Quién es Valentine Monnier, la nueva mujer que acusa a Polanski de violación

La francesa presume de una larga trayectoria en diversos campos creativos: cine, moda y fotografía.

Valentine Monnier

Valentine Monnier en un fotograma de 'El devorador del océano' (1984).

Este fin de semana la prensa gala se revolvía con una nueva acusación contra el director Roman Polanski: la fotógrafa Valentine Monnier publicaba un testimonio en Le Parisien en el que relataba los abusos del cineasta. “En 1975 fui violada por Roman Polanski. Yo no tenía ningún vínculo con él, ni personal ni profesional, y apenas lo conocía. Fue de una extrema violencia, después de esquiar, en su chalé, en Gstaad. Me golpeó hasta que me rendí. Después me violó haciéndome sufrir todas las vicisitudes”. El abogado de este, Hervé Temime, niega y lamenta las acusaciones. La quinta mujer que denuncia públicamente a Polanski es hija de una familia acomodada de Alsacia. Al acabar el bachillerato se tomó un año sabático en el que terminó en la casa suiza de Polanski a través de una amiga. Monnier entonces acababa de cumplir 18 años. El autor de películas como La semilla del diablo actualmente reside en Francia; fugado de Estados Unidos desde 1978, tras haber sido condenado culpable de haber violado a Samantha Geimer, de 13 años.

Valentine Monnier

Valentine Monnier en la portada de la revista Cosmopolitan en 1977.

Monnier, de 63 años presume de una carrera que le ha permitido explorar diversos campos creativos. En los años setenta trabajó como modelo y fichó por la agencia francesa Girl’s Models. Alcanzó cierto éxito protagonizando portadas como la del número de septiembre de 1977 de Cosmopolitan, fotografiada por Francesco Scavullo. En los ochenta dio el salto a la gran pantalla y trabajó como actriz en una decena de títulos europeos como El devorador del océano (1984) o 2019, tras la caída de Nueva York (1983). Pero donde la artista se ha explayado en los últimos años ha sido en el ámbito de la fotografía.

View this post on Instagram

Valentine Monnier Swan lake

A post shared by Valentine Monnier (@valentine.m.v) on

Precisamente desde detrás de la lente es desde donde Monnier da salida a sus expresiones más personales. Una de sus últimas series de fotografías se titula J’Accuse (en francés, ‘yo acuso’), el mismo título de la película que Polanski planea estrenar el próximo miércoles 13 en Francia. Mientras que el parisino relata el caso Dreyfus, la historia de un capitán judío falsamente acusado de espionaje a finales del siglo XIX, la obra de Monnier hace alusión a los efectos sobre el cuerpo de una violación. “Estas fotos instintivas reflejan metafóricamente el estado del cuerpo tras una violación. Las quejas del cuerpo se expresan a través de la separación de cuerpo y mente. La mente se retira a tal profundidad que el cuerpo se aleja y no siente”, escribe la exactriz. La producción, realizada bajo el agua e inspirada en el mito de Ofelia, muestra a mujeres semidesnudas y suspendidas entre algas y trozos de tela. Con su trabajo quiere criticar al sistema que acalla a las víctimas: “Son las fotos del silencio, el mismo silencio que enjaula las voces de las víctimas de violación. El agua es silencio, los cuerpos están mudos”.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa