Julia Roberts. Foto: Getty

15 botellas de agua Evian o 48 horas libres para jugar al golf: las exigencias más excéntricas de las estrellas en los rodajes

Celebridades como George Clooney, Julia Roberts o Tom Cruise han copado titulares por las insólitas demandas presentes en sus contratos laborales.

  • Foto: Getty

    1 de 19

    Robin Williams – Pocos días después de su muerte en agosto de 2014, un productor televisivo desveló la generosa cláusula que el humorista exigía antes de aceptar participar en cualquier evento o película: “La compañía que quisiera contar con él debía contratar también a varias personas sin hogar y ofrecerles un trabajo”. Williams interpretó a uno de los más inolvidables vagabundos de la ficción en El rey pescador, de Terry Gilliam.

  • Foto: Getty

    2 de 19

    George Clooney – Más de cien mil euros desembolsaron los responsables de Gravity para que el coprotagonista del filme (junto a Sandra Bullock) se sintiera en el plató como en su propia mansión. Clooney pidió que le instalaran una cancha de baloncesto, un jacuzzi, un jardín privado y una cabaña de playa junto a su tráiler. Los productores de la película dirigida por Alfonso Cuarón rentabilizaron la inversión cosechando hasta siete premios Oscar.

  • Foto: Getty

    3 de 19

    Julia Roberts – La ganadora del Oscar por Erin Brockovich exige encontrar en su camerino hasta 15 litros en botellas de la marca de agua francesa Evian sin importar el lugar del mundo en el que se ruede la película. De no complacer tal pesquisa, la productora podría verse obligada a pagarle a la intérprete una penalización económica de hasta seis cifras.

  • Foto: Getty

    4 de 19

    Jack Nicholson – Los Ángeles Lakers han sido el gran amor en la vida del legendario actor y en cada uno de sus rodajes el intérprete reclamaba que se le dejara acudir a cada partido como local del equipo de baloncesto (su asiento a pie de pista es un icono de la NBA). También prohibió que cualquier miembro del equipo técnico luciera prendas con el logo de su rival más enconado de la liga, los Boston Celtics.

  • Foto: Getty

    5 de 19

    Jennifer Lawrence – Tal fue la exigencia emocional del rodaje del thriller Madre! de Darren Aronofsky, que la ganadora del Oscar pidió tener un lugar en el que liberar toda la tensión acumulada ante la cámara. Lawrence contó con lo que ella misma calificó como “una tienda de campaña Kardashian”, a la que acudía durante los descansos para ver episodios del reality televisivo protagonizado por el clan. “Mi lugar feliz”, añadió.

  • Foto: Getty

    6 de 19

    Johnny Depp – Los exrepresentantes del actor desvelaron que, durante la grabación de la última película de la franquicia Piratas del Caribe, La venganza de Salazar, Depp exigió la contratación de un ingeniero de sonido para que le fuera recitando a través de un pinganillo el diálogo de Jack Sparrow y no tener así que memorizar sus frases. Este uso indiscriminado de los apuntadores por parte de Depp parece ser una práctica habitual en su carrera desde hace años.

  • Foto: Getty

    7 de 19

    Will Smith – Las quejas constantes de los vecinos del Soho obligaron a las autoridades de Nueva York a retirar el gigantesco tráiler instalado para comodidad del actor durante el rodaje de la tercera entrega de Men in Black. El vehículo, de dos pisos y 120 metros cuadrados, está valorado en más de un millón de euros y cuenta hasta con gimnasio. Para más inri, el apartamento privado de Will Smith se encontraba apenas a un par de manzanas del set de grabación.

  • Foto: Getty

    8 de 19

    Uma Thurman – Aunque la película nunca llegó a rodarse, el contrato que ligaba a la actriz de Pulp Fiction con la adaptación cinematográfica de la novela Eloise en París suscitó polémica por lo minucioso del mismo. Thurman se reservó derecho de veto sobre el director, guionista y reparto del proyecto, un camerino de lujo, tres teléfonos móviles y un 50% de descuento sobre los vestidos y las pelucas que debía lucir durante el rodaje.

  • Foto: Getty

    9 de 19

    Tom Cruise – Una fuente anónima desveló en 2013 al tabloide Daily Star que el protagonista de Misión Imposible, conocido por prescindir de los dobles de acción en multitud de tomas, tiene una petición muy concreta antes de realizar él mismo las escenas más complicadas. Cruise exigía tener a su disposición decenas de tangas para poder realizar con total libertad los movimientos de acción más exigentes.

