«No tuvimos una relación física»: Mariah Carey no se acostó con su prometido, el empresario James Packer

La cantante se encuentra promocionando sus memorias y confesó que sus relaciones irrelevantes, como la del empresario, no aparecen en ellas.

Mriah Carey y James Packer en 2015. Foto: getty

Las estrellas musicales no pueden salir de tour debido a la pandemia. Ni para dar conciertos, ni para promocionar sus nuevas obras. Eso le ha sucedido a Mariah Carey con la publicación de sus memorias, The Meaning of Mariah Carey (El significado de Mariah Carey). La cantante ha sustituido los jets y las ruedas de prensa por el confort de su hogar. Teniendo en cuenta lo poco que se movía en sus últimos espectáculos, no debe de suponerle un drama. «Sinceramente, no echo de menos a nadie de fuera, así que no me importa el confinamiento», confirmó en una reciente entrevista en The Guardian.

Esto no ha sido lo único que ha desvelado para publicitar su biografía. En ella, cuenta sus relaciones más importantes. O al menos las que considera así. «Si fue una relación que me importó, aparece en el libro. Si no, no tuvo lugar». El periodista, sorprendido por la ausencia del empresario James Packer, con el que estuvo prometido, le pregunta por él. «No tuvimos una relación física, si quiero ser honesta contigo», confiesa. Y calla. La autora del villancico moderno más famoso deja caer así que no tuvieron sexo durante su relación.

La ganadora del Grammy lleva desde 1994 explotando el éxito de All I Want for Christmas Is You. Foto: getty

Sí escribe en cambio sobre el flirteo con el jugador de béisbol Derek Jeter, del que se rumoreó durante mucho tiempo y se ha encargado de corroborar. También sobre un pasado duro, traumático, lleno de violencia. Cuando tenía seis años, su hermano mayor pegó a su madre y la dejó inconsciente. Cuando tenía 12, su hermana mayor drogó a la estrella y la abandonó con hombres extraños. A esa infancia achaca que, ahora, sea una mujer nocturna, que se pasa la madrugada trabajando. «A menudo, estuviese quien estuviese en casa haciendo lo que fuese me hacía sentir insegura, así que empecé a pasar las noches en vela».

El tema racial también ocupa buena parte de sus recuerdos, y ha moldeado no solo su personalidad, también su carrera. ¿Su famosa melena al viento, empujada por un ventilador? Culpa del estereotipo blanco. Carey envidiaba las cabelleras de mujeres blancas que volaban impolutas en los anuncios de champú. «Todavía me obsesionan, como evidencian los ventiladores que empleo en todas mis sesiones de fotos», desvela al diario británico. También el hecho de que, si denunciaba a su familia, creían a su madre, blanca, por encima de ella.

En la entrevista, no se disculpa por sus famosas y extravagantes exigencias. Más bien las justifica. «Puede que suene arrogante, pero espero que lo contextualices en una carrera desarrollada desde la nada. Si no puede ser exigente después de romperme el culo toda mi vida, lo siento: no me di cuenta de que todos debíamos mantener un perfil bajo».

Esta puede ser la última ronda de entrevistas de Mariah Carey, y la última oportunidad para profundizar en su vida. Lo ha dicho ella misma. Con la publicación de su biografía asegura que pierden el sentido las preguntas y sus respuestas. «No puedo expresarlo mejor que en el libro. A partir de ahora, sería: ‘Por favor, consulta la página 29’. ¿Me entiendes?».

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa