¿Merecen la pena las 10 canciones más reproducidas de la historia de Spotify?

El tema de Drake, 'One Dance', se ha convertido en el más escuchado de la plataforma, con más de 880 millones de descargas. Evaluamos la calidad de la lista de éxitos más importante.

spotify

Justin Bieber y Drake, dos de los artistas más escuchados en la plataforma de streaming musical. Foto: Gtres

Hace no tanto tiempo, el inolvidable Joaquín Luqui se encargaba de dictar sentencia sobre los éxitos a este y al otro lado del Atlántico, cuando la actualización semanal de la lista de Los 40 Principales tenía en vilo a todos los amantes de la música. Pero ahora los pinchadiscos se llaman djs, las canciones no se ponen sino que se reproducen, y las listas nos llegan en formas de últimas tendencias en plataformas como Apple Music, Tidal o Spotify. Precisamente esta última, la de mayor implementación en todo el mundo, acaba de proclamar un nuevo rey en su trono musical. Es Drake, cuyo primer single del disco Views se ha reproducido más de 880 millones de veces. One Dance, que vio la luz el pasado mayo, se ha coronado como la canción de la primavera, del verano y, si nadie lo impide, va camino de ser la del otoño. Pero como bien saben en Telecinco, ser lo más consumido no significa ser lo mejor, así que a continuación analizamos las diez canciones más reproducidas en la historia de Spotify. Y aunque a la vida hemos venido a pasarlo bien, un ranking en el que Bieber aparece repetidamente, las mujeres brillan por su ausencia y ninguna canción llega a tres años de edad no augura nada bueno. Empieza el examen.

One Dance – Drake ft. Wizkid & Kyla

Drake es el hombre del momento. A su favor, el aunar los mundos del rap y el pop ofreciendo una imagen positiva para el público de todas las edades. No es un aprendiz de gangster marginal, sino un canadiense educado y algo payasete. Hold On, We´re Going Home y Hotline Bling ya anunciaban el boom de One Dance, que como súper éxito es todo un milagro debido a su estructura nada convencional. Medio tiempo sin clímax y de corta duración, un batiburrillo de ritmos africanos, discotequeros y hasta funky británico aportado por el sample de Kyla.

Posibilidades de perdurar en nuestra memoria: 8/10. Una mezcla insólita, que nadie sabe cómo ni por qué, pero funciona.

Lean On – Major Lazer ft. Dj Snake & MØ

Suyo ha sido un año de reinado que termina ahora. La canción del dj de moda Diplo (líder del trío Major Lazer) fue descartada primero del repertorio de Rihanna y Nicky Minaj. Pero siguieron adelante tirando de una popstar danesa, desconocida internacionalmente, cuya voz aporta un toque de personalidad al conjunto. Un tema bailable de influencias hindúes pero más relajado que otros hits de Diplo. Su estribillo contagioso sigue taladrando nuestros cráneos dos años después de su lanzamiento.

Posibilidades de perdurar en nuestra memoria: 5/10. En peores plazas hemos toreao.

Sorry – Justin Bieber

Si algo deducimos de esta clasificación es que los medios tiempos son la clave del éxito. Bieber repite fórmula con Sorry, segundo single del álbum Purpose, y el más exitoso en la carrera de este amago de enfant terrible. Su multitudinaria disculpa (a Selena Gómez, a sus fans, a su propia familia) se desliga también de los subidones discotequeros con estribillo pegajoso, abrazándose al tropical house que tan bien le había funcionado en Where Are Ü Now. Aunque Adele lo vapuleó en el número de discos vendidos, en la encarnizada lucha por la supremacía del mainstream musical, sus sencillos sí pudieron con los de la británica. Que nadie infravalore a las beliebers.

Posibilidades de perdurar en nuestra memoria: 4/10. La pregunta es: ¿perdurará Justin Bieber en nuestra memoria?

Thinking Out Loud – Ed Sheeran

No es muy común que el gran éxito en la carrera de un artista no fuera el primer single del álbum. Ni el segundo. En el caso del británico Ed Sheeran, la gran explosión de su disco X llegaría con el tercer sencillo, una balada que narra la historia de una pareja por la que pasan los años pero no la pasión. Una canción dulce y acústica, como la mayor parte de la discografía de Sheeran que funciona o no dependiendo del momento sentimental que vivas. A tenor de las más de 700 millones de escuchas, sigue habiendo mucho romántico en el mundo. Menos mal.

Posibilidades de perdurar en nuestra memoria: 7/10. Para los días que estamos más ñoños de lo habitual.

Love Yourself – Justin Bieber

Y Ed Sheeran repite en la lista. No, no nos hemos equivocado, el británico es el autor de esta canción. Aún así, el gol se lo ha apuntado Bieber, que si algún talento ha demostrado es el de saber rodearse de forma exquisita. En Love Yourself triunfa con una balada de minimalista producción (voz y guitarra) que supone el contrapunto perfecto a tanto hit discotequero. Un éxito atemporal que Sheeran se arrepentirá eternamente de haber cedido.

Posibilidades de perdurar en nuestra memoria: 8/10. Mientras que los ritmos dance van reciclándose año a año, las baladas se mantienen. Donde haya un desamor, habrá un Love Yourself.

What Do You Mean? – Justin Bieber

La canción que inició el camino para la resurrección de Justin Bieber. Después del fracaso de su disco Believe, parecía que la trayectoría del niño prodigio acabaría en anécdota, enfrascado en peleas y demás escándalos públicos. Pero el cantante supo contratar una amalgama de grandes productores que salvarían su carrera. What Do You Mean? sorprendió a todos los críticos del artista, y con acusaciones de contener una letra que hacía apología de la cultura de la violación, puso los primeros cimientos de un futuro discográfico, ahora sí, asegurado.

Posibilidades de perdurar en nuestra memoria: 3/10. Sobredosis de Bieber en la lista, no tenemos memoria para todos sus temas.

Cheerleader – Omi

El cantante jamaicano lanzó a mediados de 2014 un tema que pasaría desapercibido de las listas hasta que el dj alemán Felix Jaehn decidió remezclarlo. El resto es historia, uno de los grandes éxitos del verano de 2015, con ritmos tropicales y electrónicos, de escaso recorrido pero perfecto para escuchar tomando algo en el chiringuito. Y ya.

Posibilidades de perdurar en nuestra memoria: 1/10. ¿O es que sigues bailando el Mambo No. 5?

I Took A Pill In Ibiza – Mike Posner

De canción del verano a canción del verano (y tiro porque me toca). Después de su tema Cooler Than Me, que quemaría tarimas hace algo más de un lustro, Mike Posner divagó por la escena electrónica sin demasiado éxito. Hasta que se tomó una pastilla en Ibiza “para demostrarle a Avicii que era cool”, una frase que despertaría una agria polémica en las autoridades baleares. Por otro lado, la historia de la canción está lejos de hacer apología de los estupefacientes, con una letra que se detiene en los efectos negativos producidos en el consumidor.

Posibilidades de perdurar en nuestra memoria: 0/10. Las canciones del verano no envejecen bien (excepto las tuyas, Georgie).

Uptown Funk – Mark Ronson ft. Bruno Mars

Que este sea el sencillo más veterano de la lista nos descubre que la inflación también ha llegado a los gustos musicales. La resistencia de Uptown Funk demuestra la valía de un tema que resucitó el sonido funk de la Motown con riffs de guitarras, sintetizadores y un coro enérgico que recuerda a los mejores James Brown y Prince. El mayor éxito en la carrera del productor Mark Ronson y de Bruno Mars, que intentará repetir con su reciente lanzamiento 24K Magic.

Posibilidades de perdurar en nuestra memoria: 10/10. Larga vida al funky.

Can´t Feel My Face – The Weeknd

Célebre gracias a su colaboración en la banda sonora de 50 Sombras de Grey, The Weeknd (Abel Tesfaye) mutó de intérprete de R&B a estrella de pop global con Can´t Feel My Face. Producida por el creador de hits Max Martin (…Baby One More Time, I Kissed a Girl), supuso la primera aproximación a las pistas de baile, con influencias de los primeros trabajos de Michael Jackson, sin perder su identificativa atmósfera oscura. Para la revista Rolling Stone, la mejor canción de 2015. Para los puristas, el blockbuster que acabó con un brillante talento alternativo.

Posibilidades de perdurar en nuestra memoria: 9/10. Creemos que Abel Tesfaye ha llegado al estrellato para quedarse.

Bonus Track: Hello – Adele

El single de Adele se quedó a las puertas del top ten, a pesar de presentar el disco más vendido de 2015. Si dejamos a un lado a la vocalista danesa de Lean On, llama la atención la ausencia de mujeres en la lista. Para encontrar a la siguiente más escuchada, tendríamos que bajar al puesto vigésimo de Rihanna con su Work. Entre los motivos, la flagrante ausencia de dos de las mayores estrellas del panorama musical. Taylor Swift y Beyoncé declinaron publicar sus últimos álbumes en Spotify, acusando a la plataforma de no retribuir a los artistas de una manera justa. De haberlo hecho, y a tenor de su éxito internacional, parece lógico pensar que temas como Blank Space o Sorry se habrían hecho un hueco en la clasificación. En los próximos meses comprobaremos si los inminentes lanzamientos de Lady Gaga y Katy Perry, que sí estarán en la plataforma, consiguen incrementar la paridad en la lista.

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa