Murcia, Almería o Bilbao: los pendientes grandes que conquistan el mundo se fabrican aquí

En nuestro país no dejan de nacer marcas artesanales que se suman a la tendencia global de los maxicomplementos y los fabrican en pequeños talleres repartidos por nuestra geografía.

pendientes grandes

Pendientes de Lola Verona, Après Ski y Mrlaspiur. Foto: Cortesía de las marcas

“En España siempre ha habido mucho recelo a la hora de atreverse con los pendientes grandes pero, por suerte, estamos rompiendo ese miedo poco a poco”, explican desde la marca de accesorios de madera Biruta. “La idea de que estas piezas solo se llevan en eventos importantes está cambiando y ahora se utilizan en todo tipo de ocasiones”, añade Susana López de Lola Verona. “Unos pendientes grandes y coloridos hacen el mismo efecto del carmín rojo: favorecen y te hacen sentir guapa”, cuenta a S Moda María Romero, diseñadora de la firma de maxipendientes Mrlaspiur. Tres razones de peso para explicar el fenómeno que está invadiendo la joyería española: el boom de las firmas especializadas en los pendientes de grandes proporciones.

Al calor del revival ochentero que vive la moda y las propuestas de firmas como Proenza Schouler, Céline, Marni o Delpozo, multitud de nuevas marcas españolas –la mayoría nacidas en 2016 y 2017– han decidido apostar por los accesorios atrevidos y especiales de tamaño desmesurado. A las piezas de plexiglás de Papiroga, que lleva tiempo confiando en la bisutería potente, o de Julieta Álvarez, experta en las joyas de cerámica, se suman un buen puñado de marcas que llaman la atención dentro y fuera de nuestras fronteras gracias a las redes sociales. En pequeños talleres de Murcia, Almería, Bilbao, Madrid o Barcelona están naciendo piezas únicas que se desvinculan de la discreción y sustituyen el minimalismo que rige la estética de muchas marcas joyeras nacionales por un sello de identidad tan potente como vanguardista. Y, aunque algunas también trabajan otro tipo de piezas, los pendientes especiales son el denominador común de todas ellas.

Mrlaspiur

Qué: Pendientes coloridos impresos en 3D. “Los producimos con un polímero vegetal llamado PLA que además es biodegradable y los hace ultraligeros”, cuenta la diseñadora María Romero.

Cuándo: La firma nació en el verano de 2017.

Quién: El equipo lo forman Jaime (ingeniero y músico) y María (diseñadora y artista). Mientras María se dedicaba a su obra artística, Jaime componía y diseñaba elementos decorativos. Arte y tecnología se fusionaron tras adquirir la primera impresora.

Dónde: Su taller está situado en el espacio El Invernadero de Madrid.

Por qué: “Empezamos por casualidad”, cuentan. “Todo surgió cuando decidimos imprimir los dibujos de María y nos dimos cuenta de que funcionaban bien como pendientes”. Pronto notaron un creciente interés por los modelos más arriesgados. “Las clientas que empezaron comprando los más pequeños no han tardado en pasarse a los más grandes. Incluso los brillantes, que sacamos por Navidad, triunfan tanto para fiestas como en looks más casuales”, aseguran.

Cuánto: todos sus pendientes cuestan 15, 20 o 25 euros, dependiendo del modelo. Sus best seller son ‘Milhos’ y ‘Dihos’, ambos de inspiración vegetal.

pendientes grandes

Los pendientes de Mrlaspiur creados mediante impresión 3D. Foto: Aitor Laspiur / Cortesía de Mrlaspiur

Levens

Qué: Pendientes de cerámica hechos a mano. No hay dos iguales.

Cuándo: la firma tiene un año de vida.

Quién: Mar del Hoyo, actriz reconvertida a joyera, se encarga de todo. “Soy la diseñadora, la que lleva la comunicación, la encargada de las redes sociales o de contestar los mails de los clientes. A veces recibo ayuda puntual cuando tengo un pico de pedidos pero, de momento, lo hago todo yo”, reconoce.

Dónde: Barcelona.

Por qué: “Vivía en Madrid pero me fui a Barcelona a hacer una obra de teatro”, cuenta la actriz. “Allí me apunté a clases de cerámica y con el primer pedazo de barro que me dieron hice unos pendientes. Siempre me habían gustado mucho, es una obsesión personal”, reconoce. Una cosa llevó a otra y, a través de Instagram, la empezaron a contactar para hacerle pedidos. Así fue como, de forma casual pero con mucho trabajo, fundó su propia marca. Hoy envía a Estados Unidos, Gran Bretaña o Canadá y sus joyas ya están a la venta en tiendas físicas de lugares tan dispares como Hawái o Taiwán. Tiene clientas de todas las edades y muchas ganas de expandir su marca más allá del accesorio que la llevó al éxito.

Cuánto: todos sus pares rondan los 50 euros, aunque también tienen piezas individuales por la mitad de precio.

pendientes grandes

Las piezas de porcelana de Levens arrasan en Instagram. Foto: Cortesía de Levens

Lola Verona

Qué: Pendientes de cerámica, pero también un amplio surtido de joyitas.

Cuándo: La marca nació en 2015 pero empezó a centrarse en la línea de los pendientes XL el pasado verano.

Quién: Susana López (fundadora y diseñadora) y un pequeño equipo formado por dos orfebres y tres profesionales digitales.

Dónde: Todas las piezas de cerámica las hacen a mano en su taller del madrileño barrio de La Guindalera.

Por qué: “Desde pequeña me han apasionado los pendientes grandes de todos los estilos y además me encanta trabajar con mis manos, así que la cerámica mezcla dos de mis pasiones”, cuenta Susana López cuando le preguntamos por su fuerte apuesta por los maxipendientes los últimos tiempos. “La acogida de estas piezas en Europa ha sido sorprendente desde el principio. Enviamos muchísimo a Francia, Reino Unido, Austria, Alemania o Italia”.

Cuánto: todos los pendientes de cerámica cuestan 30 y 45 euros. Los ‘Tea Red Rectangles’ son el modelo que mejor venden.

pendientes grandes

Dos de los diseños de porcelana de Lola Verona. Foto: Cortesía de Lola Verona

Biruta

Qué: Pendientes de madera artesanales.

Cuándo: Biruta nació el verano pasado. De momento solo venden a través de Etsy y en tres tiendas físicas de Murcia.

Quién: “El equipo lo formamos Mati y Sergio. Nos dedicamos al diseño/ilustración y a la fotografía/vídeo, respectivamente, por lo que nos pasamos la mitad de nuestro tiempo delante del ordenador. Debido a esto decidimos iniciar un proyecto totalmente artesanal, en el que tuviésemos que trabajar desde cero con nuestras manos”, afirman desde Biruta.

Dónde: Sus pendientes se diseñan y se crean en Murcia, en el estudio de diseño Casa Chiribiri. 

Por qué: “Muchas personas nos han intentado convencer de que hiciésemos modelos de menor tamaño, pero siempre hemos querido mantener una coherencia con nuestro trabajo y nuestro producto”, aseguran. “Decidimos focalizar la marca en los pendientes porque a Mati siempre le han encantado y porque creemos que es el complemento femenino más favorecedor”, afirman.

Cuánto: Todos sus modelos se mueven en una horquilla que va de los 20 a los 28 euros. “La pieza que más vendemos es el modelo ‘Memphis’. Nos han llegado a decir que se asemeja a una pequeña escultura e incluso ha habido chicos que nos aseguran que se los pondrían sin problema. Nos encantaría”, declaran desde la firma.

pendientes grandes

Los pendientes de Biruta están confeccionados en madera. Foto: Cortesía de Biruta

Après Ski

Qué: Pendientes de acetato de inspiración étnica, además de otras muchas joyas.

Cuándo: la firma nació en 2009 pero en sus últimas colecciones se ha centrado especialmente en los maxipendientes.

Quién: La diseñadora catalana Lucía Vergara, que antes de crear su propia marca había trabajado con Lydia Delgado o Ailanto, es el alma máter del proyecto. Su pequeño equipo está formado por Sandra, que trabaja junto a ella en el taller, e Ingrid, que se ocupa de la parte de producción, gestión comercial y comunicación.

Dónde: “Nuestra tienda/taller es un lugar apacible y acogedor en C/Vigatans 11, en el barrio del Borne en Barcelona. Tiene bastante luz, suelo de madera y techos muy altos. Nos mudamos a este local hace un año y medio y estoy muy feliz aquí. Es como trabajar en casa”, detalla Vergara.

Por qué: “Nuestras piezas son una versión actual de la joyería étnica del Sahara y Costa de Marfil, de las cruces Tuareg y otras piezas étnicas”, explica Vergara, que también viajó al Corpus Christi de Lagartera (Toledo) o al Diagosto de la Alberca (Salamanca) para investigar sobre la joyería que acompaña a los trajes regionales. “En mi opinión los pendientes grandes favorecen bastante al estar pegados a la cara, así que me hace feliz ver que las mujeres se pueden sentir más bellas llevándolos. Al principio a muchas chicas les parecían demasiado grandes, pero cada vez noto más interés por estas piezas”, garantiza.

Cuánto: 60 euros de precio medio. Su best seller es el modelo ‘Scabiosa’ (en la imagen), “el más llamativo y el que más me recuerda a mi madre”, en palabras de la diseñadora.

pendientes grandes

La firma Après Ski Foto: Pia Riverola

Lausett

Qué: Pendientes XXL de colores con formas geométricas o de animales.

Cuándo: La marca nació en agosto de 2016. En apenas un año han vendido casi 2.000 pares de pendientes y se han encargado de elaborar los accesorios del último desfile de Moisés Nieto.

Quién: Laura Pérez Vega, diseñadora y CEO de la firma, y su pareja, a cargo de la administración y comercialización del producto, forman Lausett.

Dónde: Todas sus piezas se diseñan y fabrican a mano en su taller de Almería. 

Por qué: La firma nació de forma casual cuando Laura, apasionada de los pendientes llamativos, creó un modelo que no pesaba para su propia graduación. “Siempre me habían gustado pero me los acaba quitando porque pesaban mucho”, reconoce. La clave de sus diseños es la comodidad y ligereza. Gracias a eso –y a las redes sociales– ya han llegado a Estados Unidos, Inglaterra, Alemania o Francia. “Nos gustaría ampliar a otras piezas y productos en el futuro. Nuestro objetivo para 2018 es la internacionalización”, aseguran.

Cuánto: de 25 a 55 euros, según el modelo. ‘Cleo’ o ‘Camaleon’ son sus favoritos para esta temporada.

pendientes grandes

El color y las formas divertidas son las señas de identidad de Lausett. Foto: jose_ephoto / Cortesía de Lausett

Pedrusco

Qué: Pendientes y pasadores de cerámica esmaltada, entre otras piezas.

Cuándo: la firma nace en 2012 pero cada vez dedica más atención a pendientes. En su tienda online tiene un adelanto de su próxima colección que confirma su apuesta por este accesorio.

Quién: Irene Trincado, que dejó su trabajo como estilista en una cadena autonómica para crear el proyecto, es la encargada de elaborar todas las piezas de forma artesanal: desde el primer garabato hasta el trabajo manual en el taller. Junto a ella colaboran fotógrafos como Juancar Hernández o amigas modelos que posan en sus campañas.

Dónde: “Nuestro taller se encuentra en un edificio industrial de la parte baja de Bilbao, es un espacio compartido con el estudio de diseño Meneo, funciona como showroom y también impartimos talleres de cerámica creativa”, relata la diseñadora.

Por qué: Aunque la marca va más allá de los pendientes, siempre ha apostado por la maxijoyería. Según cuenta Trincado, el interés por los pendientes llamativos es creciente y por eso les han dado más importancia en sus últimas colecciones. “En España hemos perdido el miedo a atrevernos con estas piezas y como todo, el secreto está en el equilibrio: bien combinados no tienen por qué ser bastos o extravagantes. Fuera de nuestras fronteras nuestros diseños tienen muy buena acogida, sobre todo, en Japón. Pero también vendemos en Francia, Suiza, China o Países Bajos”, aclara a S Moda.

Cuánto: sus precios van desde los 40 a los 99 euros. Los ‘Louis’ (60 euros) son los favoritos de sus clientas.

pendientes grandes

Pedrusco apuesta fuerte por los maxipendientes en sus últimas colecciones. Foto: Cortesía de Pedrusco

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa