monjas

Amy Hargreaves interpreta a la hermana Aimee Semple en 'Sister Aimee', de Samantha Buck y Marie Schlingmann Foto: Kill Claudio Productions

9 monjas reales y de ficción que rompieron moldes

Tras el estreno en Sundance del falso biopic sobre la hermana evangelista Aimee, que en los años 20 acaparó tanta atención mediática como el Papa, recopilamos más casos de religiosas que destacaron por su rebeldía.

Más fotos
  • Foto: The Foursquare Church

    1 de 9

    Aimee Semple McPherson. Una estrella mediática. La rocambolesca historia de la hermana Aimee, evangelista pentecostal, no solo acaparó atención en periódicos, radios y eventos multitudinarios entre los años 20 y 30. Su andanzas como predicadora on tour por Estados Unidos en los que se presentaba como show woman y como fundadora de la iglesia Cuadrangular -su sede en el Echo Park angelino, el Angelus Temple, tiene capacidad para más de 5.000 personas- han sido objeto de obsesión cinematográfica en repetidas ocasiones. En 1926 desapareció durante un mes en México y a su vuelta, ante la incredulidad de los medios, dijo haber sido víctima de un secuestro. “Las cosas que las escritoras y directoras inventan sobre su desaparición son lo suficientemente locas como para encajar en los mitos de esta figura religiosa que, en un momento, fue segunda después del Papa en popularidad”, escribe Kate Erblan en Indiewire a raíz del estreno de Sister Aimee, el falso biopic protagonizado por Amy Hargreaves que Samantha Buck y Marie Schlingmann han estrenado en Sundance.

  • Foto: Newsweek/Corita.org

    2 de 9

    Corita Kent. Monja y artista gráfica. Reconocida por sus serigrafías pop art, entre los 60 y 70 se dio a conocer usando su arte como denuncia en busca de la justicia social. Carteles contra la guerra de Vietnam y el racismo o con fragmentos de texto de la Biblia o letras de canciones de los Beatles la consagraron. A partir de los 70 hasta 1986, cuando falleció, siguió trabajando pero de un modo más introspectivo y relajado entre otras causas debido a su cáncer. En 1966, Los Angeles Times la nombra una de las nueve mujeres del año y en el 67 es portada del número de Navidad de Neewsweek. Su trabajo se puede ver en el Corita Art Center y visitar (y descargar en alta calidad) en su página web, que también cuenta con tienda cuyos beneficios se destinan a la congregación Immaculate Heart of Mary, a la que pertenecía.

  • Foto: El Deseo

    3 de 9

    Las hermanas de Entre Tinieblas (Almodóvar). Nada de lo que ocurre en este convento ochentero está dentro de lo convencional. Desde sus nombres (Sor Rata de Callejón, Sor Estiércol...) a sus costumbres, la congregación de las Redentoras Humilladas es conocida en Madrid también por sus excentricidades y vicios: adicción a la heroína, al LSD, la adopción de un tigre como mascota o la escritura en secreto y bajo pseudónimo de una de las monjas que es una máquina de hacer best sellers muy reconocida fuera del convento, rompieron en el 83 con acidez con la imagen austera de la monja de clausura. Julieta Serrano, Carmen Maura, Marisa Paredes y Chus Lampreave protagonizaban la cinta.

  • Foto: Iesu Comunio

    4 de 9

    Las monjas en hábito vaquero de Iesu Communio. Esta congregación española está compuesta en su mayoría por jóvenes devotas y con carrera universitaria. Una comunidad nueva, fundada en 2010 por Sor Verónica y localizada en La Aguilera (Burgos), que ha acaparado multitud de noticias por lo inusual y original de sus prendas azules, fabricadas además en un tejido ecoeficiente. Se financian, según explican en su web, como lo han hecho tradicionalmente otras tantas comunidades, a través de la repostería. Pero sus pasteles son una versión adaptada a 2019 con fotos sugerentes y envío a domicilio de sus famosas creaciones, como el brownie.

  • Foto: Getty Images

    5 de 9

    Las hermanas de la Divina Providencia (o las monjas con rifle de la camisetas de Rage Against the Machine). No querían combatir el mal a tiros. La imagen de estas monjas que popularizó la banda noventera usándola en sus camisetas a modo de merchandising suscitó todo tipo de noticias sobre cuál era la historia detrás de sus protagonistas. Algunas de ellas las recopilan en este artículo de Agente Provocador: que eran parte del equipo femenino de rifle del Vaticano y habían participado en las Olimpiadas de  Berlín en el 36 o que bajo el nombre de ‘Monjas armadas’ se habían hecho un tour por Estados Unidos. La imagen en realidad había sido tomada en un campo de tiro de 1957 en Massachusetts, mientras practicaban, pero las causas o quienes eran ellas, más allá de sus nombres (hermana Noel, Rosaria, Wilfrid, Mary Janet y Mary), son desconocidas.

  • Foto: Getty Images

    6 de 9

    Cristina Scuccia, la monja que ganó La Voz Italia. La hermana más mediática triunfó en la televisión italiana en 2014 subida al escenario sin quitarse el hábito. Cantando temas de Kylie Minogue o Alicia Keys, se hizo con el primer puesto en el programa con el apoyo de miembros del jurado como Rafaella Carrà o J-Ax. Y su cosecha de éxitos pop continuó fuera del programa, el vídeo de su versión de Like a Virgin fue compartido en Twitter por la propia Madonna. En 2016 publicó su primer álbum propio, Blessed be your name, demostrando que una carrera en la música no está reñida con lo divino.

  • Foto: Getty Images

    7 de 9

    Sor Lucía Caram. Implicada con la política y la escritura, esta monja argentina afincada en España es una dominica que se ha pronunciado con reprecusión mediática sobre temas de la actualidad del país, sosteniendo que está a favor de la liberación de los presos en Cataluña, apoyando el matrimonio homosexual y defendiendo este dentro de la Iglesia para que se reconozca como unión sacramental y  reivindicando en diferentes ocasiones el papel de la mujer dentro de la propia entidad y de la sociedad. Este mismo verano reclamaba desde su cuenta de Twitter, donde es muy activa y cuenta con 201 mil seguidores, que Pablo Casado no hubiese dimitido tras el caso máster como sí lo hizo en el mismo partido Cristina Cifuentes: "¿En el Partido Popular hay trato diferente entre hombres y mujeres?", espetaba la religiosa.

  • Foto: Martes y 13/TVE

    8 de 9

    La monja en la bicicleta sin sillín, de Martes y 13. El sketch de los cómicos españoles puso en el imaginario colectivo esta idea. Millán Salcedo caracterizado de monja montando en bicicleta con cara de felicidad para descubrir después que el secreto de esta estaba en montar sin sillín, ha sido objeto de bromas y chistes desde entonces. No es la única vez que los cómicos explotaron esta figura,  Sor Teo de la Lotería y Sor Bete, en el programa Venga el 91 (TVE) o el números del coro de las hermanas bendictoides que cantan por Miguel Ríos, La Macarena, o el No estamos lokos de Ketama, son otras de sus revisiones humorísticas para la figura de la religiosa.

  • Foto: Filmayer SA

    9 de 9

    Sor Citroën. La historia protagonizada por la hermana Tomasa, interpretada por Gracita Morales, tiraba de los tópicos más rancios de la época (1967 en España) y tuvo que pasar por el filtro de la censura, pero a su vez revolucionaba con la imagen de esta monja (peligrosa) al volante de un Citroën 2CV que alteraba el tráfico madrileño pidiendo caridad para su orfanato.

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa