Salgo con un famoso y soy de otra raza, ¿por qué me atacas?

Los insultos racistas a FKA Twigs, pareja de Robert Pattinson, y al novio de Lorde destapan la discriminación latente en parejas interraciales.

Robert Pattinson FKA Twigs

Foto: Getty

“No te deseo el mal pero espero que un tren te pase por encima de esa cara de mono que tienes”.

“Eres como un mono, no puedo creer que Rob te bese”.

“Un mono es más guapo que tú”.

Estos son algunos de los comentarios que la cantante y bailarina británica Tahliah Debrett Barnett, más conocida como FKA Twigs, ha recibido a través de Twitter e Instagram después de que se hiciera público su romance con Robert Pattinson (se les relaciona sentimentalmente desde que se les viese paseando por Nueva York en agosto). La noticia de que el protagonista de Crepúsculo ya ha encontrado 'sustituta' a su ex Kristen Stewart, ha suscitado diversas reacciones, entre ellas, una importante carga contra su nueva chica en las redes sociales. Los insultos y burlas se centraron principalmente en el tono de su piel (es mulata, hija de padre jamaicano y madre de ascendencia británico-española), convirtiendo los comentarios despectivos en un ataque racista.

Aunque al principio la británica optó por hacer caso omiso, el aumento directamente proporcional entre el número de tuits y la crueldad de los mismos, la obligó a pronunciarse. "Estoy realmente sorprendida e indignada por la cantidad de comentarios racistas que están infectando mi cuenta esta última semana", escribió en su perfil de Twitter hace unos días. Y añadió: "El racismo es inaceptable en el mundo real y es inaceptable en el online". Al día siguiente colgó una foto en Instagram acompañada por la frase “Arrow Jamaica Latina Bambina” en la que mostraba con orgullo su color de piel y sus exóticos rasgos. Aunque muchos seguidores aprovecharon la foto para expresar su apoyo en forma de 'likes', entre los 1770 comentarios que acumula la publicación se incluyen nuevas faltas de respeto: “Eres demasiado fea, no deberías estar con Robert Pattinson”, es uno de los ejemplos.

 

A pesar de que todas las cuentas de Twitter desde las que escribieron tuits racistas han sido eliminadas, el ataque reabre el debate sobre el control de las opiniones que se vierten en Internet y sobre la falsa superación del racismo en la sociedad actual. Y por supuesto, la discusión sobre por qué sigue sorprendiendo que el famoso 'atractivo/a' de turno inicie una relación sentimental con una persona de otra raza, hecho del que FKA Twigs solo es, desgraciadamente, un ejemplo más.

Hace aproximadamente un año, James Lowe, el novio de Lorde, también fue víctima de ciberbullying de tintes racistas. Al parecer los ataques comenzaron después de que la cantante calificase como 'feo' a Justin Bieber y a los One Direction (aunque según recoge Jezebel no existe evidencia de que la intérprete hiciese este comentario). Sea como fuere, la 'venganza' por parte de las beliebers y directioners no recayó en ella sino en su novio. El fotógrafo neozelandés de rasgos asiáticos se convirtió en objeto de burla de todo aquel que se dejaba caer por los perfiles sociales de la cantante. Los comentarios atacaban su apariencia 'nerd' en las instantáneas de la pareja, pero se centraban, sobre todo, en aspectos y estereotipos racistas. Además de soportar que le cambiasen el nombre por 'Ching Chong', que se juzgase el tamaño de su pene o se le comparase con “Mao Tse Tung”, Lowe también fue calificado como “feo”, “asiático escuálido” y cuestionado por lograr estar con una persona famosa a pesar de su, en opinión de los comentaristas, escaso atractivo físico.

 

Cargando

?HAPPYBDAY JAMES?

Ver en Instagram

 

El más difícil todavía lo han vivido la modelo Ireland Baldwin y la rapera negra Angel Haze, que salen juntas desde este verano. Además de recibir críticas por ser "demasiado exhibicionistas" con su relación lésbica en las redes sociales, muchos reprobaron, otra vez, el factor interracial. La propia Baldwin, que ha defendido que América no está preparada para una aceptar una pareja lésbica de diferentes razas, contestaba en su Twitter al ciberacoso y las críticas que su relación ha despertado: “Convertir esto en un asunto de raza o de que somos dos mujeres es anticuado. Este es el nuevo mundo en el que vivimos”.

Ese 'nuevo mundo' tampoco parecía preparado para que la oscarizada actriz Lupita Nyong'o fuese elegida la mujer más hermosa del planeta. La revista People así lo decidió hace unos meses y Nyong'o vivió en sus propias carnes que el universo entero cuestionase su belleza por ser negra. Al hilo de la noticia, muchos pusieron en duda que una mujer con 'ese pelo', 'esas facciones' o 'ese color de piel tan oscuro' pudiese ostentar el título de 'guapa' y mucho menos, el de 'la más guapa del mundo'. La propia actriz reconoció en un discurso sobre la belleza que el color de su piel “más oscuro que la noche” había sido objeto de burlas y una de sus mayores inseguridades. Soñaba cada mañana con despertarse con la piel más clara hasta que comprendió que la belleza “no era algo que se pudiese adquirir o consumir, era algo que simplemente tenía que ser”.

“El racismo no ha terminado. No está muerto. No lo está”, declaró Nyong'o a The Cut. El caso de FKA Twigs es, por desgracia, un ejemplo más de que la protagonista de 12 años de esclavitud tiene razón.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa