¿Se le ha ido la mano a La Perla con este maniquí?

Después de las maniquíes que decidieron no depilarse el vello púbico y mostrarlo tras los cristales de American Apparel, llega una nueva polémica protagonizada por los escaparates de Nueva York. A la firma de lencería La Perla se le ha ido la mano con las medidas escuálidas de una de sus maniquíes. Al menos, así lo ha denunciado el empresario Michael Rudoy colgando en Twitter una foto que evidenciaba la extrema delgadez de una de las modelos de plástico que decoraba la fachada de la tienda de ropa íntima situada en el Soho.

ManiquiLaPerla

La firma parece estar de acuerdo en la observación ya que no ha tardado en responder asegurando la retirada del maniquí y explicando que pretenden rediseñar sus tiendas y apostar por una nueva imagen.

Las exageradas costillas y marcada cavidad cóncava entre el pecho y el abdomen de esta la muñeca han avivado, una vez más, el debate de si las medidas de los maniquíes (ya sean de plástico o de carne y hueso) en el mundo de la moda son poco (o nada) saludables. Recientemente la cantante Lady Gaga también se ha visto inmersa en esta polémica. Hace pocos días, han visto la luz las fotos originales de la sesión que la cantante protagonizó en 2009 en la revista V Magazine. Lo más llamativo respecto las retocadas (y publicadas) en su momento, han sido precisamente las marcadas costillas de Gaga por obra y gracia del PhotoShop.

LadyGaga

Puedes leer la noticia completa en El Huffington Post.