Richard Young, el fotógrafo de las noches más salvajes de los famosos

Bianca Jagger, Kate Moss, Diana de Gales, Madonna. Todos los nombres de la lista A han pasado por el objetivo del británico Richard Young.

Richard Young

A Richard Young no le tembló el pulso cuando hizo aquella foto escondido detrás de un árbol. El protagonista masculino de la imagen celebraba su 50 cumpleaños y la mujer que lo acompañaba le regaló un largo beso en los labios. Eran Richard Burton y Elisabeth Taylor y la escena sucedió en el Hotel Dorchester de Londres, en 1975. La prensa quería la confirmación de que el matrimonio peor avenido de la historia de Hollywood estaba de nuevo unido. Ese beso era la prueba y él la tenía. Young se coló en la fiesta privada de Burton vestido como uno de los músicos de la banda. Cuando Taylor se dio cuenta de que tenía una cámara, le gritó: «¡Lárgate de aquí ahora mismo!». Al día siguiente, la foto se publicó en el Evening Standard. Dos semanas más tarde, la actriz lo llamó personalmente para pedirle una copia. Desde entonces y, hasta que ella murió en 2011, fueron amigos.

Richard Young

Kate Moss y Jo Wood, dos vaqueras en el 50 cumpleaños del guitarrista de The Rolling Stones, Ronnie Wood, en Richmond, Londres (1997).

Richard Young

«Ésa fue la primera imagen que vendí a un periódico. Sabía que tenía una exclusiva mundial. Cuando la hice tuve el presentimiento de que mi vida iba a cambiar para siempre. Y así fue», cuenta Young desde su galería en Londres, donde acaba de presentar Nightclubbing, un libro que celebra sus 40 años de carrera, durante los cuales ha asistido a fiestas extraordinarias en los clubs más exclusivos: desde el Embassy en Londres al Regine’s del Hotel Puente Romano de Marbella.

Tras la venta de la instantánea de Burton y Taylor, Richard entró a trabajar como freelance en el Standard. Tenía 28 años y solo había participado en dos proyectos fotográficos casi por casualidad (uno de ellos fue registrar la visita a Londres del filántropo y multimillonario John Paul Getty III). Empezaron a invitarlo a fiestas a las que nunca había tenido acceso. Los 70 llegaban casi a su fin, el punk se había convertido en la única religión y los gays abrieron por primera vez las puertas de los armarios de Londres. «Nadie sabía exactamente quién era ni a qué me dedicaba. No había zona VIP, no te separaban del resto de invitados. Si estabas dentro, tenías libertad para moverte. Ahora los eventos están controlados por una legión de mánagers y relaciones públicas», lamenta.

Richard Young

Liza Minelli, reina del baile en el Club Regine’s, de Londres (1979). Faltaban unos meses para que estrenara Arthur, el soltero de oro, un éxito de taquilla que le devolvió parte de la popularidad perdida.

Richard Young

Uno de los primeros encargos que recibió Young tras unirse al diario fue cubrir la gira Anarchy Tour de los Sex Pistols por Inglaterra en el año 1976. «Fue caótica. Les prohibían tocar en cada pueblo al que llegaban porque eran un escándalo nacional. Pasábamos casi todo el día emborrachándonos en habitaciones de hotel», recuerda. Y es que al final, entre el cazador y los cazados empieza a tejerse una red de cariño que permanece en el tiempo, asegura Young. «Madonnna y Kate (Moss) son mis amigas. Las he retratado muchas veces. Parece que les gusta, porque me siguen llamando», dice riéndose. Él fue el único fotógrafo, por ejemplo, que recibió una invitación para el 25 cumpleaños que la top celebró en París. «Si Kate asiste a una fiesta, sabes que va a ser una de las buenas. Es muy divertida, siempre lo pasas bien a su lado», revela.

Richard Young

Lucy Yeomans, Stella McCartney, Kate Moss y Tracey Emin en la gala benéfica Love Ball en The Roundhouse, Londres (2010).

Richard Young

La fotógrafa Diane Arbus decía que una instantánea es un secreto sobre otro secreto: cuanto más te enseña, menos sabes. El día que el padre de Richard le regaló una pequeña cámara Brownie cuando tenía 8 años, nunca pensó que su afición lo llevaría a guardar tantas confidencias. «Tengo algunas fotos en un cajón que nunca verán la luz. Mis labios están sellados», señala con picardía. Su mayor cómplice ha sido la agencia Rex Features, con la que ha trabajado durante más de 30 años. Fueron sus jefes en Rex los que le enviaron a Cuba a conocer a Fidel Castro y a Rumanía para seguir a Michael Jackson en su tour Dangerous de 1992. «Fidel tenía mucho poder. Estaba rodeado de guardias de seguridad y casi no me dejaron acercarme a él. Nuestro encuentro fue muy breve. Sin embargo, Michael (Jackson) me sorprendió, no era como me lo imaginaba. De cerca era un hombre absolutamente encantador, bastante normal y muy compasivo. Visitamos algunos orfanatos en Rumanía y eso nos rompió el corazón. A él le afectó de verdad todo el horror que vimos», cuenta.

Richard Young

Ringo Starr y su mujer, Barbara Bach, chica Bond en La espía que me amó, en la inauguración del restaurante The London Brasserie en Georgia (1987).

Richard Young

Llegaron los años 90 y la fotografía a color vino para quedarse. Hasta las celebridades que protagonizaban los eventos cambiaron y las supermodelos y estrellas del rock ocuparon el lugar de los actores y los royals. «No me atrevería a decir que las fiestas de ahora tienen menos glamour que las de antes. La gente hace muchos más esfuerzos por ir vestida de un diseñador y se preocupa mucho más por el maquillaje y la peluquería que en los años 70. En esa época nos hacíamos la ropa o la comprábamos en cualquier mercadillo. Pero si tuviera que elegir una década, me quedo con aquélla. Fue salvaje. Hoy todo el mundo es demasiado políticamente correcto. Ni siquiera te dejan hacer una foto a alguien con una copa o un cigarrillo en la mano, por no hablar de otras cosas», sentencia.

Richard Young

Freddie Mercury acababa de terminar su gira con Queen en 1986 y quiso celebrarlo en el The Roof Gardens, en Kensington. Samantha Fox, bailando con él.

Richard Young

Richard Young

Richard Young a punto de fotografiar a Jude Law en julio de 2005.

Cordon Press

Richard Young

El tenista Björn Borg y su entonces novia, Mariana Simionescu, queman la noche de Marbella en el Club Regine’s del Hotel Puente Romano (1979). También allí celebraron su boda en 1980.

Richard Young

Richard Young

Donatella Versace en la fiesta de su hermano Gianni tras desfilar en la Semana de la Moda de París (1994).

Richard Young

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa