’40 Days of dating’: de fenómeno en Internet a Hollywood

El proyecto 'online' y exhibicionista de Jessica Walsh y Timothy Goodman engancha a miles de seguidores y aspira a convertirse en taquillazo cinematográfico.

cover

Hannah Horvath y Adam Sackler de la serie Girls han sido desbancados. Los diseñadores de Nueva York Jessica Walsh y Timothy Goodman se han convertido en la pareja del momento con su 40 Days of Dating (40 días saliendo). Pero no estamos hablando de un libro, ni de una película, ni de una serie, sino de un proyecto de diseño online, redondo y complejo que ha ido enganchando a miles de seguidores a lo largo de su desarrollo hasta convertirse en todo un fenómeno en la red. El día que hablamos con Jessica nos comenta que la web recibe “entre 200.000 y 300.000 hits por día”, y a muy poco de conocer el final de la historia, la cosa sigue creciendo.

Jóvenes y brillantes, comparten un abultado currículum a pesar de no llegar ninguno de los dos a la treintena. Thimothy Goodman es actualmente un diseñador freelance para clientes como The New York Times o Airbnb que antes pasó una temporada por Apple. Jessica Walsh, con 25 años, se convirtió el año pasado en la socia del reputado diseñador gráfico Stefan Sagmeister. El anuncio de esta unión llegó en forma de comunicado con una foto de los dos desnudos y un titular que decía: “Haremos cualquier cosa por el diseño”. El gesto, que replicaba el que hizo el propio Sagmeister 19 años antes para promocionarse cuando se puso a trabajar como freelance, agitó las redes sociales, recibió aplausos, también muchísimas críticas, y dejó claro el potencial de Jessica como comunicadora.

40 Days of Dating empezó como un desafío; una provocación; un ejercicio creativo. Jessica y Tim se conocieron hace cuatro años y por primera vez coincidieron solteros al mismo tiempo. Con la intención de analizar sus relaciones pasadas y descubrir el porqué de sus fracasos sentimentales, decidieron salir juntos de manera ininterrumpida durante 40 días y documentarlo en una web. Fue Tim el que tiró la primera piedra: “Viene de una idea que tuve hace un año, pero no sabía ni el “cómo”, ni el “cuando”. El día que estábamos de camino hacia la Miami Art Basel, justo cuando a Jessie le acababan de romper el corazón y yo estaba saliendo con demasiadas chicas al mismo tiempo, lo vi claro”. A Jessica le pareció muy interesante: “Enseguida vi que hacer un proyecto personal sobre las relaciones personales era una gran ocurrencia. Empezamos a lanzar ideas como posesos durante el vuelo, y en el tiempo que llegamos a Miami ya teníamos un plan bastante elaborado para '40 Days of Dating'.

Jessica reconoce que “el aspecto humano y de autoexploración” en el trabajo de su mentor Stefan Sagmeister ha sido una gran influencia para ella. El diseñador austríaco afincado en Nueva York y especializado en tipografía es conocido por sus propuestas radicales. “El diseño necesita huevos”, dice una de sus frases más celebradas. En uno de sus pósters, realizado para la Asociación Profesional del Diseño Americana en 1999, las letras aparecen grabadas a cuchillo encima de su cuerpo. Sagmeister ha creado escuela con sus tipogafías manuales, que crea con técnicas totalmente inesperadas y que rompen con los métodos convencionales. En sus diseños, que muchas veces colindan con el mundo del arte, el mensaje es tan importante como la forma. Una de sus exposiciones la tituló: “¿Es posible tocar el corazón de alguien con el diseño?”.

Parece que Jessica y Timothy lo han conseguido. O al menos, la legión de seguidores (y detractores) que les siguen en las redes sociales, así lo confirma. La emoción y la exposición personal han sido claves para 40 Days Dating. Los diseñadores son conscientes que desnudarse de esta manera tenía también riesgos. El miedo a perder su amistad si algo no salía bien durante el ejercicio era algo que preocupaba a los dos. Como parte del experimento establecieron seis reglas básicas: verse todos los días, tener como mínimo tres citas a la semana, acudir a terapia de pareja dos veces a la semana, hacer un viaje de fin de semana juntos, rellenar cada día un cuestionario para registrarlo todo, y no ver, quedar, liarse, ni tener sexo con nadie más.

El diván, que tantos consuelos le dío a Woody Allen en su atribulada vida amorosa, también desempeña un papel clave en toda esta historia. Tanto Jessica como Tim habían acudido anteriormente a terapia, y hacerlo juntos, además de ser revelador, dota de profundidad a la historia. “Realmente se convirtió en el ancla de todo el proyecto, nos permitió tener un espacio seguro para hablar de lo que estábamos sintiendo y fue gratificante contar con una tercera parte que reflejara todo lo que estábamos pasando”. Las sesiones de terapia también sirvieron para generar gran parte del contenido, e incluyeron ejercicios, como “El experimento de cogerse de las manos”: durante ocho horas seguidas, Tim y Jessica hicieron sus vidas cogidos de la mano.

Jessica cree en el amor y busca al hombre perfecto. Ha tenido citas con 12 chicos diferentes en toda su vida, ha pasado por dos relaciones largas y nunca se ha acostado la primera noche. Por el contrario, Tim es bastante más escéptico, tiene dificultades para comprometerse y ha estado con más de 65 chicas. Si bien Jessica reconoce que antes de poner en marcha '40 Days of Dating', Tim le atraía, añade: “se lo diferentes que habían sido nuestras relaciones, así que creo que si no hubiera habido proyecto nunca hubiésemos salido”. Esta tensión entre dos maneras completamente opuestas de entender las relaciones gravita a lo largo de los treina y pico días y genera largas reflexiones acerca del amor.

A dos voces y en primera persona, Jessica y Tim analizan el mundo de las relaciones personales desde múltiples perspectivas. El beso llega en la cita 18 y el sexo, en la 24. Los días 14 y 15, Jessica está a punto de dejarlo. Tim tiene dudas el 24. El proyecto, que se realizó en abril de este año pero se ha dado a conocer este verano, se detiene el día 36. A partir del 3 de septiembre, se desvelará el final, un viaje en pareja a Disneyland. El qué pasará después era una completa incognita también para ellos cuando empezó todo esto, pero a falta de conocer lo que pasó durante los tres últimos días, ambos reconocen que el cómo acabe la historia es lo de menos, “Nos metimos en el proyecto pensando que iría de amor y relaciones, pero hemos aprendido mucho sobre nosotros mismos como seres humanos. También ha sido importante para mucha gente. Recibimos un montón de emails de gente de todo el mundo que nos cuenta como el proyecto les ha inspirado a examinar sus vidas y relaciones.”

Juntos o por separado, para Timothy y Jessica la experiencia ha sido positiva y ha abierto una línea de trabajo: “queremos continuar haciendo proyectos sólidos que desafíen los límites entre nuestras carreras y nuestras vidas”. Por ahora, la agencia de talentos CCA de Hollywood les acaba de comprar la historia, así que no le extrañe si 40 Days of Dating finalmente sí acaba siendo también un libro, una película o una serie.

cover

Etiquetas: |
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa