Patricia Conde: «Creo en la premamá ‘sexy’. Presumo mucho de mi tripita»

La presentadora de televisión, que espera su primer hijo, confiesa que no ha necesitado cambiar su armario ni comprar mucha ropa de embarazada para estar (y sentirse) guapa. Su estilo incluye ser práctica.

Patricia Conde

Dentro de tres meses, Patricia Conde se estrenará como mamá. Mientras, trabaja en algunos proyectos puntuales y está ilusionada con el doblaje de su personaje Lucy Wilde en la película infantil Gru, mi villano favorito 2 (que se estrenará en julio). Dice que no se agobia por la preparación de la canastilla del bebé, que tiene claro que su niño no llevará encajes y que no se ha vuelto loca con los vestidos de premamá.

¿Qué fue lo primero que compró cuando supo que estaba embarazada?

Creo que unos vaqueros.

¿Y para el niño?

Un pijamita pequeñísimo, precioso. Me produce mucha ternura ver toda esa ropa tan chiquitita y pensar que dentro de unas semanas la va a llevar mi hijo.

¿Se ha hecho un buen guardarropa de premamá?

No. Soy una persona muy práctica y sé que el embarazo es una etapa que pasa volando. He comprado algún vestido, algún pantalón y he adaptado varias prendas que ya tenía.

¿Por ejemplo?

Tengo unos modelos de Isabel Marant que son fantásticos, al no ser nada entallados puedes cambiarlos a base de cinturones. Los seguiré usando después de que nazca el niño.

¿Ha variado su forma de vestir?

Creo que no. Yo no soy muy amiga de ir ajustada. Llevo muchos vestidos évasé o tipo babydoll que me sigo poniendo sin problemas. Además, he hecho algunos apaños soltando cinturillas de unas faldas que dejaré como estaban cuando vuelva a mi talla. Con habilidad puedes arreglar muchas cosas.

¿Cree en la premamá sexy?

¡Por supuesto! No tienes porqué renunciar a ir guapa por estar embarazada. Además, creo que eso va por dentro. Yo presumo mucho de mi tripita.

¿Y la canastilla? ¿La tiene lista?

No. No hay prisa. Todavía me quedan tres meses y tengo tiempo para organizarme. Pero sí he comprado algunas cosas y también me han hecho unos regalos preciosos.

¿Ha caído en la tentación tan de moda del baby shower?

Pues no, y además no me gusta. Yo no soy de seguir esas corrientes. Me han obsequiado cosas muy bonitas, pero no porque yo haya montado una fiesta.

¿Qué hay en el armario de su niño?

Mucha ropa cómoda para el principio, ranitas, pijamas de algodón y motivos marineros, pero nada cursi.

Es decir, su bebé no va a usar demasiadas puntillas.

Creo que no. Recuerdo que cuando veía a un niño así, lleno de encajes, un amigo comentaba: «Parece un nabito», y no se me quita de la cabeza esa imagen. No quiero mirar a mi hijo y pensar en un nabo pequeñito, prefiero las piezas más sencillas.

¿Dónde ha hecho sus compras para el bebé?

Hay una tienda que se llama Baby Room que tiene cosas muy bonitas, tanto de muebles como de textil. También he comprado en Petit Bateau. Me encanta su estilo.

Espera un niño. ¿Se ha ido solo al color azul?

No, tengo prendas de muchísimos colores. Bueno, de momento no tiene nada en rosa… pero tampoco lo descarto.

¿Qué es lo más especial que le ha comprado?

Una camiseta de los Rolling Stones. En general, me gusta la ropa que parece de adulto, pero en pequeñito, como la de Quicksilver o la de TPM.

Está doblando una película de animación…

Sí, y es maravilloso hacer este trabajo justo cuando estoy a punto de ser mamá. Pienso muchas veces en que es una película que mi hijo verá muy pronto.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa