El actor que ha resucitado el mito erótico del motero

De matar zombis con poncho y ballesta a protagonizar su propio programa de viajes en moto, Norman Reedus, el actor de 'The Walking Dead', sigue marcando territorio y derritiendo corazones.

Norman Reedus

A sus 47 años, Norman Reedus ha alcanzado la fama gracias a la serie 'The Walking Dead'. Foto: Cordon Press

Existen diferentes formas de saber que has conquistado la meca del cine. La más común es tener una estrella con tu nombre en el Paseo de la Fama, al igual que grandes del espectáculo como Charlie Sheen, Donald Trump o los creadores de ese himno verbenero llamado Clavado en un bar, Maná (sí, la tienen). Como las baldosas parecen haberse abaratado, existen maneras más fiables de tener certeza de éxito: ir al Saturday Night Live, que Taylor Swift te pida un dueto en algún bolo de su gira o presentar tu propio programa de viajes en moto. Primero fue Ewan McGregor, en plena cresta de la ola de Star Wars. Después David Beckham, que se marchó a Brasil con su Triumph para la BBC. Y ahora otra estrella en ciernes, Norman Reedus, acaba de estrenar Ride, una serie documental de seis episodios en la que explora la cultura motera de Estados Unidos. El silente, rudo y carismático Daryl de The Walking Dead ha afianzado su carrera bien inmerso ya en la cuarentena. Además de protagonizar una de las series con más audiencia y repercusión de la última década, este año lo hemos visto en el filme de acción Triple 9 con Kate Winslet y Casey Affleck. El talento multidisciplinar de Reedus también lo llevará hasta las consolas en Death Stranding, lo último del creador de Metal Gear en el que el actor prestará su imagen y movimientos al protagonista. Cine, series, documentales y videojuegos, ¿qué tiene Norman Reedus para que todos quieran contar con él?

Norman Reedus

Imagen promocional del nuevo programa del actor Norman Reedus, ‘Ride with Norman Reedus’. Foto: Instagram

“Tú eres un tipo duro profesional, un hombre varonil. ¿Cómo puedo serlo yo?”. Que la primera pregunta del genial presentador de The Late Show Stephen Colbert a Norman Reedus en su visita al programa, fuera sobre su virilidad, es un síntoma de la clave del éxito del actor. Vistiendo con estilo (por imposible que parezca) un poncho raído y sosteniendo una ballesta, su personaje Daryl ha actualizado para los más jóvenes las cualidades de la masculinidad clásica. Aquella que lideraran los Brando, McQueen o Eastwood, a quien por cierto, homenajea con la mencionada prenda azteca. Reedus va a cumplir su séptima temporada en pleno apocalipsis y mantiene el patrón de macho tranquilo y confiado, aquel que suelta la última bravuconada aunque esté rodeado de indios (zombis en este caso) deseando acabar con su vida. Se une así a una nueva generación de iconos sexuales liderados por los cinematográficos Tom Hardy o Colin Farrell, y a la que se están sumando productos made in tv como Charlie Hunnam (Hijos de la Anarquía), Travis Fimmel (Vikingos), Jason Momoa y Michiel Huisman, ambos de Juego de Tronos. Todos fornidos hombres heterosexuales, rudos y agresivos debido al caparazón autoimpuesto para evitar sufrir por amor. Si las adolescentes de hoy forraran sus carpetas con fotos de revistas (no lo hacen, ¿no?), a buen seguro estos nombres serían los más recortados. En el caso de Reedus, su Daryl podría haber supuesto un punto y aparte en este arquetipo ya que Frank Darabont (Cadena Perpetua), el responsable de la primera temporada de The Walking Dead, tenía un secreto guardado para el personaje. “Estábamos en una fiesta en Los Ángeles y me dijo: ‘Tengo una idea para Daryl. Es gay, pero del tipo que si le mencionas que lo has visto mirando a un miembro del mismo sexo, te apuñalaría. Nunca lo admitirá. ¿Estarías interesado?’. Yo le dije: ‘Eso les volverá locos, hagámoslo’. Y me contestó: ‘Sabía que te había contratado por una razón’”, confesó a la edición estadounidense de GQ. A pesar del entusiasmo del director e intérprete, y del éxito del estreno, Darabont fue despedido de la serie y al personaje de Daryl Dixon le atraen las mujeres. Hay fronteras que Hollywood todavía no está preparada para cruzar.

Norman Reedus

Su personaje Daryl Dixon, un icono de heterosexualidad que podría haber tomado un camino muy diferente. Foto: Cordon Press

Dicen que la paciencia es una virtud y Norman Reedus ha necesitado tirar de ella en su transcurrir profesional. Tras dos décadas haciendo pequeños papeles de reparto y protagonizando algunas películas con vocación de sobremesa de Antena 3, es ahora, a sus 47 años, cuando ha llegado su momento. Hasta la oportunidad zombi, el californiano era más conocido por su trabajo como modelo para Prada o Levi´s, y su matrimonio de cinco años con la top model de los noventa Helena Christensen, con quien comparte dos hijos. También ha aparecido en videoclips de Radiohead (Fake Plastic Trees), R.E.M (Strange Currencies) y el en Judas de Lady Gaga. Pero su faceta como artista no se limita a su trabajo como actor, Reedus ha experimentado con la escultura, la pintura y la fotografía, publicando en 2013 su propia colección de imágenes. Gracias a The Walking Dead, su agenda se ha apretado considerablemente. Además de la grabación de la nueva temporada de la serie, ha estrenado la comedia Vacaciones, el drama indie Sky con Diane Kruger y el filme de atracos Triple 9. El año que viene, Death Stranding, uno de los videojuegos más ambiciosos y esperados de PlayStation 4, verá la luz con él como protagonista. “La serie me ha abierto más puertas, mentiría si dijera lo contrario. Siempre he hecho cosas artísticas, pero no estoy en contra de los taquillazos ni de las películas independientes. Me gusta tener una buena historia y buena gente involucrada”, explicó el actor en una entrevista, en la que también dejó una puerta abierta a la saga más importante de la historia del cine. “¿Qué si interpretaría a un puto soldado imperial en Star Wars? ¡Joder, sí! ¡Un traje chulo!”.

Norman Reedus

Diane Kruger y Norman Reedus en ‘Sky’, todo un cambio de registro para el actor este drama romántico. Foto: Cordon Press

A falta de saber si algún director recoge el guante y cuenta con Norman Reedus para la franquicia galáctica, tendremos que conformarnos con verle subido en su moto en vez del Halcón Milenario. Acaba de estrenar Ride with Norman Reedus, una serie de seis episodios en la que recorre las rutas más míticas de los aficionados a las dos ruedas. En cada capítulo tiene un invitado diferente, como el easyrider Peter Fonda, el director Robert Rodríguez (Sin City) o la modelo y motera Imogen Lehtonen, que le acompañó en el estreno. El actor, un fanático del cicloturismo, estuvo a punto de perder la vista en un accidente después de un concierto de R.E.M en Berlín, al ser arrollado por un camión. Tras varias operaciones, cuatro tornillos en la nariz y titanio en la cuenca de uno de sus ojos, Reedus consiguió recuperar el aspecto normal de su rostro para seguir poniéndose delante de la cámara, pero sobre todo, conduciendo. “Se reflexiona mejor con el casco puesto. Es como estar en un avión: Estás ahí contigo mismo, solo puedes pensar y llegan las ideas. Es mi momento, y vuelvo a él cuando puedo. Es como mi yoga”. Para las interesadas/os, esta no es la ventanilla para apuntarse a las clases de yoga en moto con Norman Reedus. Lo sentimos. Mucho.

Etiquetas: |
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa