globos de oro

Penélope Cruz en una escena de 'Nine'. Foto: Cordon Press

‘Sobornos’ históricos y otros escándalos que casi acaban con los Globos de Oro

Ganadores elegidos a dedo, denuncias por racismo y acoso sexual… Durante años, los premios otorgados por la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood han estado en entredicho. Estas son algunas de las polémicas que casi arruinan su reputación.

Más fotos
  • Foto: Getty / Cordon Press

    1 de 7

    1. El chollo de los Globos al descubierto. La HFPA (Hollywood Foreign Press Association o Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood) fue creada en 1943 por un grupo de periodistas extranjeros molestos por no poder codearse con actores de primer nivel. Recibir un Globo de Oro era lo más hasta que en 1964 la Comisión Federal de Comunicaciones (Federal Communications Commission) denunció que la institución, a través de un grupo de anunciantes, “había engañado a la audiencia a la hora de seleccionar a los ganadores”. No sólo se descubrió que los elegían a dedo si no que eran sustituidos por otros nominados si no acudían a recogerlo. Así fue como de 1968 a 1974, la cadena NBC se negó a retransmitir la lucrativa ceremonia. Después de muchos tumbos, en 1995 regresaría oficialmente al canal, que seguirá emitiendo la ceremonia por contrato, al menos, hasta 2027.

  • Foto: Getty / Cordon Press

    2 de 7

    2. Pia Zadora y el soborno de su marido. Es raro que no se haya hecho ya una miniserie sobre el dudoso éxito de Pia Zadora, conocida en medio mundo más por su dueto con Jermaine Jackson, hermano de Michael, que por haber ganado un Globo de Oro. Su marido, el magnate Meshulam Riklis, al que la cantante había conocido a los 19 años cuando él tenía 49, invitó a los miembros de la asociación a su lujoso casino de Las Vegas y a una proyección privada en su mansión de La marca de la mariposa, un infame drama sobre la relación incestuosa entre un padre y su hija, del que nadie había oído hablar. Pia Zadora tiene el dudoso honor de haberse llevado al mismo tiempo el Globo a mejor nueva actriz y el Razzie a peor nueva actriz. Zadora se hundió definitivamente al optar a otro Razzie por Chica solitaria, en la que era violada por Ray Liotta con una manguera. "No hay forma de que este premio se pueda comprar", insistió Marianne Ruuth, entonces presidenta de la HFPA, pero así ha pasado a los anales de la turbia historia de los Globos de Oro.

  • Foto: Getty / Cordon Press

    3 de 7

    3. Nominaciones raras, raras. En 2009, antes de que a Harvey Weinstein se le viniera el mundo encima, el temido productor logró colocar una de sus más mediocres películas entre las candidatas al Globo. Nine obtuvo cinco nominaciones, incluidas la de mejor película, canción, actores principales –Daniel Day-Lewis y Marion Cotillard– y actriz de reparto (Penélope Cruz). Si allí triunfó el todopoderoso don Dinero, en 2013 lo hizo el amor eterno por Kate Winslet, candidata como mejor actriz por Una vida en tres días, cuando lo cierto es que Paramount había cancelado su carrera de calificación al retrasar su estreno al 31 de enero de 2014. A la HFPA no le importó que no pudiera ser fuera elegible e incluyó a la actriz.

  • Foto: Getty / Cordon Press

    4 de 7

    4. Tongo con The Tourist. El caso más sonado, sin embargo, ha sido el de The Tourist nominada en 2011 a mejor comedia o musical, a pesar de que el filme es un thriller de espionaje. Se rumoreó que Sony había comprado a los votantes con un viaje a Las Vegas, con todos los gastos pagados, que incluía un concierto de Cher (ese mismo año también fue nominada la dudosa Burlesque en la que intervenía la cantante). El tongo no pasó desapercibido durante la gala, en la que el presentador Ricky Gervais no se cortó un pelo mostrando la evidencia. “Es un gran año para el 3D: Toy Story, Gru: Mi villano favorito, Tron… Parece que todo este año sea tridimensional excepto los personajes de The Tourist”. Añadió que no había visto la película. “Pero, ¿quién la vio?”. Y que había sido elegida exclusivamente para poder contar con Johnny Depp y Angelina Jolie. Entonces, la cámara enfocó al actor al que se pudo ver riendo nervioso.

  • Foto: Getty / Cordon Press

    5 de 7

    5. ¿Globos racistas? Un error lo puede tener cualquiera, pero el Twitter oficial de los Globos de Oro llegó a confundir en un par de ocasiones a dos actrices latinas, Gina Rodriguez (Jane the Virgin) con America Ferrera (Ugly Betty), cuando ésta anunciaba a los nominados de 2015. Dos años después, la actriz Jada Pinkett insinuó en su cuenta que habían ninguneado a la cómica Tiffany Haddish porque los votantes ni siquiera sabían que existía Plan de chicas, comedia que la mujer de Will Smith coprotagoniza. “No estoy molesta porque no tenga una nominación. Estoy desanimada por el hecho de que no hayan visto la cinta. Fue una de las películas de más éxito del verano y Tiff fue la persona más divertida en una pantalla de cine en 2017”. La revista Vanity Fair añadió en un artículo que este hecho se enmarcaba “en una preocupante tendencia de la temporada de premios: ignorar el arte negro que no se centra en el sufrimiento”. Como apuntó Jada Pinkett: “La industria debe ampliar sus conceptos de raza, igualdad de género e inclusión con respecto a su percepción de la realidad”.

  • Foto: Getty / Cordon Press

    6 de 7

    6. La categoría de comedia… de risa. No es un caso aislado, además de The Tourist o de Marte, el drama espacial con Matt Damon, los Globos de Oro suelen nominar como comedia-musical películas que no lo son. El último caso ocurrió en 2017 con la aplaudida Déjame salir, un thriller de terror, la sátira de un hombre negro en un mundo de blancos. Su director, Jordan Peele, se preguntó en su perfil de Twitter qué tenía de graciosa su película y llegó a tuitear que ya puestos mejor decir que era “un documental”. Esta tendencia extraña de etiquetar como comedia-musical películas que difícilmente lo son se puede comprobar en esta edición, pero al contrario. Porque Bohemian Rhapsody o Ha nacido una estrella, que compiten a mejor drama, ¿no deberían ser categorizadas como musicales?

  • Foto: Getty / Cordon Press

    7 de 7

    7. Denuncia por acoso sexual. En 2003 esta denuncia pasó un pelín desapercibida, pero volvió a salir a la palestra en marzo de 2018 a través de una entrevista concedida por Brendan Fraser a la revista GQ. Según el actor, el periodista Philip Berk, que se convertiría dos años después en presidente de la HFPA, se le acercó en una fiesta y, sin mediar palabra, le agarró del culo y le tocó, metiéndole el dedo entre la zona de los testículos y el ano. Berk escribió en su autobiografía que sólo le había pellizcado el culo en plan broma. Pero aún así admitió haber enviado un escrito a la HFPA pidiendo disculpas por lo ocurrido. Tras la entrevista en la que Brendan Fraser reconoció haberse sentido traumatizado desde entonces, la HFPA volvió a emitir un comunicado confirmando que el acto fue inapropiado pero no podía tildarse de acoso sexual, y que el actor había continuado asistiendo a los eventos de la HFPA sin mayor problema, incluidos los Globos de Oro. Fraser se había visto animado por el movimiento #MeToo que, paradójicamente para él, había obtenido gran repercusión en la última gala de los Globos, desde los gags del presentador Seth Meyers al enfurecido speech de Oprah Winfrey, entre otras muchas alusiones.

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa