El jersey que obsesiona a todas las ‘celebrities’ lo ha diseñado la bisnieta de Freud

Una pequeña marca londinense fundada por la descendiente de Sigmund Freud hace las delicias de las más ávidas consumidoras de tendencias.

Kate Moss y Alexa Chung luciendo los diseños de la marca.

Alexa Chung tiene uno. Y Kate Moss. Y Olivia Wilde, y Chloe Moretz, y también las blogueras Chiara Ferragni, Jeanne Damas y Alexandra Steadman. Es la prenda más repetida en las páginas de fiestas del papel cuché británico. Estamos hablando del jersey 1970 de Bella Freud, la sensación entre las it girls en los últimos meses.

Esta marca londinense especializada en punto nació en 1990 pero no se había visto en una similar desde que hará una década Kate Moss llevó su suéter Ginsberg is God. La popularidad de esta diseñadora de culto, de colecciones pequeñas, y precios que no bajan de los 300 euros, es la sorpresa de la temporada. “Las razones por las que la gente elige algo son bastante curiosas. Un famoso se lo pone y de ahí surge una gran oleada de interés”, ha declarado.

Spring colours. @chiaraferragni in 1970.????

Una foto publicada por Bella Freud (@bella_freud) el

 

El 1970 llega en el momento justo, en plena obsesión con esa década en cuestión. Pero a diferencia de otras prendas inspiradas en los setenta, el jersey no tiene apariencia de disfraz. Freud lo diseñó jugando con la fotocopiadora, colocando trozos de papel sobre un suéter de cachemir. “El rótulo blanco que rodea la fecha ilumina la cara. Es la version grunge del collar de perlas”, ha comentado la madre de la criatura. Y esa no es su única virtud. Según la diseñadora, gracias al modelo de cuello vuelto no ha vuelto a tener que cepillarse el pelo. Es imposible hablar de esta diseñadora sin hacer referencia a su apellido. Bella es la hija del fallecido pintor Lucian Freud y la bisnieta de Sigmund, padre del psicoanálisis. Creció con su madre, Bernardine Coverley que la llevó a vivir Marruecos durante un par de años. Esther Freud, la hermana de Bella, recogió esgtas experiencias en su mágica y algo triste novela Una infancia en Marrakech. La diseñadora llevaba una vida de contrastes. Vivía en el ambiente hippy pero quedaba con su padre en Londres para comer ostras en restaurantes o para posar como modelo en su estudio. Uno de los retratos que le pintó Lucian se venderá en Christiés en noviembre y espera que alcance al menos 28 millones de euros (no es propiedad de Bella).    

 

  The pneumatic @mirandakerr wearing my 1970 on cover story of @netaporter #theedit @lucy_yeomans   Una foto publicada por Bella Freud (@bella_freud) el

 

Freud se marchó de casa en plena explosión punk, y se trasladó a Roma con un novio aristócrata mayor que ella. Allí estudió diseño de moda y se inspiró la sastrería y la artesanía del país. Fue asistente de Vivienne Westwood, diseñadora de Biba y Jaeger y colaboradora de Barbour y Miss Selfridge. Fundó su marca inspirada en el personaje de Claudine de las novelas de Colette. Es una de las mujeres con más estilo de Londres y además una de las mejor conectadas. Entre sus amigos están Kate Moss, Anita Pallenberg, Jane Birkin, John Malkovich y el zapatero Chrstian Louboutin, que es padrino de su hijo Jimmy.  Su marido James Fox es el escritor responsable de la autobiografía de Keith Richards, y Jimmy llama al Stone «tío Keith». Muchas de sus amistades colaboran con Freud en su fundación, Hoping Foundation, de ayuda a los niños palestinos.

The amazing @cmoretz #chloemoretz in my red 1970 jumper. I ❤️ #1970 #bellafreud

Una foto publicada por Bella Freud (@bella_freud) el

Uno de sus jerseis más populares tiene una anécdota curiosa detrás. Freud recibió un mensaje de la agente de Jane Birkin diciendo que a la actriz le había encantado su jersey de Gainbourg, el padre de su hija Charlotte y gran amor de su vida. La realidad es que Birkin había leído mal y el suéter en realidad estaba dedicado a Ginsberg, el poeta beat. Pero Freud decidió homenajear a Birkin con otro modelo , y comercializó uno con las frases “Je t’aime Jane¨ en la parte delantera,  “Gainsbourg is God” en la espalda y “Serge” en la manga, cerca del corazón. Por si no fuera poco un bolso y un jersey, Birkin también tiene su propio perfume, parte de su línea cosmetica de Bella en colaboración con la perfumista Azzi Glasser.    

 

  Pretty Woman❤️The ravishing @oliviawilde in my 1970. #oliviawilde #bellafreud   Una foto publicada por Bella Freud (@bella_freud) el

 

Estas navidades la diseñadora ha querido aportar su granito de arena a la tradición anglosajona del jersey navideño. El suyo, sin embargo, no tiene renos con la nariz roja, copos de nieve o bolas de navidad. Su suéter, ideado con la colaboración con Kate Moss, es negro y con la frase Fairtale of New York en referencia a la canción navideña de The Pogues. Las ganancias irán destinadas a la organización solidaria Save the Children.

Bella Freud aprovecha su tirón y en breve abrirá su primera tienda. La ubicación elegida es Chiltern Street, compartiendo calle con The Chiltern Firehouse el hotel y restaurante de moda en Londres. No da puntada sin hilo.

Happy Birthday Kate Moss. Still the Queen of the Castle.

Una foto publicada por Bella Freud (@bella_freud) el

Great story in @Irishtatler shot by @leemalonephotog with my my pale blue 1970 #bellafreud ????

Una foto publicada por Bella Freud (@bella_freud) el

 

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa