De sexo y drogas con Michael Hutchence a sufrir por Andrés Velencoso: las relaciones que han marcado a Kylie Minogue

Con motivo del lanzamiento de su nuevo álbum de estudio, ‘Disco’, hacemos un repaso a todas las parejas que la diva australiana ha tenido a lo largo de estos años.

  • Foto: getty

    1 de 9

    Jason Donovan (1986-1989). No hay nada que guste más a la audiencia que un romance que traspasa la pequeña pantalla. Ambos se conocieron en el rodaje de la telenovela australiana Neighbours, donde incluso se casaron por exigencias del guion. Nadie puede negar que la química entre ellos era innegable. Tanto es así que, de cara a las Navidades de 1988, hasta se animaron a grabar a dúo la exitosa Especially For You. Pero como casi todo en la vida, lo suyo tenía fecha de caducidad. Tampoco ayudó mucho que digamos que la carrera como cantante de Kylie despegara a lo grande en aquel preciso momento bajo la protección de los productores Stock, Aitken & Waterman. “Sabía que estaba enamorado de ella cuando se volvió exitosa por su cuenta. Era una cosa de celos”, llegó a confesar Jason al periodista Piers Morgan. Al parecer, estando ella en Japón, nuestra protagonista le llamó para comunicarle que quería terminar con él. Aquello sucedió pocas semanas antes de que los paparazzi cazaran a la diva en una actitud más que cariñosa con Michael Hutchence, el líder de INXS. “Fue una separación extremadamente dolorosa y, sin duda, me tomó mucho tiempo recuperarme de ella. Ya era bastante malo que se fuera con cualquiera, pero encima se fue a los brazos del dios del rock más grande de la época, el mismo tipo que secretamente quería ser”, agregó Donovan a las páginas del Daily Mirror en 2016. Durante muchísimos años no tuvieron ningún tipo de contacto, pero para sorpresa de todos en 2018 volvieron a reunirse en un concierto en Hyde Park en el que rememoraron su aclamado dueto. Los fans más nostálgicos, obviamente, quedaron encantados.

  • Foto: getty

    2 de 9

    Michael Hutchence (1989-1991). “Tenía una curiosidad insaciable, tanto por todas las cosas buenas de la vida como por algunas de las malas. Me abrió un mundo completamente nuevo. Mucho de ello se basaba en el placer”. En el documental Mystify, el cual aborda el ascenso y la caída a los infiernos del que fuera el cantante de INXS, Kylie habla en estos términos de su segundo novio. Los dos eran jóvenes, tenían una legión de seguidores y, sobre todo, muchísimas ganas de comerse el mundo. “Sexo, amor, comida, drogas, música, viajes, libros, lo que fuera, él quería experimentarlo. Siendo su pareja, yo también experimenté con mucho de eso. Si eres un ser sensual, todos tus sentidos necesitan ser estimulados”, expresó del mismo modo en la cinta. A pesar de los buenos ratos que pasaron, su historia no cuajó porque ella sabía que, en el fondo, Michael era “un hombre roto”. Sus sospechas se confirmarían años más tarde, cuando el cuerpo del rockero fue hallado sin vida el 22 de noviembre de 1997. Por mucho que algunos aún pongan en duda la versión oficial de su suicidio, lo único que sí sabemos es que la intérprete de Can't Get You Out of My Head acudió devastada al funeral. Sin duda, fue y seguirá siendo por siempre uno de los hombres que más le marcaron. En 1992, tras la separación, la artista además tomó la decisión de abandonar a Stock, Aitken & Waterman. Una nueva Kylie estaba por venir.

  • Foto: getty

    3 de 9

    Nick Cave (1995-1996). Aunque nunca confirmaron su relación de forma oficial, en 1996 el cantante australiano publicó Murder Ballads, álbum que incluía una colaboración con Kylie, Where the Wild Roses Grow, dueto que fue un gran éxito en el país natal de ambos. Precisamente, se conocieron gracias al líder de INXS, novio de la cantante, según recordó años después ella en The Guardian: "Michael me dijo 'mi amigo Nick quiere hacer una canción contigo'. Yo no sabía quién era Nick Cave, pero dije 'vale, está bien". Su amistad ha permanecido y han compartido escenario en múltiples ocasiones.

  • Foto: getty

    4 de 9

    Stéphane Sednaoui (1996-1998). Sí, tras romper con Hutchence tuvo un breve affaire con Lenny Kravitz en 1991, pero no fue hasta 1996 que volvió a palpitarle con fuerza el corazón gracias al fotógrafo y realizador francés Stéphane Sednaoui. Se conocieron trabajando en la sesión de fotos del álbum Impossible Princess, que hoy en día sigue siendo considerado su disco indie” por excelencia, el trabajo más sonoramente maduro de su discografía. Hubo fuertes rumores de que tenían pensado pasar por el altar. Sin embargo, diversas fuentes de la época también señalaron que la repentina muerte del líder de INXS fue lo que verdaderamente truncó su relación. Tiempo después él intentó rehacer su vida con la modelo Laetitia Casta, con quien tuvo a la pequeña Sahteene. Actualmente, que se sepa, está soltero.

  • Foto: getty

    5 de 9

    James Gooding (2000-2002). Después de probar suerte con el galerista a la par que playboy Tim Jefferies en 1998 y, un año más tarde, ser vista durante poco más de una semana con el actor Rupert Perry-Jones, Kylie habló por vez primera con quien sería su siguiente pareja en la gala de los Brits Awards del año 2000. Se trata del modelo James Gooding, la mayor mancha negra de su historial. Esto último lo decimos porque, al menos de momento, ha sido el único que se ha atrevido a atacar públicamente a la cantante una vez tomaron caminos separados. En 2003, tras ponerle el ya desaparecido News Of The World un cheque de 250.000 libras sobre la mesa, James no solamente confirmó que le puso los cuernos con la también modelo Sophie Dahl, sino que aprovechó la sonada exclusiva para escupir toda su bilis. Sin ir más lejos, la describió como una mujer “obsesiva consigo misma, virtualmente sin amigos y compulsivamente controladora”, y hasta se atrevió a vaticinar que “me temo que va a terminar siendo una solterona solitaria con sólo un gato a su lado como compañía”. Ella, por su parte, se limitó a contestarle con un elegante “es triste que James haya dejado que se llegue a esto. Desearía que aceptara que tenemos que seguir adelante”.

  • Foto: getty

    6 de 9

    Olivier Martinez (2002-2007). Desde que sus caminos se cruzaron en una ceremonia de los Grammy fueron inseparables. Martinez apuntaba maneras. Y más a sabiendas de que el actor francés fue quien estuvo realmente a su lado cuando en 2005 fue diagnosticada con un cáncer de mama que la mantuvo apartada de los escenarios hasta finales del siguiente año. “Olivier me trajo amor, comprensión, paciencia, risas... todas esas grandes cosas. No podría haber tenido más apoyo. Le estaré eternamente agradecida por ello”, dijo escasos meses después de la ruptura. Ambos alegaron que su distanciamiento fue por culpa de sus apretadas agendas laborales. Aun con esas, por mucho que haya llovido desde entonces, siguen teniendo una relación muy cordial. La prueba de ello está en que en el verano de 2017 cenaron juntos en un restaurante de Los Ángeles.

  • Foto: getty

    7 de 9

    Andrés Velencoso (2008-2013). Soñar es gratis. Hubo un tiempo en el que nos imaginamos que la cantante y el actor y modelo español iban a darse el “sí, quiero” en Tossa de Mar. Y, ya puestos, que iban a celebrar un banquete por todo lo alto en el restaurante familiar que los Velencoso regentan en ese costero pueblo gerundense. Todo hacía pensar que así iba a ser. Y más después del momentazo (con beso incluido) que protagonizaron cuando la gira Aphrodite: Les Folies Tour recaló en el Palau Sant Jordi de Barcelona el 12 de marzo de 2011. Su historia empezó algo antes, cuando Andrés fue elegido para ser la imagen del perfume masculino Inverse que ella misma lanzó. De inmediato se convirtieron en una de las parejas más mediáticas tanto aquí como fuera de nuestras fronteras. ¿Por qué finalizó lo suyo? Según sus representantes, por culpa de sus respectivos trabajos. ¿Y la verdad? Pues principalmente porque Úrsula Corberó tenía algo más que una amistad con el catalán. Pese a ello, Kylie guarda un buen recuerdo de él. “Definitivamente, fue triste por un tiempo porque ya no estás saliendo con tu amigo, tu mejor amigo. Pero creo que estar tan ocupada ha sido una bendición, y seguimos en contacto. Genuinamente, fue una separación saludable. Me sentí aliviada de que no hubiera historias sobre él haciendo esto o aquello, ya que no es propio de él. Él es alguien muy, muy bueno”, verbalizó al respecto la australiana en una entrevista que concedió a Good Housekeeping en 2014.

  • Foto: getty

    8 de 9

    Joshua Sasse (2015-2017). Tan pronto llegó al set de rodaje de la serie Galavant, donde había sido invitada para hacer un cameo musical, Kylie se quedó prendada de su barbudo protagonista, un joven actor británico 20 años menor que ella llamado Joshua Sasse. Apenas cinco meses después de darse el primer beso él la sorprendió con un anillo de compromiso de diamantes. ¿Al fin íbamos a verla vestida de blanco? La respuesta es no. Presuntamente, Joshua le fue desleal con la actriz española Marta Milans. Y, además, entre ellos no todo era tan de color de rosa como parecía de cara a la galería. “Creo que todos sabemos que las cosas no iban muy bien en mi relación. Pero, ya sabes, cuando estás un poco engañada piensas que tal vez, tal vez… tal vez eso tiene solución. Resulta que no fue así”, expresó en The Independent en 2018. La pobre lo pasó fatal porque ya se veía casada. “No quiero exagerar, pero en realidad tuve una crisis nerviosa”, apostilló en la revista Stellar ese mismo año. A ella no le quedó otra que refugiarse en la música, concretamente en las canciones que formaron parte de su disco Golden. No obstante, el karma se lo devolvió con creces a Joshua. Al terminar con Kylie, él empezó a salir con la actriz Harriet Colling. También le pidió matrimonio en tiempo récord (al parecer ese es su modus operandi), pero Harriet le plantó dos días antes de la boda. Justicia divina.

  • Foto: getty

    9 de 9

    Paul Solomons (2018-¿?). En febrero de 2018, después de que unos amigos en común les presentaran, Kylie comenzó a quedar con Paul Solomons, el director creativo de la edición británica de la revista GQ. Su relación va viento en popa y, al menos desde fuera, parece ser una de las más estables que ha tenido en los últimos años. “¿Quién ha dicho que no puedes ser feliz y enamorarte cuando eres mayor? Especialmente cuando encuentras un amor bueno y verdadero. Me siento aún más agradecida y afortunada de que haya llegado en esta etapa de mi vida, me siento realmente cuidada a su lado. Cuando algo es maravilloso, quieres tratarlo con mucho cuidado”, comentó ella en el Daily Mirror. A estas alturas nadie sabe si él va a ser el hombre definitivo, ese con el que por fin va a dar el paso de casarse. El tiempo dirá.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa