Actualidad

ATLANTA, GEORGIA - MAY 11: Former First Lady Michelle Obama attends 'Becoming: An Intimate Conversation with Michelle Obama' at State Farm Arena on May 11, 2019 in Atlanta, Georgia. (Photo by Paras Griffin/Getty Images)

«Mis hijas tenían que limpiarse su propia habitación en la Casa Blanca» y otras frases reveladoras del documental de Michelle Obama

Mi historia, ya disponible en Netflix, es el retrato más íntimo hasta la fecha de la ex primera dama. Rodado durante la gira promocional de su biografía, estas son las sentencias más significativas del documental.

Foto: Getty

1 de 16

Sobre lo que sintió al convertirse en la primera dama de los Estados Unidos: “Ha sido el mayor honor de mi vida, pero ¿cuánta gente está en esa posición de ser el centro de atención de todos? Cada gesto que haces, cada parpadeo, es analizado. El mundo observa cada uno de tus movimientos. Tu vida ya no te pertenece”.

Foto: Getty

2 de 16

Sobre el odio experimentado durante su estancia en la Casa Blanca: “Cuando fuimos elegidos muchos tertulianos pasaron por alto el racismo y el tribalismo que estaba destrozando nuestra nación. Barack y yo vivíamos siendo conscientes de que nuestra sola existencia era una provocación (…) Teníamos la esperanza de que la gente estuviera más preparada para nosotros de lo que quizás estaban”.

Foto: Instagram

3 de 16

Sobre la trascendencia de reconocer y valorar los orígenes: “Si queremos llegar a algún lado juntos, debemos estar dispuestos a decir quiénes somos. Yo soy la ex primera dama de los Estados Unidos y también soy descendiente de esclavos. Es importante tener presente esa verdad”.

Foto: Netflix

4 de 16

Sobre la importancia del feminismo y el empoderamiento de las jóvenes: “No podemos esperar a que haya igualdad en el mundo para empezar a sentirnos visibles. Eso todavía está lejos y no tenemos tiempo. No ocurrirá con un presidente, ni con un voto. Debéis encontrar en vuestro interior la forma de sentiros visibles, de que os escuchen y de poder utilizar vuestra voz”.

Foto: Instagram

5 de 16

Sobre el reto personal que supuso su relación con Barack Obama: “Fue un desafío para mí en muchos aspectos. Sabía que él era un tsunami que se me venía encima y que me arrastraría si no me ponía las pilas. No quería ser un simple apéndice de sus sueños. Así que eso me obligó a trabajar, a pensar y a tomar decisiones”.

Foto: Instagram

6 de 16

Sobre la orientadora universitaria que la desanimó a matricularse en la universidad: “Ella decidió que, como quería ir a Princeton, estaba siendo demasiado ambiciosa y que aspiraba a demasiado. Y me dijo: “No creo que Princeton sea para ti”. ¡Qué desfachatez! Pues parece que estaba equivocada…”.

Foto: Getty

7 de 16

Sobre haber experimentado los efectos del racismo en primera persona: “Me enteré de que una de mis compañeras de cuarto en la universidad se mudó porque a su madre le horrorizaba que yo fuera negra. Sentía que su hija corría peligro. Yo no estaba preparada para eso”.

Foto: Getty

8 de 16

Sobre la mayor decepción de sus ocho años como primera dama: “Entiendo a la gente que votó a Trump. Pero hubo gente que no votó: jóvenes, mujeres… Entonces piensas que la gente se cree que esto es un juego. (…) Cada vez que Barack no logró el Congreso que necesitaba fue porque nuestra gente no apareció. Después de todo ese trabajo, ni siquiera se molestaban en votar. Ese es mi trauma”.

Foto: Instagram

9 de 16

Sobre el fallecimiento de su padre a causa de la esclerosis múltiple: “El dolor de perder a mi padre me creó un vacío del que aún no me he recuperado. Pienso en todo lo que nos dio y todo lo que no pudo ver”.

Foto: Instagram

10 de 16

Sobre la importancia de que sus hijas no se sintieran privilegiadas en la Casa Blanca: “Tuve que suplicarles a los empleados del hogar que las niñas debían aprender a limpiar su habitación, a hacerse la cama, a lavar su ropa… No voy a criar a unas niñas que no saben hacerse la cama. Ellas replicaban, ‘pero a ti te la hacen’. Y yo les contestaba, ‘porque soy la primera dama y me saqué una carrera’”.

Foto: Getty

11 de 16

Sobre el escrutinio y críticas más hirientes de la prensa reaccionaria: “Lo único que puedo hacer es contar que duele. Porque si hacemos ver que no duele, los autores dirán que solo era una broma, que solo era política. Pero no es así, eso te llega al alma y te cambia”.

Foto: Getty

12 de 16

Sobre la atención mediática de sus estilismos: “La gente sigue juzgando a las mujeres por la moda. Eso no está bien, no es justo, pero es así. Entonces, la moda pasa a ser otra cosa. La conviertes en una herramienta en vez de ser una víctima de ella”.

Foto: Getty

13 de 16

Sobre por qué el éxito está al alcance de cualquiera: “Me he sentado en las mesas más poderosas del mundo: en cumbres del G20, castillos, palacios, salas de juntas, universidades. Y vengo desde lo alto de la montaña para decirle a cada joven pobre, de clase obrera, independientemente del color de su piel, al que le han dicho que no encaja, que no les haga caso. Ellos ni siquiera saben cómo llegaron hasta ahí”.

Foto: Getty

14 de 16

Malia Obama, sobre el éxito mediático de la biografía de su madre: “Esto ha demostrado en cierta forma que todos esos años no fueron en vano. ¿Has visto esa multitud ahí fuera? La gente está aquí porque cree en el amor, en la esperanza y en los demás. Además… cada vez que ponéis Stevie Wonder lloro un poco”.

Foto: Getty

15 de 16

Sobre cómo conseguir cambiar nuestra realidad: “Lo que derriba barreras es cuando nos abrimos un poco a los demás y compartimos nuestras historias reales. Pero, para hacer eso, debemos creer que nuestra historia es valiosa. Ser vulnerables, atrevernos a ser vulnerables”.

Foto: Getty

16 de 16

Sobre cómo iniciar un nuevo camino en su vida a los 56 años: “Me pregunto, ‘¿qué quiero hacer?’, ‘¿qué es lo que me importa?’ Procesar tu vida y entender qué significa todo eso conlleva un tiempo. Muy poco de lo que soy sucedió durante esos ochos años (como primera dama). Lo que pasó antes de eso me marcó mucho más”.

Outbrain