hospitalario no es violento. Es absurdo pensar que algún colectivo médico esté ahí para hacer daño a un paciente. Es una demagogia inaceptable que se ha difundido por redes interesadas en ello. Sí es cierto que en aras de una seguridad se tendió hasta hace relativamente poco a acometer partos muy poco cercanos. Eso es algo ya superado”.

Algunos hospitales ya ofrecen salas de parto natural. ¿En qué consisten?

“Son salas que permiten dar a luz con la máxima intimidad, pero totalmente equipadas para cada momento del proceso. Cuentan con una zona de cama y un pequeño equipamiento para moverse o posicionarse libremente. Esta área cuenta con pelota de Pilates (pelviball), silla de parto, cama multiposicional, liana fular, y barra de madera para hacer estiramientos o ayudar a las posturas verticales, alfombrilla de suelo”, señala la doctora Ana Suárez, jefa del equipo One to One del Hospital Universitario HM Nuevo Belén. La piscina para un parto bajo el agua es otro de los elementos destacados. “Hay una zona de bañera de dilatación y parto, especialmente concebida para permitir el mejor desarrollo del parto, y un aseo con una generosa ducha para utilizar el agua como eficaz aliada frente a los dolores de parto”. También hay un espacio para el descanso de la pareja o la mujer, con un sillón-relax, y mesita para leer, descansar y desconectar, separado del resto de la habitación mediante unos estores móviles”.

Los primeros minutos del bebé son cruciales. ¿Qué puede ir mal en esos momentos?

“Puede haber una falta de adaptación al medio que necesite de una reanimación fetal de grado 1 al 4, si el feto nace deprimido. En otros casos el feto nace deprimido por una falta de oxigenación en el expulsivo y por lo tanto también necesitara reanimación”.

Si un embarazo ha ido bien, el feto está bien colocado, ¿hay motivos para que el recién nacido tenga problemas en sus primeros minutos de vida?

“¡Claro que hay motivos! Puede ocurrir cualquier acontecimiento grave sin que pueda preverse con anterioridad. Por ejemplo, una insuficiente oxigenación del feto durante el parto que exige una reanimación inmediata”. El neonatólogo, José Ramón Fernández, relataba hace meses en un amplio hilo en Twitter cómo es ese primer ‘minuto de oro’ en la vida del recién nacido: cómo se realiza la ventilación asistida en un cuerpo tan frágil y pequeño, la administración de medicación intravenosa (se hace por el cordón umbilical), intubación… S Moda se puso en contacto con este facultativo, que declinó hacer más declaraciones para no avivar aún más la polémica y nos remitió al propio hilo.

¿Es legal dar a luz en casa?

«Sí. El parto en casa en mujeres de bajo riesgo y atendido por matronas profesionales ha mostrado ser una opción igual de segura que el parto hospitalario, además de ser más satisfactoria para las mujeres. Según el Tribunal Supremo Europeo de los Derechos Humanos toda mujer tiene el derecho de elegir las circunstancias en las que quiere dar a luz. Esto incluye el ámbito dónde hacerlo: en un hospital, en casa o donde estimen oportuno. Lo importante es que la mujer y su pareja tengan toda la información posible para tomar una decisión informada y que todas las instancias sanitarias trabajen en una misma dirección, y no a la contra como sucede ahora”, explica desde la Associació Catalana de llevadores, Lucía Alcaraz. Ella misma se pone como ejemplo: en 1997 tuvo a su hijo Eric en un parto hospitalario. “Mi hija, Blanca, nació en casa en 2004”.

Desde la Federación de Asociaciones de Matronas de España se apunta a ‘partos de bajo riesgo’ como los únicos indicados para realizarse en casa, siempre con la asistencia de una matrona cualificad . ¿De qué tipo de partos hablamos?

“En general, partos espontáneos de un solo bebé, en embarazos sin complicaciones y con presentación cefálica. Se desaconseja, entre otros casos, si el niño viene de nalgas, hay enfermedad coronaria o asma de la madre. La lista de casos está desglosada en la Guía Asistencial al parto en casa, redactada por la Associació Catalana de Llevadores, la FAME y la Associació de Llevadores de Parto en Casa de Catalunya. Se puede descargar gratuitamente desde la web”. Alcaraz es una de las redactoras de ese exhaustivo informe e invita a todas las mujeres a leerlo sin prejuicios.

¿Qué instrumental aporta una matrona (también llamadas llevadoras o comadres)?

“Las matronas de asistencia al parto domiciliaria estamos preparadas para muchas contingencias. Llevamos material de sutura estéril para una episotomía, medicación de urgencia como oxitocina o analgésicos locales, resucitador neonatal, sondas y documentos para la inscripción de la criatura en el Registro Civil, entre otras”.

¿Es incompatible el parto en casa con el seguimiento ginecológico del embarazo?

“Todo lo contrario: apelamos al trabajo conjunto entre todas las instituciones sanitarias. Y la cobertura por parte de la Seguridad Social de los gastos, como sucede en otros países europeos. En contra de lo que se cree, la mujer que opta por parir en casa está altamente informada, tiene estudios superiores y toma la decisión de forma plenamente consciente y sin poner en riesgo la vida de su hijo”.

No parece que fuera así en el caso de Vigo.

“Es un caso que nos duele mucho. Se están diciendo muchas barbaridades que no son ciertas. Por lo que hemos podido saber, no es que no quisiera ir al hospital, es que se le adelantó el parto y, al ser el segundo, fue mucho más rápido de lo esperado. Por eso al llegar la ambulancia no había ninguna matrona en su casa. No estaba previsto. El problema es que la ambulancia no llegó a tiempo. Esto cambia mucho la historia. En cuanto a lo de que no habían ido a las revisiones en el último mes según parece se habían cambiado de domicilio recientemente y esto cambió su médico de referencia. Sea o no cierto, la pareja atraviesa un momento muy duro y atacarlos sin saber todos los datos es tremendamente cruel”.

¿Qué papel tienen las doulas?

“No tienen formación sanitaria. Su papel es de acompañamiento a la madre y a la matrona, una ayuda esencial para encargarse del material, del apoyo emocional a la madre, de asegurar un ambiente propicio para el parto, ayudar en la lactancia… Cuando pretenden sustituir a la matrona es cuando hablamos de intrusismo y de riesgo”.

¿Cómo se pone en contacto una madre con la matrona?

“Algunas directamente consultan en Internet. Otras acuden a nosotras en busca de asesoría. Quede claro que nosotras no somos sanitarias, solo mujeres con documentación y capacidad para orientar. Pero no facilitamos un listado de matronas, porque es un servicio privado y es una decisión muy personal de cada madre”, explica Elena Gil desde El Parto es Nuestro.

¿Cuánto cuesta parir en casa?

“Al ser un servicio privado y no regulado cada profesional pone el precio que estima oportuno. La media se sitúa en torno a los 1.800-2.000 euros”.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa