Cómo la madre de David Delfín emocionó a todos en su último homenaje

María González Corbacho recogió a título póstumo el Premio Nacional de Diseño de Moda 2016 concedido a su hijo en noviembre. No necesitó pronunciar ni una palabra para conmover a todos los allí presentes.

María González emocionó a todos los presentes al recoger el premio. Foto: Getty

El momento más emotivo del homenaje a David Delfín, celebrado ayer en el madrileño Museo del Traje, no necesitó palabras. Fue el instante en el que su madre, María González Corbacho, subió al escenario para recoger a título póstumo el Premio Nacional de Diseño de Moda anunciado en noviembre. En el mismo emplazamiento en el que el pasado 5 de junio familiares y amigos decían adiós al diseñador, su madre recogía acompañada por Gorka Postigo, fotógrafo y cofundador de la firma Davidelfin, el reconocimiento a los 15 años de trayectoria del malagueño. Vestida con un diseño negro con flores rojas en el escote de la colección Missing, la madre del creador alzaba al cielo el premio mientras un sonoro y largo aplauso acompañaba su incontenible emoción.

Méndez de Vigo hizo entrega del galardón a la madre del diseñador. Foto: Getty

La familia del diseñador estuvo acompañada y arropada por casi 200 invitados entre los que no faltaron Pablo Sáez, fotógrafo y pareja del artista; Pelayo Díaz, expareja de Delfín y un sinfín de amigos, diseñadores y personalidades de la industria de la moda (Alaska y Mario Vaquerizo, Antonia San Juan, Bibiana Fernández, Roberto Torretta, Ángel Schelesser, Helena Rohner, Juan Duyos, Moisés Nieto…) Repasamos a continuación las frases más emocionantes que nos dejaron los cinco discursos de la tarde:

Rossy de Palma. La actriz empezó sus palabras hablando de delfines y haciendo un paralelismo entre la alegría que provocan con sus saltos entre las olas y la que David Delfín contagiaba a quienes le rodeaban. «Tú, como ellos [los delfines], alegraste mucho nuestra existencia. Cuánta felicidad nos diste, cariño. Siempre fuiste especial. Visionario, audaz, rebelde de los de verdad». La musa de Almodóvar acababa su intervención visiblemente emocionada y haciendo un guiño a una de las frases del creador: «Que no se haga ilusiones el tiempo en mitigar tu recuerdo: lo queremos vivo y ardiente, lo queremos always, forever, now«.

Rossy de Palma y Bibiana Fernández a su llegada al Museo del Traje. Foto: Cordon Press

Alaska. «Hoy venimos aquí a mostrar nuestra cicatriz», dijo la cantante en referencia a otra de las consignas favoritas del diseñador en referencia a la frase del artista alemán Joseph Beuys que llevaba tatuada. Olvido Gara continuaba su intervención afirmando que «David era un ángel, un ángel divertido». «A pesar de toda esa parte seria y parte oscura con la que le gustaba jugar, era una flamenca yeyé. Y, ¿cómo se despidió David? Poniendo volantes en una colección. Entonces así es como quiero que le recordemos. Es muy bonito recordarle exactamente como él era, siempre sonriendo, y un poquito como la flamenca del Whatsapp porque esa era la actitud de David ante la vida: enfurruñarse pero acabar poniéndole volantes a todo».

Alaska y Mario Vaquerizo no quisieron faltar a la cita. Foto: Cordon Press

Modesto Lomba. El presidente de ACME (Asociación de Creadores de Moda de España), de la que David Delfín formó parte desde 2005) quiso hacer una reflexión a la importancia de su legado en la moda nacional. «La fuerza de su mensaje creativo ha logrado traspasar fronteras entre moda y arte, géneros y generaciones, lo comercial y lo artístico… Gracias a su extraordinario talento y a su sello personal marcó un antes y un después en la moda española […] David, siempre estarás en nuestro pensamiento», afirmó el diseñador.

Pablo Sáez (derecha), pareja del diseñador. Foto: Getty

Gorka Postigo. El fotógrafo y cofundador de la firma Davidelfin subió al escenario a recoger el premio junto a María González Corbacho, madre del malagueño. Visiblemente emocionado, quiso agradecer a Bimba Bosé y a David Delfín por «todo lo vivido». «Hoy somos un poco mejores gracias a ellos», afirmó al borde de las lágrimas antes de abandonar el escenario.

Pelayo Díaz, expareja del malagueño, se mantuvo en un segundo plano durante el acto. Foto: Cordon Press

Íñigo Méndez de Vigo, ministro de Cultura. Méndez de Vigo pronunció un sentido discurso en el que hizo un repaso por la extraordinaria carrera del diseñador. «David Delfín revolucionó la moda española contribuyendo con su marca a redibujar el perfil estético de la calle, de nuestra forma de vestirnos y de mostrarnos al mundo”, afirmó. Méndez de Vigo también quiso incluir a la madre de malagueño en sus palabras: “Doña María, modista, recuerda que, con tres años y en su casa de aquella calle Sol, su hijo dio con ella sus primeras puntadas”. El ministro acabó leyendo una poesía escrita por el propio diseñador y su amiga y musa, Bimba Bosé. Un broche que emocionó a los presentes por la fuerza de sus versos.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa