cover

Los herederos de James Dean

Dane DeHaan se pone en su piel bajo la dirección de Anton Corbijn 60 años después de su muerte. Repasamos algunos de los nombres que han intentado heredar su trono.

  • 1 de 23

    Dane DeHaan. En la piel de Dean.

    El que fuera uno de los duendes verdes en la saga Spiderman, se ha metido en la mismísima piel del actor en la pelicula biográfica Life (Anton Corbijn, 2015) que recoge la amistad entre James Dean (Dane DeHaan) y el fotógrafo Denis Stock (Robert Pattinson) y que acabaría dejando algunas de las imágenes más icónicas del protagonista de Al este del edén.

  • 2 de 23

    Paul Newman. El primer sustituto de James Dean en la pantalla.

    La sombra de James Dean, que luego el actor se encargaría de borrar, se proyectó sobre la carrera de Paul Newman y su interpretación en Marcado por el odio, un papel destinado en un principio para el actor fallecido y que para Newman significó su trampolín en la pantalla. De no haber ocurrido el fatal accidente automovilístico quizás los hubiéramos visto juntos y formando pareja como Dos hombres y un destino.

  • 3 de 23

    Anthony Perkins. El rostro atormentado.

    Entre los nominados para recoger la corona ahora huérfana del mito, Anthony Perkins aparecía en todas las quinielas sucesorias. Perkins acabaría jugando la parte más inquietante y atormentada del ídolo juvenil que el genio de Alfred Hitchcock se encargaría de exprimir hasta el máximo en la película Psicosis.

  • 4 de 23

    Steve McQueen. El otro rebelde eterno.

    Como James Dean, Steve McQueen compartía esa atracción fatal por la cara más peligrosa de la vida y la velocidad como hoja de ruta existencial. Aunque desprovisto de la fragilidad que emanaba la figura de Dean, el protagonista de La gran evasión cultivó a lo largo de su vida esa imagen de rebelde eterno. Con o sin causa.

  • 5 de 23

    Heath Ledger. Vive rápido, muere joven y deja un bonito cadáver.

    La trágica muerte en plena juventud y éxito de Heath Ledger acabó de confirmar su correspondencia con James Dean: Vive rápido, muere joven y deja un bonito cadáver. Ledger, como Dean, dejaba algunas apariciones memorables en la pantalla, y aunque no llegó a protagonizar esa película que te convierte en un icono como lo fue Rebelde sin causa para Dean, siempre nos quedará su figura trágica del Joker.

  • 6 de 23

    Martin Sheen. La sombra de un rebelde.

    Mucho antes de adentrarse en el corazón de la jungla a la búsqueda del general Kurtz en Apocalypse Now, Martin Sheen compuso el retrato juvenil de un joven rebelde e imitador de James Dean en búsqueda y captura por culpa de un crimen familiar. La película significó el debut como director del celebrado Terrence Malick.

  • 7 de 23

    James Franco. Un James Dean en formato televisivo.

    A pesar de que su carrera posterior ha estado plagada de sorpresas y algún que otro sobresalto, James Franco se perfiló en un primer momento como uno de los herederos más directos de James Dean. Su interpretación en el telefilm James Dean (Mark Rydell, 2001) supuso su punto culminante y hasta se hizo con un Globo de Oro.

  • 8 de 23

    Warren Beatty. Los años jóvenes.

    Seguramente cuando Elias Kazan dirigió a Warren Beatty en Esplendor en la hierba en más de una ocasión se le apareció la figura de James Dean al que había dirigido en Al este del edén. Beatty reunió esa mezcla de belleza y vulnerabilidad de la que hizo gala Dean aunque rápidamente mudó para convertirse en el seductor irresistible de Hollywood.

  • 9 de 23

    Chet Baker. El lado más 'cool'.

    En el apartado musical y género jazzístico de los bellos tenebrosos y ángeles caídos, Chet Baker no tuvo rivales. Como Dean, comparte su estatus de mito e icono; como el protagonista de Rebelde sin causa, destila belleza y dolor. Hasta podemos soñar con un James Dean cantando My Funny Valentine.

  • 10 de 23

    Jason Priestley y Luke Perry. Original y copia.

    Entre la nómina de posibles herederos de James Dean los protagonistas de la serie Sensación de vivir no pasaron de ser una copia plastificada del molde original, al igual que otros ídolos efímeros y destinados al consumo teenager que han ido sucediéndose desde la muerte del mito.

  • 11 de 23

    Elvis Presley. Rock & Rebel.

    Antes de convertirse en El Fantasma de Graceland y mucho antes de pasar por Las Vegas como vedette musical, Elvis Presley encarnó las virtudes que James Dean había puesto en circulación y dejado en su testamento como la Santísima Trinidad: Juventud, rebeldía y un estilo de vida.

  • 12 de 23

    Horst Buchholz. El James Dean alemán.

