La televisión estadounidense censura un anuncio de tallas grandes

anuncio

30 segundos. Blanco y negro. Chicas de talla grande posando en lencería o conjunto deportivo mientras ríen. Una madre mirando a su bebé y dándole el pecho. Eso es lo único que se ve en el último anuncio de la firma de lencería Lane Bryant. Nada más. Ni desnudos integrales, ni los censurados pechos femeninos ni nada que, a priori, parezca reprochable.

Sin embargo, los dos principales canales de televisión norteamericanos, NBC y ABC, han decidido que sus espectadores no deberían ver estas cuidadas y estéticas imágenes de cuerpos femeninos. Según recoge la web TMZ, la conocida modelo de tallas grandes Ashley Graham y sus compañeras no se colarán en los hogares americanos porque ninguno de los dos canales considera adecuada su emisión. ¿Qué es lo que les incomoda? ¿Qué han visto de imprudente en un grupo de mujeres mostrando su cuerpo de forma natural? ¿Qué diferencia este anuncio de otros tantos spots de chicas en bikini o lencería que bombardean la televisión con un contenido bastante más sexual que estas imágenes?

“La campaña This Body pretendía ser una forma divertida de celebrar y honrar a las mujeres de todas las formas y tamaños. Todas las mujeres deben ser celebradas y deben sentirse empoderadas para expresarse como mejor les parezca. Queremos que sepan que pueden atraer la atención de los medios, siendo tan atractivas como cualquier otra mujer y decidiendo qué significa la belleza para ellas. El anuncio This Body no tienen nada de nuevo. Se trata de una verdadera celebración de las mujeres de todos los tamaños haciendo lo que les hace sentir guapas amamantando a su bebé, haciendo alarde de sus cuerpos de la forma que estimen conveniente, rompiendo las barreras y mostrándose simplemente como son o como quieren ser”, ha explicado la firma de lencería a Racked.

Por su parte, la NBC ha explicado al Daily News que no han rechazado el total del anuncio. “Como parte del procedimiento normal de publicidad, revisamos un primer corte del anuncio y pedimos pequeños cambios para cumplir las ‘broadcast indecency guidelines’ (algo así como ‘pautas de emisión de incidencia’). El anuncio no fue rechazado y damos la bienvenida a la creatividad”. Tras la petición de cambios por parte del canal, la firma de lencería ha declarado que “rechazaron totalmente la primera versión y que no piensan modificarlo”. Le darán difusión por medio de sus propios canales fuera de las absurdas pautas que marca la televisión.

No es la primera vez que Lane Bryant se enfrenta a la censura. En 2010 las cadenas ABC y FOX censuraron otro spot protagonizado por la misma modelo curvy en el que simplemente se la veía poniéndose un abrigo encima de un conjunto de lencería rojo. Mientras tanto, anuncios como este ven la luz sin ningún tipo de censura en la televisión norteamericana:

Puedes leer la noticia completa en Racked.