Miroslava Duma: “A principios de año me dieron siete meses de vida”

Los ‘likes’ no sirven para nada, dice la ‘influencer’. La rusa comparte en Instagram el diagnóstico que ha cambiado radicalmente su manera de entender el mundo.

Miroslava Duma

La rusa Miroslava Duma en una imagen de archivo. Foto: getty images

Miroslava Duma, la prescriptora de estilo y creadora de uno de los portales digitales de estilo de vida más influyentes de Rusia, Buro 24/7, compartía la tarde del domingo los resultados que le cambiaron la vida hace pocos meses: “A principios de este año me diagnosticaron una enfermedad pulmonar rara y me dieron siete meses de vida. Fue una locura aterradora, pero mirando hacia atrás, me doy cuenta de que los últimos meses de recuperación han sido posiblemente los meses más felices de toda mi vida”. Lo escribía en Instagram, una red social por la que se mueve con soltura frente a sus más de 1,6 millones de seguidores. Ante ellos solía compartir estilismos, pero en los últimos tiempos ha virado hacia el activismo contra el cambio climático.

“De repente dejé de correr la maratón y me di cuenta de lo mucho que amo la vida, lo hermoso que es nuestro mundo y cuánto quiero quedarme aquí”, continúa su optimista mensaje en el que reflexiona sobre prioridades y objetivos vitales. “Durante toda mi vida estuve buscando la aprobación y obsesionándome con los ‘me gusta’, tanto en el mundo físico como en el virtual, sin darme cuenta de que realmente tenía que aprender a ‘gustarme’ a mí misma primero. Años de autocrítica y dudas, estrés, dietas, presión física, mental y emocional, presionándome y presionándome”.

“Hoy sigo persiguiendo mi gran sueño y realmente creo que puede ayudar a salvar nuestro planeta. No importa cómo. Y contra viento y marea. Algún día espero poder contaros todo al respecto”, remata. Ante el texto han reaccionado mostrando su apoyo numerosas personalidades: entre otras Margherita Missoni, Gaia Repossi, Chiara Ferragni, Maria Sharapova o la española Toni Acosta.

View this post on Instagram

Earlier this year I was diagnosed with a rare lung disease, and given 7 months to live. It was crazy scary then, but looking back, I realise that the past few months of recovery were possibly the happiest months of my entire life. I suddenly stopped running the marathon and realized how much I love life, how beautiful our world is and how much I want to stay here. With the people I love. For the first time in my life, I saw the bright blue of the skies. And the beautiful green of the trees. As if I had lived on a different planet before. I wake up happy, just because I can spend one more day here. Not asking for more or trying to run faster. My entire life I was seeking approval and obsessing over “likes” both in the physical and virtual worlds, without realizing that I actually had to learn how to “like” myself first. Years of self criticism and doubt, stress, dieting, physically, mentally and emotionally pushing and pushing myself for my immune system to collapse and I had made myself fatally sick. I now realise that these past months were also the most creative months of my entire 34 years. Yet success to me today is not measured by external indicators anymore, but by what’s inside. It is measured by my own health, and the health of those I love. It is measured by how I choose to contribute to the world. For the past 2 years, the Universe caused me to experience a number of remarkably serendipitous events that sometimes felt surreal; like how a silly mistake, made by my lawyer, led me to an early diagnosis, and gave me a chance to live. I saw signs everywhere. As if someone was telling me: “don’t give up”. Today I continue to follow my big dream, and genuinely believe it can help save our planet. No matter what. And against all odds. One day I hope I’ll be able to tell you all about it. And most importantly: Thank you to all the wonderful people in my life, I love you with all my heart (and my lungs 🤓).

A post shared by Miroslava Duma (@miraduma) on

De influencer a activista

Hija de un poderoso expolítico ruso, Miroslava Duma se hizo célebre hace casi una década debido a sus opulentos looks durante las semanas de la moda. Junto a otras personalidades como Elena Perminova, Vika Gazinskaya o la modelo Natalia Vodianova, conformó lo que la prensa bautizó como ‘The Russian Fashion Pack’. “Mujeres rusas que reclaman ser el centro de atención con entradas audaces y un consumo conspicuo”, decía de ellas The New York Times en 2012. Herederas o esposas de oligarcas, contribuyeron a derribar el cliché de la rusa vulgar enfundada en minivestidos y sadalias de tacón. “Vamos juntas a las semanas de la moda y, de alguna manera, nos hemos convertido en sinónimo del nuevo estilo ruso y hemos sentado precedente para el desarrollo futuro de la industria textil en nuestro país”, contaba Duma a esta revista en 2014.

El icono del street style mantenía un perfil bajo desde 2018, desde que se publicara un vídeo suyo cargado de comentarios xenófobos y transfóbos. La polémica la llevó a abandonar durante un tiempo las redes sociales y a vender su participación en la web que había fundado. Desde entonces se ha centrado en promover proyectos que abogan por la sostenibilidad.

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa