Los Versace contraatacan: “Es triste y reprobable que hayan elegido esta versión de la historia de Gianni”

Un segundo comunicado de la familia del diseñador vuelve a poner en cuestión la credibilidad de una de las series más esperadas del año. Esta es la cronología del desencuentro.

Gianni Versace

Edgar Ramirez y Penélope Cruz, como Gianni y Donatella Versace en la esperada serie.

En octubre de 2016 el creador de series de televisión –y una de las cabezas más privilegiadas y respetadas de la industria americana– Ryan Murphy (Glee, Feud) anunció que la tercera temporada de su antología American Crime Story versaría sobre el asesinato de Gianni Versace. La expectación ante tal anuncio provocó incluso un cambio en el calendario previsto, retrasando el estreno de la que debía conformar la segunda tanda de episodios, sobre el huracán Katrina. Si su aproximación al caso O.J. Simpson se había saldado con 4 premios Emmy y 2 Globos de Oro, las posibilidades que brindada la polémica muerte del diseñador italiano, nunca esclarecidas del todo, se multiplicaban con la inclusión de un reparto de campanillas. Entre las incorporaciones de Edgar Ramirez (La chica del tren) o Darren Criss (Glee) destaca el debut de Penélope Cruz en la televisión estadounidense dando vida a Donatella, que recibió de buen grado la noticia e incluso ha tenido contacto con varios de los implicados durante la producción de la serie. Sin embargo, a escasos días del estreno de American Crime Story: El asesinato de Gianni Versace, la firma de moda ha sorprendido a todos con un duro comunicado en el que se desmarca completamente de una serie, a la que tilda como “pura obra de ficción”. ¿Qué ha provocado el desencuentro?

Gianni Versace

Darren Cris, Cruz, Ramirez y Ricky Martin en la premiere de la serie. Foto: Cordon Press

“La familia Versace no ha autorizado ni se ha implicado de ninguna manera en la creación de la serie ni el libro en el que se basa la historia”, asegura el conglomerado de moda en una nota que rompe su silencio en torno a la esperada producción. La cadena responsable, FX, no tardó en responder. “La serie está basada en el best-seller de no ficción Vulgar Favors de Maureen Orth, muy documentado y autentificado, que examinó la verdadera ola de criminalidad de Andrew Cunanan. Nosotros apoyamos su meticulosa investigación”.

El intercambio de declaraciones ha continuado esta misma semana, con el creador Ryan Murphy alegando que los Versace deberían ver la serie antes de cargar contra ella. “Siento que si tu familia es representada alguna vez en un obra, lo natural sería tener una actitud de ‘Bueno, vamos a esperar y ver qué pasa”. En un segundo comunicado, los Versace rebaten la credibilidad del libro de Orth, asegurando que está poblado de “cotilleo y especulaciones”, además de ser “sensacionalista y lleno de contradicciones”. “Gianni fue un hombre valiente y honesto, comprometido con el trabajo humanitario en beneficio ajeno. De todas las posibles representaciones de su vida y legado, es triste y reprobable que hayan elegido presentar la versión distorsionada y falsa de Maureen Orth”. Por su parte, el también productor Brad Simpson recalcó el increíble prestigio de la autora y aseguró que nunca intentaron que los Versace autorizaran su trabajo: “Tienen todo el derecho a sentirse como quieran, pero seguimos manteniendo que la serie es veraz”.

No es la primera obra que trata de abordar la muerte de Gianni Versace en manos del asesino en serie Andrew Cunanan, pero sin duda es la de mayor perfil hasta la fecha. Muchos de los protagonistas decidieron ponerse en contacto con sus álter ego en busca de antecedentes para sus personajes, más aún cuando existen todavía muchos cabos sueltos en una investigación que el jefe de policía encargado definió de “barco hundido”. Así lo hizo por ejemplo Penélope Cruz, que no aceptó el papel hasta contar con la aprobación de su gran amiga Donatella. “Tuve una conversación con ella que quedará entre nosotras. No quiero entrar en detalles, pero fue larga… Y muy importante para mí. Creo que sabe que la manera en la que la interpreto demuestra mi amor y mi respeto hacia ella”, dijo la madrileña a Entertainment Weekly. Esta misma semana Cruz confesó en la premiere de la serie que esta le había enviado flores esa misma tarde, con el enfrentamiento entre la firma y la serie siendo ya de magnitud pública.

Ricky Martin, que se pone en la piel de la última pareja reconocida del diseñador, Antonio D´Amico, mantuvo una conversación telefónica con él, asegurándole “que la gente se enamoraría de su relación sentimental con Gianni”. Sin embargo, este fue uno de los primeros en cargar contra la serie cuando se filtraron las primeras imágenes de la escena de la muerte del diseñador. “La imagen de Ricky Martin sosteniendo el cuerpo en sus brazos es ridícula. Quizá sea una licencia poética del director, pero no es como yo reaccioné”.

Gianni Versace

Esta escena provocó la primera disputa entre los responsables y la pareja de Gianni, Antonio D’Amico. Foto: Cordon Press

El pasado marzo, la directora creativa de Versace también expresó su preocupación al productor ejecutivo Ryan Murphy por el retrato que haría la serie de sus hijos, aún menores de edad en 1997. En la primera temporada, The People Vs. O.J. Simpson, las Kardashian todavía niñas también tuvieron un cameo. Donatella, que siempre ha guardado la privacidad de su familia, pidió que sus hijos fueran eliminados del montaje final. “Creo que hemos sido muy respetuosos con la familia. Ella tenía algunas peticiones sobre cómo sus hijos deberían ser representados en la serie. La escuché. Como padre, lo entendí. No estaba interesado en entrar ahí, por respeto hacia ella”, afirmó el productor.

Este respeto parece no haber trascendido del todo, a tenor del reciente comunicado emitido desmarcándose de los hechos contados. Hasta su estreno norteamericano, fijado para el 17 de enero, no podremos comprobar en primera persona el grado de verosimilitud de la serie. Las primeras críticas publicadas indican que el verdadero protagonista es su asesino, Cunanan, y no el célebre modisto. Este puede ser uno de los puntos de conflicto con la familia de Versace, que gozaba también de una fama de gran promiscuidad en la vida nocturna de Miami y fue acusado de mantener conexiones con la mafia. Este desencuentro no es el primero que tiene Ryan Murphy en su carrera. En otra de sus producciones, Feud: Bette and Joan, centrada en las disputas entre Bette Davis y Joan Crawford, la actriz Olivia de Havilland demandó a la serie alegando que las declaraciones de su personaje en la serie (interpretado por Catherine Zeta-Jones) eran “completamente falsas”. Sin el estreno en nuestro país todavía confirmado, los españoles tendremos que esperar un poco para disfrutar de una de las series más esperadas, y desde ahora también polémicas, de la parrilla en este 2018.

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa