¿Cuál es el problema de Hollywood con los pechos grandes?

La modelo y actriz Emily Ratajkowski dice haberse sentido discriminada en los castings debido a su físico. Su caso no es el único. Otras actrices se han quejado porque la industria las considera "demasiado sexys".

¿Cuál es el problema de Hollywood con los pechos grandes?

Emily Ratajkowski y Scarlett Johansson han sido descartadas de la lucha por un personaje por su atractivo físico. Foto: Getty

“Hay una cosa que me pasa y es que dicen ‘Oh, eres demasiado sexy’. Se vuelve en mi contra porque la gente no quiere trabajar conmigo por tener los pechos demasiado grandes”. Emily Ratajkowski, célebre modelo, activista feminista y considerada en los últimos años como una de las mujeres más atractivas sobre la tierra, no consigue que los directores de casting la tomen en serio. Así lo declaraba en una entrevista de la edición australiana de Harper´s Bazaar, uniéndose a la extensa lista de actrices que han señalado su físico como un hándicap a la hora de abrirse camino en la industria. Su escasa trayectoria cinematográfica puede hacer que muchos subestimen la denuncia, pero entre las que comparten su visión se encuentran algunas de las más celebradas intérpretes de su generación y varias ganadoras de una estatuilla. ¿Existe el ‘síndrome del patito guapo’ en Hollywood?

Emily Ratajkowski

Emily Ratajkowski, en su hipersexualizado rol en el filme ‘We Are Your Friends’. Foto: Warner

Entre las estrellas consolidadas que han visto como su atractivo les restaba opciones en un casting se encuentra Scarlett Johansson, que perdió el papel de Lisbeth Salander en el remake de Los hombres que no amaban a las mujeres dirigido por David Fincher. “Scarlett lo hizo genial, fue una gran audición. El problema con ella es que la gente no puede esperar a ver si se quita la ropa”, explicó el cineasta, otorgándole después el papel a Rooney Mara. La actriz Jessica Biel también confesó que haber sido considerada como “la mujer viva más sexy” en 2005 por la revista Esquire había dañado su carrera: “No quiero ser la mujer más atractiva, sino la chica de al lado”. Angelina Jolie o Keira Knightley, que casi pierde el rol que lanzó su carrera en Orgullo y Prejuicio porque el director (Joe Wright) pensó que era “demasiado guapa” para el papel, también se han sentido ignoradas por su físico. “¿Cuántos papeles existen para las modelos altas y hermosas? Cuando llegan los roles jugosos, y yo he estado ahí, la gente guapa son los primeros en ser eliminados del casting”, afirmó Charlize Theron en la edición británica de GQ. La sudafricana tuvo que afear su aspecto para interpretar los dos personajes más relevantes de su carrera (en Monster, por la que ganó el Óscar, y en Mad Max: Fury Road).

Que el sexismo es un problema inherente al propio Hollywood lo demuestran documentos como el que se convirtió en viral el pasado año, solo cuarenta después de su grabación original. La protagonista es una joven Helen Mirren que, durante una entrevista en la televisión británica, es cuestionada de forma repetida por la convivencia de su estatus de “actriz seria” y su “equipamiento”. “Claro, ya se sabe que las actrices serias no pueden tener grandes pechos”, responde ella visiblemente molesta mientras el público presente reía los comentarios machistas del presentador. El tamaño de sus atributos no ha sido un problema en la carrera de Mirren, siendo hoy una de las intérpretes más respetadas en el panorama internacional y ganadora de un Oscar por su trabajo en The Queen. Una compañera de su generación, Susan Sarandon, se enfrentó también a los prejuicios que continúan vigentes décadas después por el escote que lució en la alfombra de los SAG Awards en 2016.

Estrellas como Helen Mirren y Susan Sarandon también han soportado críticas sexistas por el tamaño de sus pechos.

“¿Qué pasa con los pechos? Es un atributo femenino hermoso, da igual el tamaño que tengan. ¿A quién le importa?”, se preguntaba Emily Ratajkowski en la mencionada entrevista. Estas palabras levantaron una gran polvareda en las redes sociales, convirtiéndola en Trending Topic en Twitter y diana del debate que divide a aquellos que empatizan con la modelo y los que la consideran una privilegiada sin derecho a quejarse, atizando sus aptitudes interpretativas. Repasando su trayectoria cinematográfica puede contextualizarse este malestar con la industria. Sus papeles se han restringido al arquetipo de objeto sexual desde que apareciera en el polémico videoclip del tema Blurred Lines. En Perdida, su filme más importante, tiene un pequeño rol de estudiante limitado casi exclusivamente a una escena de sexo con el personaje de Ben Affleck. En We Are Your Friends, es la mujer que se interpone en la amistad entre un joven dj (Zac Efron) y su mentor. La estrategia de marketing no engañaba a nadie, con un clip de un baile sexy en cámara lenta de Ratajkowski como adelanto para los medios. En la película de la serie Entourage, la modelo se interpreta a ella misma.

La situación no mejora para actrices de perfil similar a Ratakjowski. Alexandra Daddario, que saltó a la fama por su escena sexual con Woody Harrelson en True Detective, está de rabiosa actualidad gracias a su aparición en el reboot de Los Vigilantes de la Playa, en la que el tamaño de sus pechos supone una broma recurrente durante todo el metraje. Christina Hendricks, convertida en todo un sex symbol gracias a su personaje de Joan en Mad Men, intenta no caer en el olvido tras la finalización de la premiada serie. Lo último que supimos de ella era su fichaje por otra ficción seriada, Hap & Leonard. ¿Su papel? El de mujer fatal que separa a los dos protagonistas masculinos, claro.

¿Sobrevivirá la carrera de Christina Hendricks a su icónico papel en ‘Mad Men’? Foto: AMC

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en App

    App S Moda

    También en App

    S Moda en Apple Store S Moda en Google Play S Moda en Kiosko y Más
  • Este mes en

    S Moda

    Este sábado 18 de noviembre gratis con El País

    Revista S Moda