tatuajes winona

Ariana Grande ha transformado dos tatuajes tras su ruptura con Pete Davidson. Johnny Depp hizo lo propio con el famoso 'Winona Forever'. Foto: Getty / Pinterest

El síndrome ‘Winona Forever’ o todos los famosos que borraron los tatuajes de su ex

Ariana Grande ha transformado dos de sus 'tattoos' tras romper con Pete Davidson. Lo mismo que hicieran otras celebrities como Johnny Depp, Melanie Griffith o Angelina Jolie después de poner punto y final a sus relaciones.

  • Foto: Getty / Cordon

    1 de 13

    Ariana Grande acaba de transformar dos de los tatuajes que se hizo durante su noviazgo con Pete Davidson. Como puede apreciarse en su nuevo videoclip Thank u, next ha tapado la palabra 'Reborn' de su muñeca (que lucían a juego) con una hoja. Tampoco ha dudado en acabar con el número '8418' que llevaba en el pie como tributo al padre de su entonces prometido, un bombero fallecido en los ataques terroristas del 11-S. 'Myron', nombre del perro que tenía otra de sus parejas, el desaparecido rapero Mac Miller, es lo que ahora se lee en su empeine.

  • Foto: Pinterest / Instagram

    2 de 13

    Johnny Depp es experto en la materia. Tras su ruptura con Winona Ryder cambió el famoso 'Winona Forever' que decoraba su brazo por 'Wino Forever' ("borracho para siempre"). Tiempo después el actor volvió a tropezar con la misma piedra al tatuarse la silueta de su segunda mujer, Amber Heard. Tras separarse (acusaciones de malos tratos mediante), el intérprete ha cubierto el dibujo con tinta negra.

  • Foto: Getty / Cordon

    3 de 13

    Uno de los más míticos fue el corazón con el nombre de 'Antonio' (Banderas, claro) que Melanie Griffith llevó durante años. Tras divorciarse en 2014, la actriz fue borrando poco a poco el recuerdo de dos décadas de matrimonio a base de sesiones de láser.

  • Foto: Getty / Cordon

    4 de 13

    Nick Carter y Paris Hilton fueron pareja a principios de los 2000. El integrante de los Backstreet Boys no dudó en escribir el nombre de su chica en la muñeca. Y tampoco se lo pensó dos veces cuando decidió sepultarlo con una calavera tras el fin de su (corta y polémica) relación.

  • Foto: Getty / Cordon

    5 de 13

    Un dragón y el nombre de su marido, Billy Bob (Thorton), decoraron el brazo de Angelina Jolie durante muchos años. Una de las etapas más excéntricas de la cantante terminó con la separación de la pareja y la eliminación del tatuaje. La intérprete de Tomb Raider lo cambió por las coordenadas del lugar donde nacieron sus hijos adoptivos.

  • Foto: Getty / Cordon

    6 de 13

    Eva Longoria se casó con el jugador de baloncesto Tony Parker en 2007 e inmortalizó el momento con hasta tres tatuajes. El más visible decoraba su nuca con la palabra "nueve", número con el que jugaba su marido en la NBA. Un par de años después de su divorcio la actriz eliminaba los tatuajes y dejaba el comienzo de su espalda totalmente limpio.

  • Foto: Getty / Cordon

    7 de 13

    Keith Urban llevó a juego con su exnovia Niki Taylor un tatuaje en la muñeca que rezaba en latín: "Amor Vincit Omnia" ("el amor todo lo puede"). Cuando empezó su relación con Nicole Kidman prefirió cambiarlo por un tribal.

  • Foto: Getty / Cordon

    8 de 13

    La ruptura de Seal y Heidi Klum fue casi tan inesperada y sonada como la de 'Brangelina'. La modelo alemana, que lucía el nombre su marido en el antebrazo, no tardó en eliminarlo dejando únicamente las cuatro estrellas que completaban el diseño.

  • Foto: Getty / Cordon

    9 de 13

    La cantante Amber Rose llevaba la cara de su exmarido, Wiz Khalifa, tatuada en el brazo. Un dibujo tan explícito que era imposible de mantener después de divorciarse tras solo 14 meses de matrimonio. La polifacética rapera y modelo lo cambió por el rostro del famoso guitarrista Slash, miembro del grupo Guns N' Roses.

  • Foto: Getty / Cordon

    10 de 13

    Marc Anthony y Jennifer Lopez siguien siendo amigos después de separar sus caminos pero, como era de esperar, el cantante ya no lleva su nombre en la muñeca. Un dibujo mucho más grande y llamativo fue suficiente para sepultarlo bajo un montón de tinta negra.

  • Foto: Getty / Cordon

    11 de 13

    A veces solo hace falta deshacerse de una pequeña parte del tatuaje. La actriz Heather Locklear eliminó el nombre de 'Finch', que llevaba tatuado en el tobillo en honor al personaje que su novio, David Spade, interpretó en la serie Just Shoot Me. El corazón que remataba el diseño sigue intacto.

  • Foto: Getty / Cordon

    12 de 13

    El rapero Nas es el enésimo ejemplo de que los tatuajes (al menos algunos) no son para siempre. El rostro de su mujer, Kelis Rogers, fue reconvertido en la cara de un león después de decirse adiós. Lo más llamativo de todo es que el cantante ha mantenido la silueta de la que fuera su esposa si ninguna alteración.

  • Foto: Getty / Cordon

    13 de 13

    En algunas ocasiones, la solución no está en quitar sino en añadir. Así lo hizo Rihanna cuando, después de romper con Chris Brown, decidió pasar página ampliando el tatuaje de estrellas que se hizo en la espalda mientras estuvo con él.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa