10 razones por las que ‘Wonder Woman’ es la película que necesitábamos

El filme protagonizado por Gal Gadot llega a las taquillas españolas para confirmar una repercusión social sin precedentes en el género de superhéroes.

Wonder Woman

Patty Jenkins, la directora que ha batido todos los récords con el filme. Foto: Warner Bros

Ha conquistado la crítica y la taquilla. Las redes sociales y los colegios. La industria de la moda y el arte callejero. La película más debatida, tuiteada, polémica, influyente y esperada de lo que llevamos de año por fin llega a los cines. Wonder Woman aterriza en las taquillas españolas (se estrena el 23 de junio) siendo mucho más que el enésimo filme de superhéroes que Hollywood presenta al mundo cada tres meses. Las críticas favorables y su éxito en la taquilla norteamericana la han convertido en un fenómeno con repercusión fuera de la pantalla. Contradiciendo a aquellos que aseguraban que las películas protagonizadas y/o dirigidas por mujeres no interesan al gran público. Porque aunque su madre piense lo contrario (“ten cuidado en el mundo de los hombres, ellos no te merecen”, le apercibe), la historia de una princesa guerrera que decide luchar contra hombres que solo quieren ver el mundo arder no podía llegar en mejor momento. Estas son algunas de las razones que explican por qué Diana, de Temiscira, es el icono cinéfilo de 2017:

Porque las heroínas sí interesan

Hace 12 años, los consecutivos fracasos de crítica y público cosechados por Elektra, Catwoman y Aeon Flux dieron rienda suelta a las voces que aseguraban que las películas protagonizadas por heroínas no despertaban la curiosidad del espectador. Como consecuencia de todo aquello, los personajes femeninos de cómic quedaban relegados a papeles de reparto como la Viuda Negra de Scarlett Johansson (¡hasta Ant-Man tiene una película en solitario!). Mientras que Marvel y DC renegaban de ellas, franquicias como Star Wars, Los Juegos del Hambre y Mad Max arrasaban la taquilla con actrices como epicentro de sus historias. Los 600 millones de dólares (y contando) que lleva recaudados Wonder Woman han dejado a la meca del cine sin excusas y en los próximos meses llegarán nuevas heroínas como Capitán Marvel (con Brie Larson), Gotham City Sirens (lideradas por la Harley Quinn de Margot Robbie) y Silver and Black, situada en el universo de Spider-Man.

Porque ahora las niñas quieren ser amazonas… y los niños también

En los días posteriores al estreno, la directora Patty Jenkins compartió en Twitter los comentarios de una profesora de guardería sobre el impacto que el filme había tenido en sus alumnos. Entre los hallazgos más increíbles, el niño que pidió a sus padres que le cambiaran la merendera de Iron Man por una de Wonder Woman o la niña que lleva su armadura a clase “para estar lista en caso de que haya que salvar el mundo”. Un tuit convertido en viral y que ejemplifica lo que la superheroína significa para los más jóvenes. Porque como dice el dicho, “si pueden verlo, pueden serlo”.

Wonder Woman

Según crítica y público, Wonder Woman (Gal Gadot) es la heroína que los espectadores necesitábamos. Foto: Warner Bros

Porque una mujer sí puede dirigir un taquillazo de éxito

Del medio centenar de películas de superhéroes que han inundado las pantallas durante los últimos años ninguna había sido dirigida por una mujer. Gracias a Patty Jenkins (Monster) la espera ha terminado y de qué manera. Wonder Woman se convirtió en el mejor estreno en Estados Unidos de cualquier filme con una directora a los mandos. El 52% de los espectadores que acudieron a verla en su fin de semana de estreno fueron mujeres, poniendo en cuestión la mayor predilección masculina por este género cinematográfico.

Porque la moda ha caído rendida a sus pies

Gracias a la repercusión conseguida por la primera Mujer Maravilla cinematográfica de la historia, el legendario personaje ha sido recuperado por la industria textil. Decenas de productos temáticos han copado las estanterías en las tiendas de cadenas low cost como Zara, H&M y Primark; y hasta de firmas tan prestigiosas como Valentino y Jean Paul Gaultier.

