Prada convierte sus boutiques en galerías de arte

De sobra es conocida la pasión de Miuccia Prada por el arte. La diseñadora, además de coleccionista, trabaja muy influenciada por algunos movimientos pictóricos, aunque en una ocasión confesó que cuando compra una obra de arte prefiere mantenerla desvinculada de su firma (El País)

En esta ocasión la creadora ha decidido convertir algunas de sus flagship stores, concretamente las de los Los Angeles y Nueva York, en salas de exposiciones. Estas boutiques mostrarán una reinterpretación de las campañas de Prada de esta temporada, a través del trabajo de la pintora guatemalteca afincada en Barcelona, Marcela Gutiérrez.

Leer noticia en Dazed & Confused