Rosa Tous: «Admiro a las mujeres capaces de usar taconazos»

Se la reconoce nada más verla. La diseñadora de joyas imprime personalidad a sus creaciones y también a su armario. Sabiduría y experiencia.

Rosa Tous

Esta mujer ha llenado el mundo de osos. Rosa Oriol, conocida como Rosa Tous, es el motor de un imperio con tiendas repartidas en 40 países y una de esas personas que ha conseguido crearse una imagen personal propia e inconfundible.

¿De dónde viene esa afición suya por vestirse monocolor?

Era muy joven cuando se me quedó el pelo blanco, y empecé a darme cuenta de que, con un cabello así, lo que mejor me quedaba era el negro en invierno y el blanco en verano. Y hasta hoy sigo así.

¿No tiene ninguna prenda estampada?

Me compro algunas, porque me gustan cuando las veo en una tienda, pero luego, en casa, me las pongo y me siento disfrazada. Así que acabo por no usarlas. Creo que, sobre todo a partir de cierta edad, es importante tener claro lo que te sienta bien.

¿Guarda la ropa que no se pone?

Desde luego. Por fortuna, tengo mucho sitio en casa para conservar las cosas de calidad. Porque, además, al pasar el tiempo hay muchísimas prendas que pueden recuperarse perfectamente.

¿Ha rescatado algo recientemente?

Una americana de flecos de Moschino. El otro día, en París, estaba viendo una chaqueta de Margiela, y me dije: «Pero si yo tenía una muy parecida a esta». Al volver a casa, fui al armario y, sí, allí estaba.

¿Qué prenda se repite más en su vestidor?

Pues las americanas, precisamente.

¿Alguna que sea especial?

Es que hay muchas, ¡son muchos años ya! Pero si tengo que elegir una, quizá sea una de Gaultier, que tiene cuello esmoquin de un solo lado y es desnuda por el otro. La usé para una campaña. ¡Ah, sí! Y otra de Moschino bordada con perlas que me puse hace más de 20 años cuando inauguramos la primera tienda fuera de Manresa.

¿Cómo le gustan los zapatos?

Paso muchas horas de pie, camino mucho, así que soy de bailarina. Aguanto muy mal los tacones, pero envidio a las mujeres capaces de usar taconazos.

Pero tendrá algún calzado de tacón, ¿no?

Sí, me encantan los zapatos. Tengo unos Manolo Blahnik de corte salón que son preciosos.

Una compra que la haya dejado satisfecha.

Dos chaquetas que pienso ponerme siempre: una de Chanel, de lentejuelas, y otra de Lanvin, de blonda blanca. También unos zapatos de plataforma, de Jil Sander, que compré el otro día en París, y que son comodísimos. Estoy feliz con ellos, me hacen más alta y no me hacen daño.

Alguien que se dedica a la joyería, ¿cómo elige sus joyas?

Normalmente llevo cosas muy discretas como unos pendientes solitario con diamante o un colgante de lágrima de diamante. A veces me pongo una sola pieza importante, pero siempre jugando con el vestuario. Piensa que el pelo corto también condiciona a la hora de elegir los complementos.

Nunca la veremos con…

He aprendido a no decir nunca jamás, pero huyo de los estampados. Y si son grandes y de colores chillones, ya te aseguro yo, que es imposible que los use.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa