Sí, las joyas hechas con leche materna existen (y arrasan en EE UU)

Colgantes, pulseras o pendientes simbolizan y recuerdan el periodo de lactancia. Hablamos con una de las pocas artesanas del mundo que elabora estas piezas cuya demanda no para de crecer.

Sí, las joyas hechas con leche materna existen (y arrasan en EE UU)

Esta original joyería de leche materna ya es una realidad en Estados Unidos. Foto: Debora Lacreta

Los meses de lactancia son inolvidables para cualquier mujer que decida amamantar a su bebé. Puede que algunas los recuerden como un periodo especial en el que se sentían más conectadas a su hijo que nunca. Otras tantas quizá los rememoren como jornadas fatigosas en los que la conciliación laboral y personal se hacía más complicada de lo normal. Menos numerosas son las que convierten esta etapa en un negocio al tiempo que reivindican la visibilidad de dar el pecho. Este último es el caso de Ann Marie Sharoupim que a sus 28 años ha unido sus tres profesiones (farmacéutica, artesana y madre de dos hijos) para dar vida a Mamma’s Liquid Love (El amor líquido de mamá). Bisutería artesanal con una importante peculiaridad: la materia prima la pone el cliente y no es otra cosa que su propia leche materna. Sí, lo último en joyería rinde homenaje a las madres lactantes. Según el New York Post (estas piezas han captado la atención de numerosos medios internacionales los últimos días), ya existe una docena de tiendas que ofrecen este servicio de leche materna  y la demanda no para de crecer. Sharoupim cuenta a S Moda los secretos de su novedosa técnica y cómo una baja de maternidad fue el detonante de su empresa.

“Todo empezó con los problemas para amamantar a mis dos hijos. La más pequeña no toleraba la leche de fórmula y una amiga me donó la suya para ayudar. No sabía cómo devolverle el favor y pensé que sería muy especial hacer algo con la leche materna que sobró. Yo soy farmacéutica y mi marido trabaja con patentes así que dimos con una receta que funcionaba. Cuando le di el colgante, lloró y me dijo que era lo más bonito que le habían regalado. Quise propagar esa felicidad”, dice Sharoupim. En la tienda online se pueden encargar anillos, colgantes, pulseas o pendientes, con precios que van desde los 45 hasta los 90 euros y que, lejos de parecer extrañas piezas, se acercan al aspecto de piedras naturales con un punto nacarado. A todos aquellos que estén pensando que guardar la leche materna en una joya es algo un tanto extravagante, desagradable o la última frikada proveniente de América, quizá les alivie saber que la propia artesana habría estado de su parte. “Cada uno tiene derecho a dar sus propias opiniones. Mi ‘yo’ adolescente habría pensado que es algo desagradable, pero después de amamantar a dos hijos, lo llevo con orgullo. Es como una medalla de madre.”

joyas con leche materna

Todos los artículos de leche materna se mueven en precios que van desde los 45 hasta los 90 euros. Foto: Mammasliquidlove.com

La leche materna debe enviarse en un recipiente contenedor perfectamente sellada y con menos de 50 mililitros es suficiente para conseguir este especial recuerdo. El proceso también se puede hacer a partir de leche congelada y la artesana admite ideas para realizar un diseño lo más personalizado posible. Una vez la recibe, Sharoupim la trata esterilizándola para después encapsularla en resina. No todas las joyas serán igual, porque cada leche materna tiene un color distinto, desde un blanco transparente hasta un amarillo mantequilla, “es lo que lo hace tan especial”, apunta. En menos de dos meses se atienden los pedidos y la vida de joya no parece ser tan perecedera como un brik de leche fuera de la nevera. “El primer modelo que creé hace un año continúa en perfectas condiciones después de un uso repetido. Ofrezco un año de garantía en caso de que le pase algo a la leche, pero nunca he tenido quejas”.

joyas con leche materna

Sharoupim desea que sus joyas sirvan también como visibilización de la lactancia materna. Foto: Debora Lacreta

Pero, ¿cómo saber que la joya recibida proviene de la leche materna que has enviado? La artesana intenta ser tajante y pide confianza: “Aunque no hay ninguna manera de ‘probar’ que uso la leche de cada cliente, como madre lactante conozco la importancia y el simbolismo de estos objetos. Como farmacéutica, la precisión y la exactitud es esencial; un error al tratar la prescripción de un paciente podría conllevar reacciones adversas muy serias e incluso la muerte. Cargo con esa responsabilidad”, aclara la farmacéutica.

Además de ser una mera joya, Sharoupim también quiere que sus artículos ayuden a reivindicar y visibilizar la lactancia materna, para que las madres puedan sentirse orgullosas de las horas de trabajo que conlleva amamantar a un niño. “Sensibilizar sobre la lactancia es extremadamente importante. Me frustra escuchar que una madre ha tenido que taparse para alimentar a su niño, porque la gente no nos pide taparnos cuando comemos siendo adultos”. Se pueden hacer pedidos desde nuestro país, y aunque Mamma´s Liquid Love no cuenta todavía con planes de expansión (“soy una mamá muy ocupada”), Sharoupim nos confirma la buena salud del reciente negocio, que mantiene abierto desde principios de este año. “Las ventas están creciendo gracias al boca a boca. No mucha gente sabe que existimos y las madres lactantes lo lleven con orgullo. Sus cuerpos fueron capaces de alimentar a sus hijos. Eso es increíble”.

joyas con leche materna

“Mi ‘yo’ adolescente habría pensado que es algo desagradable, pero después de ser madre lo llevo con orgullo”, dice Sharoupim. Foto: Debora Lacreta

Etiquetas: ,
0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en App

    App S Moda

    También en App

    S Moda en Apple Store S Moda en Google Play S Moda en Kiosko y Más
  • Este mes en

    S Moda

    Este sábado 16 de diciembre gratis con El País

    Revista S Moda