rosa fucsia

Manual práctico para vestir de rosa fucsia este verano

Después de ver a la reina Letizia con un llamativo vestido en este tono de Carolina Herrera, nos asalta una duda, ¿cómo y cuándo podemos llevar este color sin dar la nota?

Más fotos
  • Foto: Getty

    1 de 10

    /  El pasado lunes la reina Letizia rescataba uno de sus vestidos más potentes. Un Carolina Herrera hecho exclusivamente para ella y que ya estrenó el verano pasado en su viaje por Estados Unidos. Un color atrevido que obliga a fijar la atención en quien lo lleva. Por eso, más que nunca, conviene repasar algunas reglas básicas para vestir de este tono sin dar la nota (más allá de lo necesario). Con algunos conocimientos básicos, el fucsia es un color para llevar a cualquier hora y en cualquier ocasión.

  • Foto: Getty

    2 de 10

    Arriba el minimalismo Es la primera máxima con la que deberás familiarizarte si piensas usar este color. El rosa fucsia tiene la suficiente presencia como para no necesitar nada más. En serio, nada más. Tu mejor aliado será el color nude o el más aséptico posible y de ese tono deberán de ser los zapatos y el bolso que lleves. Con esta simple fórmula, podrás llevar el fucsia a plena luz del día sin resultar un escándalo público.

  • Foto: Getty

    3 de 10

    Fucsia de día Con la regla de oro como premisa fundamental, si quieres lucir este color de buena mañana, apuesta por vestidos de factura sencillísima. Cortes fáciles, sin demasiadas estridencias y cuanto menos tela mejor. Esto quiere decir, que huyas de las faldas largas, por muy vaporosas y por mucha sneaker que le pongas, y apuesta por vestidos tipo cóctel de silueta relajada.

  • 4 de 10

    Adiós joyas, adiós Si piensas rematar el look con el collar de eslabones XL y los pendientes de inspiración ochentera vuelve al punto número uno y repite: arriba el minimalismo. Si llevas fucsia, no deberías de llevar nada más. O en su defecto, casi nada más. Opta por joyas sencillas de corte clásico y en cantidades reducidas. Y, sobre todo, elige solo una cosa.

  • Foto: Imaxtree

    5 de 10

    Evita volúmenes y encajes A no ser que la cita incluya una alfombra roja o algún photocall y tú seas la estrella invitada, evita los vestidos de este color con demasiados volúmenes, volantes o encajes. Si este tipo de siluetas son de por sí recargadas, teñidas de fucsia, el efecto barroco se multiplica al cuadrado.

  • 6 de 10

    Pink power en la oficina El rosa es el color femenino por excelencia. El traje de chaqueta y pantalón, el símbolo de poder tradicionalmente masculino. Juntos son el conjunto definitivo que necesitas para empoderarte en una reunión o en su defecto, la fórmula imbatible para ir al trabajo con energía. Una manera fácil de darle un punto diferente a un (a veces) aburrido traje de chaqueta y pantalón. Julia Roberts nos inspira con otra fórmula: camisa y pantalón palazzo.

  • Foto: Instagram @chiaraferragni

    7 de 10

    A la playa El fucsia y ese tono bronceado que empiezas a coger después de unos días de pisicina o de playa son estupendos compañeros. Para darle el rollo noventero tan de actualidad, hazte con un biquini o bañador de inspiración surfera o deportiva. Con grandes cremalleras a la vista o en neopreno y voilà, así llevarás como nadie el fucsia a la playa.  

  • Foto: Zara

    8 de 10

    De boda El verano es la temporada de las bodas por excelencia. Muy probablemente estarás invitada a más de dos –y más de tres– este año y la pereza es total cuando piensas en qué ponerte. Vestir de rosa fucsia puede ser la solución a tu falta de ideas. Solo necesitarás un vestido corto de silueta sencilla y unas sandalias de tiras finas, en negro o en nude. Algún pendiente, por aquello de subir el look y nada más. Fácil y eficaz.

  • Foto: Attico

    9 de 10

    De noche Si no piensas renunciar a nada y quieres el fucsia, la lentejuela y el volante porque por la noche todo está permitido, utiliza el rojo como punto de contraste. Ya sea en las prendas o jugando con los accesorios conseguirás un efecto rompedor que acabará con lo ñoño o recargado de un plumazo.

  • Foto: Getty

    10 de 10

    En pequeñas dosis Si tienes miedo a pasarte y convertirte en el centro de atención allá donde vayas, utiliza entonces el fucsia en pequeñas dosis. Unos zapatos, un cinturón o un detalle de tu look serán suficientes para sacarle toda la luz a este color sin riesgo de caer en el exceso. También puedes combinar prendas de diferentes tonos de rosa creando un efecto degradado mucho más suave y discreto.

Etiquetas: ,
0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa