Gigi Hadid, la nueva ‘it girl’ de Hollywood

Tiene 19 años y ha conseguido apuntalar su carrera en la moda con el beneplácito de Tom Ford. Vestida con los iconos del imaginario vaquero, la modelo abandera la última conquista del Oeste

Gigi Hadid

Foto: Henrique Gendre

Gigi Hadid es la última gran sensación de una industria que hoy alimenta su cantera de modelos e it girls en Hollywood. Como Kendall Jenner (18 años), la pequeña de las famosas y televisivas hermanas Kardashian, o Hailey Baldwin (17 años), hija del actor Stephen Baldwin y mejor amiga de Kendall, quien acaba de debutar en la pasarela londinense. La moda rentabiliza la fascinación de la sociedad por las celebridades y explota al máximo su filón comercial. «Está claro que una buena ética es clave para triunfar. Pero ahora el trabajo de modelo y las redes sociales han de ser complementarios. Los diseñadores valoran cuántos seguidores tienes antes de decidir si cuentan contigo. Ser activa en Instagram es una de las partes más importantes de la labor de la embajadora de una marca. Las firmas buscan un rostro que se identifique (y se relacione) con el público al que quieren atraer», asegura Hadid, hija de Yolanda Foster, estrella del reality The Real Housewives of Beverly Hills, una serie que desde 2010 muestra el día a día de seis amas de casa desesperadamente ricas. ¿Asusta tanta popularidad? «Todo lo contrario: da poder. Parece que, si eres modelo, tienes que ser guapa y tonta. Ahora, gracias a las plataformas digitales, puedes construir relaciones comerciales sólidas y conectar directamente con tus fans», defiende.

Gigi Hadid

Chaqueta de piel de Dior (3.500 €), bandana de Hermès (150 €) y pendiente de Anton Heunis (87 €).

Henrique Gendre

«Hace dos años, mi vida era como la de cualquier otra estudiante de secundaria: era capitana del equipo de voleibol, montaba a caballo y quedaba con mis amigos en la playa. Hoy, mi agenda gira en torno al trabajo», resume. Entre sesiones de fotos con Carine Roitfeld y campañas para Tom Ford (en las que aparece junto a su amigo Patrick Schwarzenegger, hijo del actor y gobernador de California). Hadid se ha acostumbrado a estar sobre la pasarela… y también en la primera fila. ¿Desde que lado se ve mejor el desfile? «Son dos puntos de vista diferentes. ¡Me gustan ambos! El primer show al que asistí fue el de Prabal Gurung. Fue una experiencia increíble, porque me permitió entender lo que significa un front row y, de paso, me sirvió para calmar los nervios antes de desfilar para Marc Jacobs unos días después. Estar sentada en primera fila te baja los humos y te recuerda que el público está ahí para ver, en primer lugar, la ropa; luego, la puesta en escena; y, por último, a ti. Cuando tienes eso en cuenta, es más fácil respirar antes de pisar la pasarela».

Gigi Hadid

Poncho (1.050 €) y vestido (1.695 €), ambos de Burberry Prorsum; cinturón de Sendra (c. p. v.), pendiente de Eddie Borgo (c. p. v.), collar de cuero y metal de Marni (400 €).

Henrique Gendre

Ella es de Malibú, un destino que es la cuna de los leggings de Lululemon (el último gran superventas estadounidense) y que, gracias a diseñadores como Hedi Slimane o Band of Outsiders, se está erigiendo como gran centro creativo de la industria. «Las marcas se sienten atraídas por el espíritu artístico de California. Cuando un creador se imagina a alguien llevando sus prendas, le gusta pensar que ese alguien tiene un estilo fácil y desenfadado», opina la modelo, quien ha ganado el premio de Victoria’s Secret al selfie más sexy. ¿El secreto? «Buena iluminación y poco filtro», aconseja.

Gigi Hadid

Camisa de Hilfiger Collection (690 €), falda de H&M (29,99 €), bandana de Hermès (150 €), cinturón de Sendra (c. p. v.), pendiente (c. p. v.) y collar de perlas (465 €), todo de Tous.

Henrique Gendre

«De niña hice campañas para Guess, hasta que empecé tercero y mi madre me dijo que debía centrarme en los estudios; quería que tuviera una infancia de verdad». Ahora, cuando no trabaja, estudia Psicología Criminal. «Siempre me han intrigado las mentes perturbadas. Además, ir a la universidad hace más fácil construir una vida lejos de los focos», dice, consciente de que está en el punto de mira. Una de sus fotos más virales es, hasta la fecha, la que recrea la primera portada de Anna Wintour para el número de Vogue de noviembre de 1988, protagonizada por la israelí Michaela Bercu. Quizá porque Hadid tiene raíces palestinas. «La gente se empeña en buscar una segunda lectura. Para mí es una celebración con un mensaje claro: “Haz el amor y no la guerra”».

Gigi Hadid

Sombrero de Sendra (c. p. v.) y hombreras con cadenas de Aristocrazy (c. p. v.).

Henrique Gendre

Gigi Hadid

Vestido de piel de potro de Hermès (c. p. v.), sombrero de Benoit Missolin (200 €), pañuelo de Burberry Prorsum (695 €), pendiente de Eddie Borgo (c. p. v.), collar de Aurélie Bidermann (940 €).

Henrique Gendre

Gigi Hadid

Vestido de piel de potro de Hermès (c. p. v.), sombrero de Benoit Missolin (200 €), pañuelo de Burberry Prorsum (695 €), pendiente de Eddie Borgo (c. p. v.), collar de Aurélie Bidermann (940 €).

Henrique Gendre

Gigi Hadid

Camisa de Isabel Marant Étoile (190 €), falda de Duyos (c. p. v.), sombrero de Sendra (c. p. v.), pañuelo de Hermès (650 €) y cinturón de Sendra (c. p. v.).

Henrique Gendre

Gigi Hadid

Chaqueta y cinturón, ambos de Sendra (c. p. v.); pantalón de Sandro (295 €), pendiente de Aurélie Bidermann (451 €).

Henrique Gendre

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en App

    App S Moda

    También en App

    S Moda en Apple Store S Moda en Google Play S Moda en Kiosko y Más
  • Este mes en

    S Moda

    Ya en tu quiosco

    Revista S Moda