    Recibió el título del 'James Dean del cine alemán' por sus papeles de joven problemático. Hollywood no tardó en llamarlo y películas como Los siete magníficos, Fanny o Un, dos, tres, lo pusieron en primera línea. Nos quedamos con su papel de fugitivo de la justicia en La bahía del tigre junto a la futura estrella infantil, Hayley Mills.

  • 13 de 23

    Paul Le Mat. El chico del Ford Coupé.

    En el grupo de adolescentes en tránsito de American Graffiti (George Lucas, 1973) a Paul Le Matt le tocó hacer de joven sin oficio ni beneficio, heredero de aquella cultura del rock and roll que parece tocar a su fin y destinado a convertirse con el paso del tiempo en una gloria local o acabar montando un taller de coches.

  • 14 de 23

    Troy Donahue. Rebelde y almibarado.

    En el club juvenil de Hollywood de posibles herederos de James Dean, Troy Donahue encarnó su imagen más almibarada y blandengue. Una serie de melodramas de la Warner lo catapultaron como el ídolo por excelencia del romanticismo juvenil de finales de los años cincuenta. Hasta triunfó con la misma cazadora de color rojo de James Dean.

  • 15 de 23

    Keir Dullea. Bello y peligroso.

    Su rostro angelical fue la combinación perfecta para sus papeles de joven atormentado o psicópata. Stanley Kubrick lo inmortalizó como el astronauta David Bowman, el frío y cerebral tripulante de la nave Discovery de 2001: Odisea del espacio y, desde entonces, sigue viajando en el mapa estelar.

  • 16 de 23

    Johnny Depp. The next James Dean.

    Aunque nos cueste ver algún rastro de la sombra de James Dean en el pirata más trash de la historia, el Capitán Jack Sparrow, Johnny Depp llegó al mundo siguiendo el modelo de actor rebelde que había acuñado Dean. En Cry-Baby (traducida como El Lágrima) nos dejó el retrato más cercano y en ¿A quién ama Gilbert Grape? el más emotivo al lado de un jovencísimo Leonardo DiCaprio.

  • 17 de 23

    Peter Fonda. El rebelde de Hollywood.

    Gracias a Easy Rider, el manifiesto de la generación hippie, Peter Fonda labró su estatus de rebelde de Hollywood. Aunque su carrera cinematográfica haya pasado con más pena que gloria, su imagen de jinete cabalgando sobre una Harley Davidson conformará uno de los clichés más poderosos de la década de los sesenta.

  • 18 de 23

    River Phoenix. La tragedia siempre llama dos veces.

    Como la de James Dean, la carrera de River Phoenix estuvo marcada por la brevedad y la llamada de una muerte no anunciada. Su trágica desaparición lo proyectaba al panteón de los cadáveres exquisitos. Su juventud y belleza para siempre inmarchitable en el mausoleo de las jóvenes leyendas.

  • 19 de 23

    Justin Bieber. Soñando con James Dean.

    En sus múltiples intentos por borrar su pasado como teenager meloso y aparecer como el chico más malo de la ciudad, Justin Bieber recurrió a la imagen de James Dean como el eterno rebelde. Pero como todo el mundo sabe a veces no basta con ponerse una camiseta blanca y un cigarrillo en los labios.

  • 20 de 23

    Brad Pitt. La mejor herencia de James Dean.

    El joven vaquero que le daba sus buenas alegrías al cuerpo serrano de Geena Davis en Thelma & Louise, podría haber figurado en alguna secuencia de Gigante donde James Dean inmortalizaba los vaqueros como prenda icónica. La verdad es que no nos cuesta mucho imaginarnos a Dean en el papel de algunas de las películas que han labrado la carrera de Brad Pitt como, por ejemplo, el protagonista de El club de la lucha.

  • 21 de 23

    Terence Stamp. De rebelde a 'drag queen'.

    Al otro lado del Atlántico, en la Inglaterra de la minifalda y los Beatles, Terence Stamp encabezó la nueva ola de los actores juveniles, rebeldes e inconformistas. Cincuenta años después, continua igual de transgresor (eso sí, con peluca, plumas y zapatos de plataforma).

  • 22 de 23

    Robert Pattinson. Un vampiro al este del edén.

    En el santoral de los jóvenes y atormentados vampiros de la saga Crepúsculo y de su protagonista, Edward Cullen, el espectro de James Dean no ha dejado de aparecerse en todos estos años. No nos extraña que desde entonces Robert Pattinson no haya dejado de hacer méritos por ocupar el trono vacante dejado por Dean.

  • 23 de 23

    James Preston. James Dean en blanco y negro.

    Protagonista de la pelicula Joshua Tree, 1951: A portrait of James Dean (Matthew Mishory ,2012), James Preston en su papel de Dean bucea en algunos aspectos que aunque conocidos, habían pasado de puntillas en otras biografías como su presunta bisexualidad. Todo ello, visualizado en un magnífico blanco y negro y una estética de coffetable book.

Etiquetas:
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa