A debate: tijeretazo a los derechos familiares

Los Presupuestos de 2015 retrasan la ampliación a un mes del permiso de paternidad. En Francia, se ha reducido la baja de maternidad de dos años y medio a 18 meses.

Derechos familiares Francia

Foto: Cordon Press

CARMEN PLAZA
Directora general del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades.

En España, no se han reducido ni los permisos, ni los periodos ni las prestaciones ya existentes. Es cierto que la duración de la baja maternal es inferior a la de otros países europeos, pero está en una situación intermedia, y se complementa con otra serie de opciones. En Europa, hemos atravesado una crisis que ha reducido las posibilidades de sostener unos grados de bienestar alcanzados en tiempos de bonanza. Estas medidas se deben a situaciones coyunturales que podrán mejorar en el futuro, porque hay demanda.

En esta línea está equiparar, o aproximar lo más posible, los permisos entre ambos progenitores. Es a lo que tiende nuestra normativa, a pesar de que por las circunstancias se haya retrasado la ampliación. Queremos seguir avanzando en el desarrollo de medidas que apoyen la conciliación y la corresponsabilidad. Hay que encontrar un equilibro entre la protección de la crianza, el reparto de responsabilidades y las oportunidades laborales de las mujeres.

Las largas ausencias del mercado de trabajo juegan en contra de esas oportunidades. Hay que ver que la maternidad y la paternidad son un bien social que las instituciones tienen que proteger, sin que eso suponga una carga excesivamente gravosa para el sector empresarial. Lo que no puede ocurrir es que las mujeres se vean abocadas a elegir entre trabajo o maternidad por la imposibilidad de conciliar, lo que nos lleva a la situación española de las últimas décadas: una drástica reducción de la natalidad.

CARMEN MONTÓN
Secretaria de Igualdad de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE.

Nosotros defendemos el modelo de corresponsabilidad, para que los padres compartan la crianza de los hijos y disfruten también de ella. Para eso, es necesario ampliar el permiso de paternidad. Yo compartí la parte que se podía de mi permiso con mi marido, pero lo deseable es que no lo hubiéramos compartido, sino que él hubiera tenido ese derecho.

Si no hay permisos obligatorios e intransferibles para todos, las mujeres siempre tendrán un freno. Así se producen declaraciones como las de Mónica Oriol [Círculo de Empresarios], quien dijo que no quiere contratar a mujeres en edad de tener hijos, porque son una molestia. Si tuviéramos un sistema de corresponsabilidad, igual de molesto resultaría un hombre que una mujer. Es muy preocupante que el Gobierno vuelva a retrasar el mes de paternidad. No supondría tanto dinero, si en realidad son «los Presupuestos de la recuperación».

España y Francia tienen modelos diferentes en bajas de maternidad y paternidad; ellos están a años luz. Hay que resistirse y defender los derechos laborales de hombres y mujeres y la igualdad a pesar de las presiones y momentos de crisis, porque, si no, la ciudadanía pagará las consecuencias a la larga. En Francia, parten de otra realidad, un nivel más alto, y ahora lo adaptan, no es como aquí, donde se deja de aplicar o desaparece. El Gobierno, o por inconsciencia o porque no quiere cambiar el modelo de la mujer cuidadora y el hombre trabajador, está poniendo trabas.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa