“El ‘cuñarcado’ responde con violencia porque sabe que ha perdido”. Qué es la heteronorma y por qué empieza a temer por su hegemonía

El documental 'Que sirva de ejemplo', de la diputada de Unidas Podemos Sofía Castañón, analiza cómo se construye el cánon cultural y quién decide lo que entra y lo queda fuera

Cartel del documental 'Que sirva de ejemplo' Foto: Filmin

“La heterosexualidad no es una practica sexual, es un régimen político” (Brigitte Vasallo).

“¿A mi de qué me sirve que Javier Marías me diga que soy fenomenal? Usted váyase a fumar en pipa y a leer a Conrad” (Alana Portero)

“En mi cabeza era imposible estar aquí, escribir un libro, porque era el gordo maricón tartamudo de mi pueblo” (Rubén Serrano)

 

El documental Que sirva de ejemplo, que se acaba de estrenar en Filmin, es breve (dura unos 50 minutos) pero no le faltan frases contundentes. Las van soltando una detrás de otra diez nombres clave de la cultura feminista y LGBTQ en España –Vasallo, Portero y Serrano pero también las escritoras Elizabeth Duval, Sara Torres y Aixa de la Cruz, el traductor Darío Gael Blanco, la comisaria de arte Semíramis González y la autora de cómics Carla Berrocal, que hablan de qué supone hacer arte en el lado contrario a la heteronorma, que, como señala también Vasallo en la película, es un ente que apenas se nombre pero que está en todas partes.

La directora del documental es la escritora, realizadora y diputada por Unidas Podemos Sofía Castañón. En un trabajo anterior, que también firmó junto al guionista Juan Tizón, titulado Se dice poeta,se fijaron en los nombres que habían quedado excluidos del cánon, en este caso de la poesía. Y ahora lo que les apetecía era lo contrario, fijarse en lo que domina, lo que ocupa el espacio central y estudiar los mecanismos con lo que se construye la norma. “El hecho de ser feminista, de hablar una lengua sin reconocimiento oficial, como es el asturiano, me hizo ser consciente. No se trata de hablar tanto de lo que queda fuera como de lo que no es nombrado y lo categoriza todo, la ideología que se dedica a validar”, explica. En el documental, muy discursivo (verlo equivale a leer unos 15 artículos largo sobre el tema), hay pocos ejemplos, pero los que aparecen son muy ilustrativos, como cuando Sara Torres destripa el mecanismo de casi todos los documentales de animales, en los que se proyecta una mirada heteronormativa sobre cualquier especie. Lo ilustran con un fragmento en el que una rana macho rechaza a otra rana macho que se le acerca y el narrador celebra esa restitución del orden.

Poca gente sabe, por ejemplo, que en la versión inicial de Love, actually había también una pareja lesbiana, formada por la directora del colegio del hijo de Alan Rickman y Emma Thompson y su pareja, que se está muriendo de cáncer. Algunas de esas escenas están disponibles en los extras del DVD. El director, Richard Curtis, explicó que tuvo que eliminar esa parte de la película porque estaba quedando demasiado larga. De haber permanecido en el montaje original, seguramente se habría tratado de un ejemplo de tokenismo, un fenómeno que también se aborda en el documental. El tokenismo es lo que sucede cuando la heteronorma tolera un ejemplo concreto, aislado y controlado de disidencia para justificar su propia permanencia. “La cultura siempre cede un poco la sisa porque para eso es cultura, se disfraza bien. Al final siempre vuelve a estrecharse”, explica Portero en el documental. Gloria Fortún añade: “Toda regla necesita sus excepciones. Siempre ha aparecido una Jane Auten por aquí, una hermana Brönte por allá. Como champiñones que hubieran brotado de la nada. Eso ocurre ahora también con la visibilización de ciertas voces disidentes”. Los rarosque el sistema integra. Lo que se acepta porque el mainstreamquiere siempre una parte del pastel, como señala Serrano, y porque cumple así una función de expiación cristiana, señala Duval. De esa manera, tanto el mercado como la academia, ha ido tolerando excepciones e integrándolas, sin que se altere mucho el conjunto. “Porque han entendido que no pueden ir contando en el siglo XXI lo mismo que en el XIX, porque a la fuerza ahorcan”, cree la directora.

¿Qué hacer entonces con el cánon heteronormativo? Tomarlo y apreciarlo, siendo conscientes de lo parcial que es y de cómo se ha construido, parece ser la conclusión. Entenderlo casi como una ficción, como señala Semíramis González.  “Somos capaces d relacionar a Picasso con Da Vinci y con Miguel Ángel porque es una ficción muy pensada para legitimar esos modelos”, dice. El sistema del arte ha fijado una sola manera de ser artistas. No había genias, ni negros, ni personas con diversidad funcional”, añade. La solución es acercarse a ese canon de manera crítica, apunta Aixa de la Cruz, que no para de ver grietas en el sistema, incluso viendo vídeos de Leo el camión con su hija pequeña.

“Yo he sido profundamente canónica”, admite la directora del documental. “Me crié en una casa en la que había una veneración por la cultura del código literario, una casa llena de libros y en la que se apreciaba la excelencia artística y en el uso del lenguaje. Por ejemplo, yo usaba los tiempos compuestos, a pesar de que no se suele hacer en Asturias, porque eso era lo que se consideraba entonces hablar bien el castellano”. Tras estudiar Filología Hispánica y obtener una beca de creación en la Residencia de Estudiantes, se dio cuenta de que ella, especialista en poesía del siglo XX, solo conocía a las autoras de esa época “de chiripa”. “Imagínate si te quedas con lo que sale en el libro de Secundaria, que sería lo normal. Y como eso en todos los ámbitos”, reflexiona.

Castañón admite que “se podría criticar” que los autores del documental sean heterosexuales y no racializados, porque la única manera desencallar la heteronorma es que sean otros quienes hagan el relato. “Pero somos conscientes de que esto no va tanto de nuestra práctica sexual como de la perspectiva. El sistema nos aprieta a todas. Y si se interpreta como un ‘quitate tú para ponerme yo’ es que no se ha entendido bien. Por ejemplo, esto no se arregla poniendo en una serie a la amiga lesbiana cuya función es esa, ser amiga y lesbiana”.

Pese a contar con todos los resortes de reproducción de la hegemonía y con varios milenios de dominación, la heteronorma se siente últimamente amenazada y están surgiendo espacios de resistencia, de defensores de lo recto heridos en su orgullo.

“El cuñarcado responde con virulencia porque saben que han perdido”, cree Castañón. “Hemos hecho el docu pensando que hoy puede haber gente a la que le choque, que mañana lo entienda todo el mundo y que pasado mañana sea arqueología”.

 

 

 

 

 

Etiquetas:
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa