Sexismo en el trabajo: hay un libro que te enseña a combatirlo

‘Feminist Fight Club’ es la historia real de un grupo de mujeres que se reúne en un apartamento de Nueva York para acabar con el sexismo en la oficina. La periodista Jessica Bennett ha trasladado al papel su historia personal y le ha dado forma de manual para que te ayude a ti.

Sexismo en el trabajo: hay un libro que te enseña a combatirlo

El libro 'Feminist Fight Club' pretende servir como guía para luchar contra el machismo en España.

Mujeres de entre 20 y 30 años que están tratando de buscarse la vida como escritoras, periodistas, cómicas o creativas, que a menudo tienen que compaginar su profesión con trabajos secundarios y que quieren encontrar su oportunidad en un entorno laboral libre de machismo. Esta es la carta de presentación de la docena de mujeres que hace diez años dieron vida al Club de Lucha Feminista original en Nueva York. En sus reuniones cada dos meses, con vino y aperitivos, hablan de trabajo según sus propias experiencias.

Entre ellas, la periodista americana Jessica Bennet, que escribe sobre género, sexualidad y cultura en The New York Times, que ha sido editora en Time y Newsweek y la primera persona en entrevistar a Monica Lewinsky después de una década sin salir en los medios. Jessica decidió recopilar sus experiencias en esos encuentros, que se mantuvieron en secreto durante años, en su “manual de supervivencia para un lugar de trabajo sexista”. “Quise abordar ese reto, investigar en las ciencias sociales y dar herramientas a otras mujeres que quisieran combatir el sexismo en sus vidas y estar ahí para otras compañeras”, cuenta Jessica a S Moda.

Jessica Bennet durante una charla.

La necesidad de escribir algo así era clara: “Cuando empezaba mi carrera me habría gustado dar con un libro como este. Está lleno de estrategias y movimientos clave que ayudan a combatir el sexismo. No solo es útil para cualquier mujer que trabaje, también lo es para aquellos hombres que quieran apoyar la causa. Y además creo que tiene la capacidad de hacer reír”, explica.

El lugar de las mujeres en el mundo laboral sigue sin ser equiparable al de los hombres, lo dicen los datos. En España, donde el porcentaje de mujeres con estudios universitarios (66,1%) es mayor que el de los hombres (52,7%), según la OCDE, la brecha salarial les favorece a ellos, que cobran un 23,25% más. Y no solo eso, también ocupan los puestos de mayor rango: el estudio de Grant Thornton en 2016 recogía que, en nuestro país, la presencia de mujeres en puestos directivos es del 26% al 27%.

Esas estadísticas reflejan dificultades que están presentes en el día a día de la mujer dentro de su entorno de trabajo. Decir noo pedir un aumento es siempre más difícil y menos tenido en cuenta si viene por parte de ellas. Bennet lo explica en su manual dentro de un capítulo al que titula El cachondeo de hablar siendo mujer, sobre cómo hacerse escuchar. En él reúne trucos de negociación: “Cada vez que usamos expresiones como ‘quiero decir’, ‘ya sabes’, ‘simplemente’ o ‘como’ estamos debilitando el lenguaje. Es como beber Pepsi aguada, el mensaje se diluye”. También pone ejemplos, ilustrados por Saskia Wariner, de cómo empoderarse a través de la expresión corporal: nada de retreparse en el asiento, ni de cruzar las piernas como un pretzel, siéntate recta y coge un lugar estratégico en la mesa de reuniones.

Hay un elemento fundamental para Jessica Bennet en todo esto, la sororidad. “Parte de mi éxito profesional se lo debo a las mujeres de mi club, que me ayudaron a navegar en los momentos más complicados de mi carrera, a veces simplemente haciéndome reír cuando quería llorar”, dice. Sus años de experiencia junto a ellas le han enseñado que “todos tenemos poder: poder para afrontar los cambios, para crearlos y para levantarnos por nosotros mismos y por los demás.

Pero somos más poderosos aún si trabajamos juntos, y no hay nada más poderoso que un grupo de mujeres que sabes que va a estar ahí para sostenerte”.

Es por eso que, desde ‘Feminist Fight Club’, alienta a todas las mujeres y a los hombres que se les quieran sumar a crear su propio grupo antisexismo: “Recluta a cinco personas, cualquiera que esté dispuesto a pelear por la igualdad puede estar en el club. Quedad en cualquier cafetería una vez al mes. Formad alianzas y preguntaos los unos a los otros cómo os podéis ayudar. Es fácil callar a quien denuncia una injusticia individualmente, pero es mucho más difícil conseguirlo (casi imposible) con todo un ejército”.

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en App

    App S Moda

    También en App

    S Moda en Apple Store S Moda en Google Play S Moda en Kiosko y Más
  • Este mes en

    S Moda

    Ya en tu quiosco

    Revista S Moda