Porque Diana no es un objeto hipersexualizado

Gal Gadot ha conseguido modernizar el personaje y conectar con el público. Ella misma tuvo que sufrir furibundas críticas durante el anuncio de su fichaje, debido a la delgadez y ausencia de curvas, que la alejaban de la hipertrofia de carne propia del cómic. “¿Qué opinas de mis pechos?”, preguntó sarcástica al presentador Jimmy Kimmel aludiendo a los comentarios vertidos por los fans del cómic. Lo cierto es que su recorrido vital la convierte en la actriz mejor preparada de la historia para dar vida a una heroína. Pese a que con 19 años fue elegida Miss Israel y candidata a Miss Universo, decidió dejar la pasarela por la interpretación. Antes de viajar a Hollywood, Gadot cumplió los dos años del servicio militar obligatorio en su país natal, aprendiendo a manejar cualquier tipo de arma. En el filme se produce una inversión de los roles arquetípicos en el cine de acción, siendo ella la que salva continuamente a su compañero e interés romántico, Steve Trevor (interpretado por Chris Pine).

Porque ser actriz y cumplir los cincuenta no significa firmar tu jubilación

La primera parte del filme cuenta el crecimiento de Diana en la isla mitológica de Temiscira, habitada únicamente por amazonas. La crítica ha celebrado especialmente la espectacularidad de las escenas que tienen lugar en este escenario en el que dos actrices veteranas de Hollywood tienen todo el protagonismo. Connie Nielsen y Robin Wright dan vida a la Reina Hyppolita y su hermana, la General Antíope, en dos elecciones de casting tan acertadas como sorprendentes, teniendo en cuenta la histórica discriminación sexista en este tipo de roles. Si todavía buscas una razón para ver el filme, disfrutar de Wright repartiendo mandobles indiscriminadamente es una de peso.

Wonder Woman

Robin Wright (‘House of Cards’), como nunca antes la habías visto. Foto: Warner Bros

Porque el proyecto parecía maldito

Los primeros rumores sobre una película de Wonder Woman en el siglo XXI se remontan al comienzo de este, en 2001. El productor de Matrix, Joel Silver, quería a Sandra Bullock como protagonista de esta historia que nunca vio la luz por desavenencias con el guión. Cuatro años después contrataron a Joss Whedon (Buffy, Los Vengadores) para dirigir una versión situada en la actualidad y con Cobie Smulders (Robin en Cómo Conocí a Vuestra Madre) como amazona. En 2011 una serie de televisión fue cancelada y cineastas como Nicolas Winding Refn (Drive) y Michelle MacLaren (Juego de Tronos) rechazaron el proyecto. Finalmente fue la directora de corte independiente Patty Jenkins la elegida y, por lo que dicen los números, también la ideal.

Porque hasta Oprah Winfrey organiza fiestas temáticas en su honor

No existe mejor indicativo para confirmar que tu película ha sido un éxito.

Party ovah here! #wonderwoman

A post shared by Oprah (@oprah) on

Porque su éxito está cabreando a la gente correcta

La polémica ha acompañado a la película desde el anuncio hasta el comienzo de su producción. Primero porque los pechos de la protagonista eran demasiado pequeños y después por una proyección de Wonder Woman solo para mujeres (o personas que se sienten como tal) organizada por la cadena de cine The Alamo Drafthouse. Las hordas machistas pusieron el grito en el cielo por estos pases exclusivos que “discriminaban” al público masculino pese a ser una acción benéfica en beneficio de Planned Parenthood, una asociación dedicada a la protección de la mujer y la familia, en el punto de mira de Donald Trump desde su llegada a la Casa Blanca. Cuando uno de estos ofendidos preguntó a los cines qué diría la prensa si organizaran una exclusiva para hombres, Alamo zanjó la polémica al confirmar que ya lo hicieron antes, con la película Entourage.

Porque es lo que necesita el mundo en los tiempos de Trump

“Cuando ves que algo va mal en el mundo, puedes actuar o no actuar. Ya he intentado lo de no actuar”, le dice Steve Trevor a Diana, verbalizando el espíritu activista que recorre todo el metraje. La Mujer Maravilla ha sido un icono feminista desde su origen y lo es también en el siglo XXI, convirtiéndose en el personaje de ficción más repetido en las pancartas de las marchas del pasado enero junto a Leia Organa. Según afirma la prestigiosa escritora Shirin Taber en The New York Times, “Wonder Woman ilustra una robusta perspectiva de roles femeninos y la necesidad de que sean entrenadas no solo para ganarse la vida, también para desarrollar un movimiento feminista comprometido con la creación de una sociedad libre y segura”. En estas jóvenes amazonas depositamos nuestras esperanzas.

20 pruebas de que la moda ha caído rendida ante el poder de ‘Wonder Woman’

20 pruebas de que la moda ha caído rendida ante el poder de ‘Wonder Woman’

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en App

    App S Moda

    También en App

    S Moda en Apple Store S Moda en Google Play S Moda en Kiosko y Más
  • Este mes en

    S Moda

    Este sábado 18 de noviembre gratis con El País

    Revista S Moda