Ojalá alguien nos mire algún día como Ahmed miró a su reciente esposa en los premios Oscar. Foto: Getty

Historia de un matrimonio (milenial): por qué Riz Ahmed y Fatima Farheen Mirza son la nueva obsesión de internet

El protagonista de Sound of metal y la joven novelista cautivaron a los amantes del cine en su presentación oficial como marido y mujer durante la pasada edición de los premios Oscar.

Además de convertir a desconocidos en promesas, a promesas en estrellas y a estrellas en leyendas, el foco mediático de los premios Oscar también ha servido para encumbrar a algunas de las parejas más influyentes y aspiracionales de cuantas han desfilado por la alfombra roja de la gran noche del cine internacional. De los totémicos Joanne Woodward y Paul Newman a los más recientes –y sostenibles– Rooney Mara y Joaquin Phoenix, la industria cinematográfica se ha apoyado en romances inolvidables para reinventarse año a año y representar las inquietudes y valores de cada nueva generación de espectadores. En la pasada edición de los premios, celebrada este 25 de abril, fuimos testigos de la presentación pública de quienes están llamados a tomar el relevo en los sueños de quienes todavía creen en los finales made in Hollywood.

Aunque finalmente no pudo hacerse con la estatuilla al mejor actor del año, Riz Ahmed fue uno de los indiscutibles nombres propios de los Oscar. El protagonista de la estupenda Sound of metal protagonizó uno de los escasísimos momentos virales en la alfombra roja de los premios, cuando decidió interrumpir su posado en el photocall para girarse hacia su esposa, la escritora Fatima Farheen Mirza, y colocarle su impecable melena canosa por detrás de los hombros. “Soy el peluquero oficial”, bromeó Ahmed, que “hizo llorar” con su detalle incluso a la prensa especializada. El londinense y la californiana, de ascendencia asiática y musulmana, casados desde hace solos unos meses y protagonistas de una historia de amor digna de trasladar a la gran pantalla, se han convertido oficialmente en la nueva obsesión de internet.

Su flechazo fue casi tan cinematográfico como la meteórica carrera del británico. Como si de una de esas extintas comedias románticas de los noventa se tratara, su primer encuentro tuvo lugar por casualidad en una cafetería neoyorquina. Dotándole del toque milénico del que hace gala su relación, cambiaron el cliché de derramar un café por accidente en el pecho del otro por una adorable pelea por cargar la batería de sus respectivos portátiles en el enchufe más cercano a la mesa que compartían. “Fue una forma muy moderna de conocerse”, reconoce el actor, que por entonces preparaba el papel de joven músico que comienza a perder la audición en Sound of metal y que unos años después le ha valido la nominación en una gala que ha supuesto la presentación pública de su relación. “Es una de las cosas especiales que me ha traído este personaje. Me ha aportado muchas cosas buenas en la vida”, contó en The Tonight Show.

Ahmed, de Prada; y Mirza, de Valentino, posan en la alfombra roja. Foto: Getty

A sus 38 años, Ahmed no solo ha conseguido con la película de Darius Marder decenas de premios y nominaciones, sino confirmar el salto de gran promesa generacional a estrella por derecho propio. Tras debutar como protagonista en la gran pantalla interpretando a un yihadista en la memorable comedia negra Four Lions, dio vida al interés romántico de Lena Dunham en la sexta temporada de Girls. Británico de ascendencia pakistaní, también lo pudimos ver en taquillazos como Jason Bourne y Star Wars: Rogue One o ficciones como The Night Of, en la que daba vida a un joven acusado erróneamente del asesinato de una chica y que le valió el halago unánime de la crítica –y un Emmy al mejor actor–. Dispuesto a romper estereotipos raciales y demostrar a Hollywood que los actores de origen asiático no solo pueden interpretar a terroristas, informáticos o conductores de taxi de Manhattan, Ahmed logró que la revista Time apostara por él en 2017 para protagonizar la portada de su número especial sobre las 100 personas más influyentes sobre la tierra. Una filmografía que ha combinado con su prolífica obra musical en el terreno del hip-hop, que tocó techo el pasado año con su disco The Long Goodbye, considerado como uno de los mejores de 2020 por la prensa especializada y que trataba temas como los efectos del Brexit en el Reino Unido o la falta de diversidad.

En ‘Sound of metal’, Ahmed da vida a un batería de heavy metal que pierde la audición. Foto: Amazon Prime Video

Precisamente problemáticas como la inclusión y la diversidad son dos de los temas claves de A place for us (todavía sin edición en castellano), la novela superventas que convirtió a Fatima Farheen Mirza en una de las mayores revelaciones literarias de los últimos tiempos. Considerado por The Washington Post, Refinery29, Buzzfeed o People como uno de los mejores libros de 2018, su obra de debut es un retrato sobre una familia de inmigrantes de origen indio que tratan de buscar su identidad en Estados Unidos. Un trabajo con toques biográficos –aunque nació y creció en California también pertenece a una familia migrante y llevó hijab hasta los 22 años– que comenzó a escribir poco después de dejar sus estudios de medicina y apuntarse a un taller de escritura creativa. La novela llegó a las manos de la mismísima Sarah Jessica Parker, que eligió el manuscrito para convertirlo en la primera novela publicada por su recién estrenada editorial, SPJ for Hogarth. “La primera vez que me llamó acababa de aterrizar en Nueva York, justo saliendo del metro. Lo que recuerdo decirle es que reconocía su voz como si fuese la de un familiar. Me metí en un McDonalds para escapar del ruido y, mientras hablábamos, la gente no paraba de interrumpirme para ver si podían compartir la mesa conmigo. Fue un momento muy surrealista”, explicó la novelista en The Guardian. El impacto del best-seller de Mirza, de solo 30 años, ha sido tal que Valentino apostó por ella el pasado marzo para que fuera una de las protagonistas de su primera campaña publicitaria basada solo en el texto, la misma firma que la vistió en los recientes premios Oscar.

El siguiente capítulo de su tan envidiable como edulcorada historia de amor tuvo lugar una tarde cualquiera del pasado año, en pleno confinamiento. “Una de las pocas cosas que podíamos hacer durante ese punto de la pandemia era ir al parque y preparar un pequeño picnic. A ella le encanta el Scrabble, así que mientras estábamos jugando se me ocurrió hacer esa cosa tan cursi de robar todas las letras que me permitían deletrear, ‘¿Quieres casarte conmigo?”, confesó el intérprete en otra de las múltiples entrevistas de Zoom que ha ofrecido en plena carrera hacia el Oscar. Una pedida algo inconsciente teniendo en cuenta, como apunta él mismo, que su pareja es novelista y “buenísima con las palabras”. “¿Estás bromeando?”, replicó primero una desconcertada Fatima Farheen Mirza, que acabó dándole luego el ‘Sí, quiero’ a su pareja en la privacidad del jardín trasero de una casa no especificada.

Mirza, en la presentación televisiva de su novela junto a su célebre editora, Sarah Jessica Parker. Foto: Getty

Preguntado acerca de este hermetismo, Ahmed se defendió alegando que nunca pretendió que fuera un secreto, “pero como vivimos en la era de las redes sociales, si no coges el teléfono para contárselo a todo el mundo parece que lo estás escondiendo”. A pesar de contar con más de 600 mil seguidores en Instagram, todavía no ha subido ninguna foto junto a su reciente esposa en su perfil; una omisión que se repite en la cuenta de la escritora. En el lado positivo de apostar por un enlace íntimo, señala, está el de no tener a “500 tías dando vueltas pellizcándote las mejillas” porque “las bodas en Asia son muy grandes”.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa