Mujeres ejecutivas: el equipaje del poder

Las mujeres más influyentes del mundo se reúnen estos días en Davos. Allí cierran sus acuerdos y compiten en vestuario.

Ejecutivas

En sus agendas electrónicas sonó una alarma hace semanas con el mensaje: elegir los modelos para el Foro Económico Mundial en Davos (que comenzó el día 23 y finaliza mañana). Las mujeres que controlan el mundo no se miden cara a cara, sino de zapatos a pelo. No hay espacio al error. Aunque se reúnen en la estación suiza de deportes, no llevan ropa para esquiar, solo prendas favorecedoras como armas para socializar. Desde que apareció Marissa Mayer, la presidenta de Yahoo!, la tensión subió grados. Con solo 37 años, prefiere arriesgar y presumir de cintura con vestidos de Naeem Khan, Erdem y Balenciaga. Algo que no intimida a la primera ministra danesa, Helle Thorning-Schmidt (46 años), quien no ha dejado de ser perseguida por las cámaras –desde que se hizo con el poder en 2011– debido a su aspecto de estrella de Hollywood gracias a los diseños de Frida Giannini para Gucci.

Arianna Huffington (62 años) está en otra liga, ella es una celebridad en Davos, no solo porque va para informar, también por demostrar por qué es el paradigma de las sposty (sexy pensioner over sixty) –como se ha denominado a las mujeres sexies próximas a la jubilación–. Hay blogs como fashion.about.com que analizan su aspecto, desde su rubia cabellera, que cuida con productos de John Frieda, hasta sus medias de Calvin Klein y sus trajes de Ralph Lauren. Josette Sheeran (58 años) cierra este cuarteto de poder rubio; lógico que sea ella, ya que es la vicepresidenta del Foro. No le interesan las firmas, pero sí los colores. Apasionada del rojo, no puede salir a la calle sin chaquetas o abrigos en este tono (como le ocurre a Rita Barberá). Su aspecto cómodo no deja de ser una muestra de las ventajas de jugar en casa.

Ejecutivas

Arianna Huffington confía en Ali Rahimi para diseñar sus vestidos de fiesta.

Cordon Press

 

En el puesto 52 de la lista Forbes de las mujeres con más poder del mundo está Helene Gayle, presidenta de CARE, la organización que vela por erradicar la pobreza en el mundo. Ella sabe la importancia que tiene este tipo de acontecimiento para cerrar acuerdos y mejorar la agenda. Es amiga de Christy Turlington y Demi Moore, pero en quien se fija para agradar sin intimidar es en Michelle Obama. Cuando quiere renovar su armario sigue fielmente la lista de direcciones de la primera dama y se fía de Prabal Gurung y Michael Kors. La austeridad estética la representa Beth Brooke (53 años), vicepresidenta de Ernst & Young y activista por la visibilidad de las lesbianas. Ella cubre su delgada silueta con trajes de J.Crew o Banana Republic. Su seña de identidad: el cabello corto canoso.

Y como si de una partida de póquer se tratara, Margaret Hamburg (57 años), comisaria de la Food and Drug Administration, ve las canas de su compañera y le suma gafas. Aunque le añade un plus con chaquetas de Marc Jacobs y Chanel. Cuando se habla de Davos se piensa en conferencias y debates interminables. Pero al caer la noche toca divertirse, sobre todo cuando tras cenar en el Zaubergberg se van de copas al Carigiet Bar, donde deben demostrar sus habilidades para moverse con vestidos largos. El deber no excluye que, como dijo Cyndi LauperGirls just wanna have fun.

Ejecutivas

The Huffington Post consideró a Helene Gayle como una de las 10 mujeres que cambiaron el mundo en 2012.

Cordon Press

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa