Cómo tu cuenta de Instagram puede conseguirte una carrera en el cine

Bria Vinaite, una de las actrices revelación del año gracias a la película The Florida Project, fue elegida gracias a los vídeos publicados en su perfil. Las redes sociales son ya un incuestionable actor de peso en la industria.

instagram

Bria Vinaite, descubierta para el cine gracias a Instagram. Foto: Getty

Para Bria Vinaite todo empezó dando saltos en su patio. Saltos desacompasados, más cerca de lo que calificaríamos como payasada que de un ejercicio coreografiado, que decidió grabar y publicar en su cuenta de Instagram. Es mayo de 2016 y Sean Baker, el cineasta de moda en el circuito indie gracias a la premiada película Tangerine –rodada con un iPhone 5s–, busca actores para su nuevo proyecto. Tantea a varios intérpretes conocidos e incluso a alguna estrella del pop, pero no terminan de convencerle para dar vida a la madre de la niña protagonista. Teme que la fama de sus rostros saquen al espectador de la historia. En un descanso, dedicado este a pasear por Instagram al igual que Newton paseaba por los jardines, la manzana golpeó a Baker. Se encontró con el vídeo de una joven que daba saltos en su patio, desvergonzada y despreocupada, que le hizo reír a carcajadas. “Esta es especial”, exclamó. Allí estaba su personaje. Daba igual que la joven fuera una diseñadora de moda con fijación por la marihuana sin ninguna experiencia en la interpretación, Baker le mandó un mensaje privado para proponerle trabajar juntos. Año y medio después, The Florida Project es una de las películas del año para la crítica (con una nota media de 92/100 en Metacritic) y Vinaite, la “mayor revelación” de la temporada según The Guardian. Sus saltos de Instagram son de alegría.

Mood 24/7

A post shared by Bria Vinaite (@chronicflowers) on

“En el pasado, un actor habría tenido que venir a Los Ángeles, conseguir un manager y un agente y entrar en una base de datos. Pero ahora puedes ver a gente de cualquier parte del mundo si te tomas el tiempo”, afirmaba Sean Baker en una entrevista para Wired. Es el caso de Vinaite, que ha pasado de diseñar merchandising de temática cannabica con su firma online Chronical Designs a compartir escenas con el legendario Willem Dafoe, en uno de los filmes que mejores críticas cosechó en el Festival de San Sebastian. The Florida Project narra a modo de documental el día a día de un motel en el que se alojan familias desfavorecidas y disfuncionales a través de los ojos de una niña de seis años (Brooklynn Prince, quédense con el nombre). La actriz da vida a la madre soltera de 22 años que apenas consigue mantener, económica y educativamente, a su hija. Dafoe, al manager del establecimiento. Calificada como la Moonlight de 2017 –la distribuye la misma compañía, A24–, suenan campanas de Óscar para el filme que conjuga la denuncia social con una colorista estética wesandersiana, evocando el hecho de que el lugar más mágico sobre la faz de la tierra, Disneyland, se levanta a escasos kilómetros del barrio marginal.

instagram

El reparto al completo de ‘The Florida Project’. Foto: Getty

Vinaite ya cuenta con el clásico agente y asegura “haberle picado el gusanillo” de la interpretación. Aunque su caso supone casi un accidente de difícil repetición, cada vez son más los directores de casting que han sustituido las salas de audición por tardes de rastreo en redes sociales. Marci Liroff, que ha buscado talento para trabajos de Steven Spielberg o Ridley Scott, escribía en Backstage que “aunque la presencia en redes sociales no es imprescindible a la hora de conseguir un papel, sí que ayuda”. Y lo que parece una oportunidad para la democracia universal también puede convertirse en un arma de doble filo. No extraña por tanto que algunos de los actores mejor pagados de la actualidad hagan gala de mayores dotes mercadotécnicas que interpretativas. Auténticos reyes Midas como Dwayne Johnson o Vin Diesel, dos de los tres que más dinero recaudaron, también están en lo más alto de los intérpretes más seguidos en Facebook. Especialmente Diesel, cuyos 101 millones de fans hacen de él la estrella de cine más aclamada sobre la tierra en dicha red social, por delante de Will Smith o Selena Gomez. Los estudios están comenzando a desviar partidas publicitarias anteriormente destinadas a los medios tradicionales a las nóminas de sus cabezas de cartel. Según destaparon los correos filtrados por un ataque hacker en 2014, en la comedia El gurú de la bodas el actor Kevin Hart negoció un ingreso adicional como requisito para promocionar el filme en sus cuentas personales, algo que no sentó muy bien en los despachos de la multinacional Sony.

instagram

Las debutantes Bria Vinaite y Brooklynn Prince, madre e hija en la ficción. Foto: A24

Algunas estrellas han confesado ser muy conscientes de que su número de seguidores ha pesado más que su talento a la hora de conseguir un rol. Sophie Turner, Sansa Stark en Juego de Tronos, es una de ellas: “Adicioné para un proyecto y la decisión estaba entre yo y otra chica que es mucho mejor actriz, muchísimo mejor, pero yo tenía más seguidores así que conseguí el trabajo. No es justo, pero es una parte de la industria cinematográfica”, dijo en la revista Porter. Solo en Instagram Turner tiene más de 7 millones de seguidores. Emma Thompson, ganadora de dos Óscar de la Academia, ya advirtió al respecto en una recepción previa a los premios Bafta de 2016. “Estamos eligiendo actores con una gran masa de seguidores para usarlos a la hora de vender las películas. Los intérpretes están empezando a verse atados a sus perfiles en redes sociales desde una perspectiva empresarial y creo que eso es un desastre”.

instagram

Sophie Turner y Emma Thompson han protestado contra la importancia de las redes en las audiciones. Foto: Getty

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en App

    App S Moda

    También en App

    S Moda en Apple Store S Moda en Google Play S Moda en Kiosko y Más
  • Este mes en

    S Moda

    Este sábado 18 de noviembre gratis con El País

    Revista S Moda