Nicole Kidman

Olvídate del botox: los papeles que han hecho de Nicole Kidman la actriz más valorada

La crítica se rinde ante la excelsa interpretación de la actriz en 'Big Little Lies' y la reivindica como 'mejor actriz de su generación'.

  • Foto: Cordon Press

    1 de 18

    Celeste Wright en Big Little Lies (2017) "El flequillo de Nicole Kidman es lo mejor que le ha pasado a su carrera en una década: ha hecho que la gente deje hablar de su frente y fuerce la conversación en sus aptitudes", revelaba Anne Helen Petersen en el imperdible ensayo ¿Cuántas veces tiene Nicole Kidman que demostrar su valía?, un texto que recuerda las tres décadas de la actriz interpretando papeles magistrales.

  • Foto: Cordon Press

    2 de 18

    Celeste Wright en Big Little Lies (2017) Petersen no es la única rendida por su papel de mujer maltratada en la serie. La tótem de la crítica desde el New Yorker, Emily Nussbaum, escribía sobre la "destacable" interpretación: "Hay una especie de autoposesión en Kidman. Aunque sonría, nunca parece liberada. Mientras otros actores se han especializado en la transparencia, Kidman tiene otro don: puede llevar una máscara y simultáneamente puedes darte cuenta de lo que está escondiendo detrás de ella".

  • Foto: Cordon Press

    3 de 18

    Sue Brierley en Lion (2016) Interpretar a la madre australiana que ayudó a su hijo adoptado a buscar sus orígenes le valió una nominación en la última edición de los Globos de Oro, los Bafta y los Oscar. El director de la cinta, Garth Davis, defendió a la actriz a capa y espada "Ha sido increíble cómo ha entendido a este personaje, su conexión espiritual con la historia. Ha sido asombroso ver tanta profundidad y fragilidad en su actuación".    

  • Foto: Cordon Press

    4 de 18

    Rae Ingram en Calma total (1989) Este thriller sobre una joven pareja de navegantes (Kidman y Sam Neill) que acaba luchando contra un naúfrago al que rescatan (Billy Zane) supuso el punto de inflexión de la australiana en Hollywood.  Solo tenía 21 años y ya había rodado el filme de culto Los bicivoladores (BMX Bandits) y en la serie Vietnam (1988), pero este fue el papel que la puso en el mapa de las grandes ligas.

  • Foto: Cordon Press

    5 de 18

    Claire Lewicki en Días de Trueno (1990) La crítica ha tildado de 'insustancial' el papel de la joven doctroa que acaba enamorándose del piloto (Tom Cruise), pero en esta película de Tony Scott la actriz conocería a su futuro marido, y con el que inevitablmente se la quiso asociar también en su carrera profesional. La película fue un éxito total: 157 millones de dólares en taquilla a escala global.

  • Foto: Cordon Press

    6 de 18

    Shannon Christie en Un horizonte muy lejano (1992) Estar emparejada con el actor influiría mucho en sus decisiones profesionales, o así lo vio la crítica, que la tacharon de atrezzo de Cruise en esta cinta. Ron Howard, director de la película, diría: "la gente fue desdeñosa con ella porque estaba casada con Tom" y aunque su papel de una mujer independiente en la cinta no pasa desapercibido, Kidman entró en un bucle de ser "la acompañante" del protagonista como en Mi Vida (1993, con Michael Keaton).

  • Foto: Cordon Press

    7 de 18

    Suzanne Stone en Todo por un sueño (1995) Uno de sus papeles de culto fuera del circuito de los grandes estudios. En esta sátira de Gus Van Sant, Kidman, según la crítica del New York Magazine, "galvanizó su carrera" intepretando a una implacable y ambiciosa presentadora de noticias que seduce a dos chavales para que asesinen a su marido.    

  • Foto: Cordon Press

    8 de 18

    Isabel Archer en Retrato de una dama (1996) Tras su exitosa y aclamada El Piano, Jane Campion se resistió a elegirla (llegaron a discutir por teléfono, Kidman gritó enfurecida para que la tomase en serio) pero finalmente alabó su trabajo en la película que adaptaba la novela de Henry James: "Me maravilló". Las dos volverán a trabajar juntas en la segunda temporada de Top of the lake. La crítica consideró entonces que la cinta era algo vanguardista y confusa. Hoy la rescatan para ejemplificarla como uno de sus mejores papeles.

  • Foto: Cordon Press

    9 de 18

    Alice Harford en Eyes Wide Shut (1999) Lindsey Romain escriben en Vulture sobre la cinta de Kubrick que tenía el morbo de dirigir a la pareja de Hollywood en un thriller erótico: "Cruise tiene más tiempo de pantalla, pero Kidman es la verdadera bomba. Su discurso en la habitación sobre sus fantasías es el punto álgido de la película. La cámara apenas se aleja de su rostro, que expresa culpa, emoción y arrepentimiento. La escena focaliza el tema central de la película: que nunca entenderemos los múltiples lados de nuestras parejas, y que quizá es mejor que así sea".

  • Foto: Cordon Press

    10 de 18

    The Blue Room (1998) "Sí, Nicole Kidman puede actuar". Esta es la primera frase de la crónica de The Guardian sobre la obra de teatro que protagonizó Kidman en el West End bajo la dirección de Sam Mendes. La crítica seguía empeñada en rechazar prematuramente la valía de la actriz, para después alabarla sin descanso. "Ella no es solo la estrella, es una actriz magnífica que realmente da todo lo que se necesita".

  • Foto: Cordon Press

    11 de 18

    Satine en Moulin Rouge (2001) Consiguió nominación al Oscar y a los Globos de Oro por ponerse en la piel de una cortesana en la hiperactiva e hipercolorista cinta de Baz Luhrmann. El director estaba obsesionado con ella, pero según relató Vanity Fair más tarde, "el público seguía viéndola como una actriz distante y fría".

  • Foto: Cordon Press

    12 de 18

    Virginia Woolf en Las Horas (2002) Según cuenta Petersen en su ensayo sobre la actriz, divorciarse de Cruise "la liberó" en cierta manera. Irreconocible aquí por la nariz falsa que lució bajo la dirección Stephen Daldry, Kidman se hizo con el Oscar a la mejor actriz encarnando a Virginia Woolf en 1923. Stephen Holden escribiría en el New York Times que Kidman realiza aquí una actuación de "valentía asombrosa, que refleja las guerras internas de una mente brillante".

  • Foto: Cordon Press

    13 de 18

    Grace Margaret Mulligan en Dogville (2003) Kidman, tras hacerse con el Oscar, apuesta por la vanguardia del cine y se pone a las órdenes del polémico Lars Von Trier en esta claustrofóbica cinta en la que una mujer acaba convertida torturada y violada por los supuestos ciudadanos ilustres de un pueblo perdido en las montañas. La crítica volvió a elevar a su actuación como "excelente", pero el público parecía seguir desconectado y sin empatizar con la actriz.

  • Foto: Cordon Press

    14 de 18

    Anna en Reencarnación (2004) Siguiendo con el lado más arty del cine, Kidman interpreta en esta extraña e hipnótica película de Jonathan Glazer a una mujer que se debate entre creer (o no) a un niño que afirma ser la reencarnación de su marido difunto. Una controvertida cinta que dividió a la crítica, pero que hoy rescata para elevar su interpretación. "Un impresionante trabajo que prueba su buen ojo con los proyectos que elige, y que no olvidarás fácilmente. Te gusten más o no".

  • Foto: Cordon Press

    15 de 18

    Diane Arbus en Retrato de una obsesión (2006) En esta adaptación totalmente libre de la vida de la fotógrafa Diane Arbus, Kidman volvió a entregarse al personaje de mujer atormentada y capaz de descender a sus infiernos . La crítica calificó a la elección de la actriz de "perversa" por la falta de parecido físico y, pese a a que habían pasado varios años desde su divorcio, seguía empeñada en enlazar la narrativa de sus papeles con Tom Cruise, alegando una liberación post divorcio con los papeles que escogía.

  • Foto: Cordon Press

    16 de 18

    Margot en Margot y la boda (2007) Las supuestas operaciones de cirugía plástica empiezan a hacer mella. Petersen rescata críticas como la de Salon, que decía "la piel de Kidman se ha convertido en su mayor limitación" o The Sun, que dijo que "tenía la frente congelada". "Estas piezas, como muchas otras que se publicaron a finales de los 2000 sobre Kidman, defendían que estaba atrapada en un rostro inmóvil […] La audiencia rechazaba su botox, pero hay muchas pruebas con actrices contemporáneas (Meg Ryan o Demi Moore) que sin haber recurrido a él, no hubiesen tenido papeles".

  • Foto: Cordon Press

    17 de 18

    Becca Corbett en Los secretos del corazón (2010) Nominación al Oscar por ponerse en la piel de una mujer que mucho tiene que ver con la Celeste de Big Little Lies, solo que aquí ahonda en el poliédrico duelo de una madre de un niño de cuatro años que ha muerto en un accidente de coche.

  • Foto: Cordon Press

    18 de 18

    Charlotte Bless en El chico del periódico (2012) Otra de las películas más infravolaradas de su carrera, pero una auténtica joya para ver a una Kidman espléndida (solo se llevó el 28% de los votos de la primera ronda en la #KidmanWorldCup que montó el periodista Guy Lodge en Twitter a propósito de cuál era su mejor papel), pero que muchos defienden como una oportunidad para verla llegar a profundidades que parecen "grotescas".

Etiquetas:
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa