Olivia Palermo, el icono de estilo del Upper East Side

Los looks de Olivia Palermo sientan cátedra en la blogosfera. Hoy su imagen es su marca... y el mejor reclamo para disparar las ventas de una colección.

Olivia Palermo

Dicen de ella que es una de las mujeres más estilosas del mundo. Y si olvidamos las listas oficiosas de publicaciones como Forbes –que cada año recogen los nombres de los más poderosos de la industria– y escuchamos al jurado popular, Olivia Palermo es probablemente una de las féminas cuyo estilo es referente e influyente. Si para otras it girls televisivas aparecer en un reality es la puerta a un estrellato fugaz (que les permite sentarse una o dos temporadas en primera fila y, con suerte, crear una línea para una cadena de gran consumo), para Palermo formar parte del reparto de The City (de 2008 a 2010) fue el primer paso de un elaborado plan de expansión para convertir su imagen (y cada una de sus apariciones públicas) en una marca registrada. «Me siento afortunada. El reto ahora es ampliar el negocio», confiesa.

Olivia Palermo

Chaleco de lana con doble botonadura (1.920 €) y cinturón (250 €), ambos de Michael Kors.

Joshua Jordan

«La distinción va más allá de las tendencias; vestirse ha de ser un ejercicio de expresión personal», defiende la modelo, socialité, bloguera y empresaria durante esta sesión de fotos en un estudio neoyorquino, por donde, a última hora, pasa a recogerla su casi recién estrenado marido, el modelo Johannes Huebl. Pero para ella, vestirse (y sobre todo dejarse ver) es también la parte más importante de su trabajo de autopromoción. Sus estilismos, imitados y regrameados por miles de seguidores, son analizados de pies a cabeza en todos los blogs de moda, empezando por el suyo, que incluye tienda online para comprar sus looks favoritos. Es una auténtica maestra en el arte de rentabilizar el street style. Son muchos los diseñadores noveles que sueñan con que elija una de sus piezas para catapultar sus ventas. «Olivia Palermo tiene una fuerza única», cree el colombiano Edgardo Osorio (de 28 años), de la firma Aquazzura. «Que sea ella quien vista tus diseños por la calle, y no una actriz en la alfombra roja, dispara el deseo de otras féminas», asegura el creador, quien con 19 años fichó por Salvatore Ferragamo, con 23 se convirtió en jefe de calzado de Roberto Cavalli y con 25 lanzó su propia marca en Florencia.

Olivia Palermo

Olivia Palermo con sudadera de piqué de Miguel de Gil (170 €), shorts de algodón de American Apparel (20 €), y botas de ante de Aquazzura by Olivia Palermo (695 €).

Joshua Jordan

Juntos han creado una línea de seis modelos, que «es el kit de supervivencia de cualquier mujer», dice Osorio. «No existe el zapato perfecto. Una chica no puede sobrevivir con un único diseño en su zapatero», argumenta.¿Cuántos tiene Palermo? «No me gusta hablar de números», responde ella, siempre políticamente correcta. «Pero trabajando en este mundo, está claro que más de un par», añade. Este invierno, las botas por encima de la rodilla serán su comodín. «Funcionan con todo», afirma. Osorio prefiere la sandalia joya. «Es un tributo a la fascinación de Olivia por la joyería», cuenta. «Colecciono bisutería desde que tengo uso de razón. Antes solía recorrer anticuarios, tiendas vintage y mercados de pulgas con mi madre. Incluso hoy, cuando viajo, intento escaparme para buscar alguna pieza en Londres, Milán, Tokio… Las proporciones en Japón son perfectas», comenta ella. La joya más preciada de su colección privada es una pulsera que su madre le regaló cuando cumplió 21 años: «La llevo casi todos los días», explica.

Olivia Palermo

Abrigo de paño sin mangas de Barbara Bui (880€) en Thecorner.com, salones de Aquazzura by Olivia Palermo

Joshua Jordan

Escaparate contemporáneo. «La moda ha cambiado mucho en la última década. Con Internet, los blogs de street style se han convertido en una ventana a la individualización. Pero eso no significa el fin de las supermodelos [en favor de mujeres reales y superblogueras]. ¡La industria nunca perderá a sus tops, las necesita! Sencillamente, el negocio ha crecido; ahora somos más», sentencia Palermo, mientras se prueba unas botas mosqueteras con tacón de aguja. ¿Stilettos o zapatos planos? «Ambos. Depende de la situación y del look. Es una cuestión de proporciones: debes conocer muy bien tu cuerpo y tener en cuenta parámetros como el largo de la falda», expone a modo de tutorial, consciente de que sus consejos sientan cátedra. «Independientemente de lo que se lleve, tienes que sentirte cómoda y estilosa. Pero sobre todo debe favorecerte». Ése es el sueño de Osorio: «Crear un zapato que sea bello, pero que también elongue la pierna de quien lo lleva, y hacer que esa mujer esté divina».

Olivia Palermo

Olivia Palermo con perfecto de pitón de Roberto Cavalli (c. p. v.) y falda con tachuelas de Hervé Leger (2.090 €).

Joshua Jordan

Confort ya no es una palabra tabú. «¿Por qué sufrir?», pregunta el zapatero. «Tienes que poder moverte», asiente ella. «No es cuestión de llevar zapatillas», describe él. «Ni siquiera me parece moderno. Un tacón puede ser sexy y cómodo. No entiendo por qué las novias se quitan los zapatos en la boda antes de la fiesta. Se puede bailar toda la noche con unos stilettos», defiende con vehemencia. Para que las escépticas lo crean, tendrán que verlo… «La gente siempre necesita ver que otro lo ha llevado antes», insiste Palermo.

Olivia Palermo

Detalle de falda de Hervé Leger (2.090 €) y sandalias de ante con cristales de Aquazzura by Olivia Palermo (1.195 €).

Joshua Jordan

Olivia Palermo

Chaleco de esmoquin con solapa de raso de 3.1 Phillip Lim (754 €), salones de Aquazzura by Olivia Palermo (198 €).

Joshua Jordan

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa