Melania enseñó a Trump el vídeo sexual de Paris Hilton: así empezó una obsesión

"Lo he visto, sí", dijo Trump sobre el vídeo de Hilton, "creo que probablemente es desafortunado e hizo a Paris más deseable a ojos del mundo. Porque el mundo está muy jodido. Piensas que algo como eso te va a destrozar pero creo que hizo a Paris incluso mejor".

una noche en paris hilton

Nicky Hilton, Donald Trump y Paris Hilton en un evento en el año 2001. Foto: Getty Images

Donald Trump conoció a Paris Hilton cuando ella tenía 12 años. Trump y los padres de Paris, Rick y Katy Hilton, eran amigos, y cuando ella les acompañó a una velada y entró en la habitación, el actual Presidente de los Estados Unidos exclamó: “¿Quién demonios es esta?”. Así lo contaba el propio Trump en una entrevista en 2003 con Howard Stern en la que ambos jugaron a Hot Or Not y discutieron en directo a qué mujeres consideraban o no suficientemente atractivas bajo sus estándares: “¿Sabes alguien a quien un montón de gente no le da el crédito que se merece pero en realidad es increíblemente hermosa? Paris Hilton”, para después pasar a contar el momento en que la conoció.

“¿Querías tirártela?”, pregunta el presentador, famoso por sus entrevistas en tono irreverente, acuñadas como políticamente incorrectas, y que solían derivar en preguntas sobre sexo. “Bueno, a los 12 años no estaba interesado. Nunca me ha ido ese rollo… pero era preciosa. Todo el mundo carga contra ella pero es preciosa, no tiene ningún defecto”. Stern entonces pasa a preguntarle si vio el video sexual de Paris Hilton, publicado en 2003 por su ex Rick Salomon como porno de venganza. Paris tenía 18 años cuando se grabó el vídeo, Rick tenía 33. “Lo he visto, sí. Me lo enseñó Melania, la verdad. Creo que probablemente es desafortunado pero hizo a Paris más deseable a ojos del mundo. Porque el mundo está muy jodido. Piensas que algo como eso te va a destrozar pero creo que hizo a Paris incluso mejor“, comenta Trump.

Paris Hilton no lo vivió igual. El vídeo hizo a Paris más famosa, pero no de la manera en que ella hubiese querido serlo: “Fue muy doloroso, porque durante toda mi vida admiré profundamente a la princesa Diana, a todas esas mujeres elegantes e increíbles y siento que Salomon me lo arrebató”, contó en una entrevista en Marie Claire, a fin de cuentas, Hilton no dejaba de ser una rica heredera de un imperio hotelero: “Podría haber sido así, pero debido a esa cinta siempre será juzgada por un momento privado entre mi novio y yo. Ojalá nunca le hubiera conocido. Es lo único de lo que me arrepiento en la vida. Desearía no haber conocido a ese tipo. No pude salir de mi casa en meses. Estaba deprimida, humillada. No quería que me vieran en público”.

En esta misma entrevista, la periodista le pregunta a Paris Hilton por Donald Trump: “Le conozco desde que era una niña. Y siempre ha sido un hombre amable, respetuoso y dulce”. La periodista le pregunta entonces por la entrevista con Stern y Paris Hilton se encoge de hombros: “Era en el programa de Howard Stern”, dice como justificación.

En un reciente y exhaustivo perfil sobre Ivanka Trump publicado en The Cut firmado por Vanessa Grigoriadis, publicado con motivo del nuevo podcast de la hija del presidente y para el que se han entrevistado a más de 60 personas cercanas Ivanka, el asunto del vídeo sexual de Paris Hilton vuelve a salir a la luz. Las familias Hilton y Trump han mantenido relación a lo largo de los años, y Paris e Ivanka se convirtieron en amigas de la infancia hasta la edad adulta. Cuando Paris Hilton tenía 19 años, firmó con la agencia de modelos T Management, propiedad de Trump. La agencia representó también a modelos como Kate Upton o Melania Trump.

El perfil cuenta que Ivanka Trump sentía repulsión por la manera en que su padre hablaba de las mujeres –quién estaba gorda, quién no–, para pasar a relatar la extraña obsesión de Donald Trump con el vídeo de Paris Hilton: “En el año 2003, cuando salió el vídeo de Paris Hilton, Donald no dejaba de hablar de ello, diciendo ‘Paris debe estar mondándose de la risa de camino al banco, ella es la que ríe la última, es magnífica’, escribe la periodista, “Ivanka no podía creer que su padre no solo estuviera idealizando a una heredera cabeza hueca pillada chupándosela a un tío en un vídeo, sino alentándola a seguir los pasos de Paris“. Desde la Casa Blanca respondieron a estas acusaciones alegando que “son falsas y asquerosas”.

“Todo el tema de Paris hirió muchísimo a Ivanka”, comenta una amistad cercana a la familia a The Cut, “pero como con muchos otros temas de su padre, simplemente se lo tragó y siguió adelante”. Ivanka Trump no considera a su padre un hombre misógino, a pesar de que sus comentarios y actitudes machistas hacia las mujeres hayan estado a la vista de todos. A pesar de que Donald Trump haya dicho de su propia hija que es una mujer muy atractiva, y que si no se tratase de su hija saldría con ella. O a pesar de haber sexualizado a una amiga de la familia a quien conocía desde niña y haberla alentado a lanzar su propia sex tape imitándola. En el reportaje de The Cut, fuentes cercanas a Ivanka dicen que la historia que se ha contado a sí misma sobre su padre es que sus relaciones con las mujeres “son complicadas”

paris hilton trump Foto: Getty Images

Recientemente, las relaciones entre Ivanka y Paris parecen haberse enfriado, quizás solo de cara a la galería: aunque Paris Hilton defendiese a Donald Trump en el pasado, llegando a decir que las mujeres que le habían denunciado por abuso sexual “estaban intentando llamar la atención y conseguir fama”, recientemente y quizás en un intento de no manchar su nombre (y su marca), la celebrity se disculpó por esos comentarios en un comunicado en US Weekly: “Quiero disculparme por los comentarios que en una entrevista el año pasado. Estaba hablando de mis propias experiencias en la vida y del papel de los medios y la fama en nuestra sociedad, y nunca fue mi intención que mis comentarios se tergiversaran casi un año después. En el futuro continuaré haciendo todo lo posible para defender a niñas y a mujeres con la esperanza de proporcionar una voz más fuerte para aquellos que lo necesiten desesperadamente”.

En una entrevista en un programa australiano, Paris Hilton reconoció haber votado a Donald Trump en las elecciones de 2016.

Como Trump, Paris Hilton es una estratega criada en la riqueza y con olfato –y asesores– para los negocios. En la era post Me Too, a ningún famoso le sale rentable hacer victim blaming en público, pero a la heredera de una gran fortuna con miles de conexiones en común tampoco le sale rentable insultar a Donald Trump. En el perfil sobre Ivanka en The Cut se intuye la disociación necesaria que la hija ha tenido que hacer sobre su padre. También lo alienada que puede estar una mujer crecida en el privilegio y educada desde la infancia por un misógino. Citando la letra de una de las canciones de la propia Hilton, efectivamente, a menudo “the stars are blind” (“las estrellas están ciegas”).

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa