Londres ya tiene su primer restaurante nudista (y una lista de espera de 16.000 personas)

Detalle de las mesas de madera iluminadas únicamente por velas.
Detalle de las mesas de madera iluminadas únicamente por velas.

La lista de espera no para de crecer. Hace unas horas, figuraban 6.500 personas y en el momento de escribir este artículo el número ha superado las 16.000. No hay duda: el restaurante The Buyandi, el primero nudista en Londres, va a estar a rebosar este verano.

The Bunyadi, que abrirá sus puertas el próximo mes de junio en la capital británica, apuesta por una filosofía en la que no tienen cabida los «teléfonos móviles, las luces eléctricas o la ropa». Aunque esto último es opcional. El restaurante contará con un área dedicada a los que quieran despojarse de sus atuendos y sumergirse de lleno en la experiencia y otra reservada para los que prefieran probar su oferta gastronómica vestidos. Con una filosofía que rechaza la comida precocinada y la vida estresante, The Buyandi (el nombre procede de un término hindú que significa «fundamental o natural») pretende trasladar a sus comensales «a Pangea para revivir así los inicios en los que todo era fresco, libre y no contaminado por la vida moderna».

Así será el interior de The Buyandi.
Así será el interior de The Buyandi.

Tanto la decoración como la carta comulgan con esta idea de cocina slow. Las velas iluminarán el espacio invadido por sillas y mesas de madera, la comida (ecológica, claro) será cocinada al fuego de la leña e incluso los cubiertos serán comestibles. Poco más se conoce acerca de la carta a excepción de que contará con un menú para veganos y otro para no veganos.

Las mesas estarán separadas por biombos de bambú.
Las mesas estarán separadas por biombos de bambú.

Detrás de este proyecto está la empresa Lollipopup, que el pasado verano inauguró el ABQ, un bar inspirado en el laboratorio de ‘Breaking Bad’. Ahora proponen esta experiencia gastronómica que abrirá sus puertas durante los tres próximos de verano. A juzgar por el éxito que está teniendo su propuesta, serán muchos los que se quiten la ropa en el verano londinense aún a riesgo de pillar un resfriado.

Puedes leer la noticia completa en International Business Times.