  • Foto: Getty

    10 de 19

    Marlon Brando – En sus últimos años de carrera, este mito del Hollywood clásico hizo de la excentricidad norma, boicoteando deliberadamente varias de las producciones en las que participó. En la adaptación de La isla del Dr. Moreau, por ejemplo, se negó a aprenderse el diálogo, exigió llevar una bolsa de hielo en la cabeza y que el actor dominicano Nelson de la Rosa, el hombre más pequeño del mundo a principios de este siglo, apareciera como su sirviente en cada escena y luciera los mismos estilismos que él. Hay más ejemplos: en Superman no quiso quitarse su Rolex para dar vida al padre del héroe kryptoniano y en Un golpe maestro se refirió al director (Frank Oz) durante todo el rodaje como ‘Mrs. Piggy’, en referencia a la cerda de Los teleñecos (serie dirigida por el propio Oz).

  • Foto: Getty

    11 de 19

    Jennifer Lopez – La estrella del pop tiene especial predilección por el color blanco y exige que tanto las paredes como suelos de la habitación en la que se hospeda, así como el resto del mobiliario, sean tan níveos como la nieve. Otra leyenda jamás confirmada del todo sobre la diva del Bronx afirma que cualquier empleado que ose pedirle un autógrafo será despedido de inmediato. ¿Llevará igual de mal los 'selfies'?

  • Foto: Getty

    12 de 19

    Christopher Nolan – “Chris no permite que haya sillas en el rodaje”, confesó recientemente la actriz Anne Hathaway durante una conversación con Hugh Jackman en la revista Variety, añadiendo que el realizador considera que el equipo se relaja en exceso en el plató si hay sillas disponibles. Sin embargo, el director de filmes como El caballero oscuro o Interstellar ha negado tal afirmación, asegurando que el reparto puede sentarse cuando considere y que las únicas sillas que Nolan ha prohibido en sus sets son las de los directores técnicos.

  • Foto: Getty

    13 de 19

    Samuel L. Jackson – Dos días libres a la semana para jugar al golf: esa es la condición presente en cada contrato firmado por el actor para acceder a rodar cualquier película. Teniendo en cuenta que Jackson es considerado como una de las estrellas más rentables de Hollywood (más de 13 mil millones recaudados en 120 películas), la complacencia con su hobby parece merecer la pena.

  • Foto: Getty

    14 de 19

    Ben Affleck – Una simple gorra de béisbol casi lleva al traste una de las películas más taquilleras de 2014. Durante el rodaje del thriller Perdida, Affleck detuvo la grabación varios días por negarse a lucir una gorra de los New York Yankees, acérrimo rival de sus amados Boston Red Sox. Tras pelear con el director de la cinta, David Fincher, Affleck consiguió salirse con la suya y aparecer con la gorra del otro equipo de béisbol neoyorquino por excelencia, los New York Mets.

  • Foto: Getty

    15 de 19

    Justin Timberlake - El actor y cantante era un convencido de la importancia de la higiene antes incluso de la crisis del coronavirus, y requería que cada dos horas se desinfectaran los pomos de las puertas de los camerinos u hoteles que ocupa. Además, exige un ascensor para su uso exclusivo y una planta completa de hotel para que él y su equipo gocen de toda la privacidad.

  • Foto: Getty

    16 de 19

    Paris Hilton – En rodajes que pueden durar varios meses y exigen a sus protagonistas jornadas de trabajo extenuantes puede ser hasta comprensible que las estrellas soliciten el mayor confort posible. Más inconcebible resulta sin embargo el caso de Paris Hilton, que pidió botellas de vodka Grey Goose y varias langostas frescas para saciar su apetito con tal de aparecer apenas unos segundos en la comedia policiaca Los otros dos. Un cameo que el director, Adam McKay, acabaría dejando fuera del metraje final.

  • Foto: Getty

    17 de 19

    Arnold Schwarzenegger – Hasta 33 páginas de peticiones conformaban el contrato redactado por los representantes del exgobernador de California antes de aceptar volver a lucir chupa de cuero y protagonizar Terminator 3. Entre las más insólitas: capacidad de veto sobre director, actores o equipo técnico y un tráiler convertido en gimnasio de lujo para su uso y disfrute exclusivo.

  • Foto: Getty

    18 de 19

    Roger Moore – Durante las siete películas en las que el londinense se puso el traje del agente 007, Moore escribió en su contrato una exigencia muy clara: el suministro ilimitado de puros Montecristo. El actor trasladó su gran afición a la gran pantalla y James Bond se convirtió en un fumador habitual durante los filmes que protagonizó.

  • Foto: Getty

    19 de 19

    Garry Marshall – El director recordado por películas como Pretty Woman tenía una demanda muy especial en cada uno de sus convenios como realizador: que siempre hubiera un papel reservado para su gran amigo, el actor Héctor Elizondo (a la derecha de la imagen). El intérprete, que dio vida al gerente del hotel en el que se alojaba Vivian (Julia Roberts) en la mítica comedia romántica, apareció hasta en 18 trabajos de Marshall.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa