Estrellas dándolo todo: las mayores polémicas de las 'after parties' de los Oscar | Celebrities, Fiestas | S Moda EL PAÍS

Estrellas dándolo todo: las mayores polémicas de las ‘after parties’ de los Oscar

Peleas, flirteos indiscretos e intoxicaciones etílicas protagonizan las horas posteriores a la gran gala del cine 'hollywoodiense'. Aquí te contamos cuáles fueron las más sonadas.

Estrellas dándolo todo: las mayores polémicas de las ‘after parties’ de los Oscar

Ben Affleck y Jennifer Lopez en una fiesta pos-Oscar en 2003. Foto: Getty

“Estas fiestas son como esos tours de Hollywood en los que la gente ve las casas de las estrellas. Pero aquí puedes quedarte sentado mientras te tomas algo porque el tour viene directo a ti”. J.J. Abrams, director de filmes como Star Wars: El despertar de la fuerza, resumía de esta manera el espíritu y éxito de estas fiestas pos-Oscar. Decenas de estrellas, algunas más brillantes que otras pero estrellas al fin y al cabo, celebrándose a sí mismas y dejando escapar los meses de estrés, entrevistas, sonrisas falsas y dietas estrictas imprescindibles en la carrera hacia la estatuilla. Copas de champán que celebran galardones y otras que consuelan su pérdida. Unos eventos que se han convertido en alfombras rojas tan importantes como la marcada por el logo de la Academia, robando casi siempre algún titular a lo sucedido en la ceremonia. Porque una legión de celebrities soltándose el pelo y el protocolo en un mismo espacio a una misma hora también supone el caldo de cultivo perfecto para producir algunos de los momentos más inverosímiles e inolvidables de la vida nocturna en Hollywood. Estos son los más sonados de los últimos años.

Tom Hanks celebra su Oscar al mejor actor por ‘Forrest Gump’. Foto: Getty

La borrachera de Jennifer Lawrence

Si tiene que ser la mismísima Miley Cyrus quien te recomiende frenar un poco el ritmo, quizá es que sí estás bebiendo demasiado. Esa fue la situación vivida por la actriz Jennifer Lawrence durante la fiesta pos-Oscar organizada por Madonna en 2014, presumiendo de tal borrachera que terminó vomitando en las escaleras de la mansión de la diva del pop. “Contrólate, chica”, le espetó Cyrus en una información recogida por Us Weekly. En esa misma noche, la actriz de Los juegos del hambre y su mejor amiga (Laura Simpson) se toparon con Brad Pitt y le elogiaron por el buen olor corporal que desprendía.

Jennifer Lawrence en la fiesta de Vanity Fair horas antes de su mediática borrachera. Foto: Getty

Kim Kardashian y Kanye West, pareja non grata

Ser uno de los matrimonios más influyentes sobre la tierra no te garantiza una invitación para las exclusivas fiestas de los Oscar. Bien lo saben Kim Kardashian y Kanye West, que el pasado año tuvieron que seguir la ceremonia desde el salón de casa después de ser ignorados por los organizadores de las mejores fiestas. Kardashian no ha asistido a ninguno de estos eventos desde 2014, cuando acudió al organizado por Elton John. “A Kim se le suele recordar que no es una verdadera estrella cuando asiste a alguna de estas citas, pero Kanye y ella querían pasar una noche divertida fuera”, confesó una fuente anónima a Radar Online. ¿Los veremos este año?

Kim Kardashian junto a Elton John y su hermana Kourtney en la fiesta del británico en 2014. Foto: Getty

El encuentro de Harvey Weinstein y Ashley Judd

La intérprete Ashley Judd ha sido una de las numerosas mujeres que han denunciado haber sufrido acoso sexual por parte del productor Harvey Weinstein. Sucedió en 1996, siendo todavía una recién llegada a la industria, cuando este la invitó a la suit de un hotel angelino y le pidió que le diera un masaje y le mirara mientras se duchaba. Judd consiguió escapar asegurándole que si algún día ganaba una estatuilla por una de sus películas aceptaría su proposición, una frase de la que todavía hoy dice arrepentirse. Tras ese episodio, no volverían a encontrarse hasta la fiesta de los Oscar del año siguiente. Al pasar a su lado este le agarró de la mano y pidió que les fotografiaran juntos. El resultado es una imagen en la que se deja entrever una expresión de “terror”, según ha declarado la actriz.

La detención de Sean Young

La célebre replicante de Blade Runner, Sean Young, fue arrestada en la Governor’s Ball de 2012. La fiesta oficial tras la ceremonia y que reúne al mayor número de invitados (alrededor de 1.500) estuvo marcada por la pelea de la actriz con un miembro de seguridad que le negó la entrada, siendo denunciada por agresión. Tras ser trasladada a comisaría, Young tuvo que pagar una fianza de 20.000 dólares para ser puesta en libertad. En 2011, otra estrella juvenil con problemas con la justicia, Lindsay Lohan, también fue rechazada en la entrada de la fiesta organizada aquel año por Madonna y Demi Moore. Ni la intervención del actor Josh Brolin consiguió que la exniña prodigio disfrutara de una noche entre estrellas.

La actriz Sean Young. Foto: Getty

Las subastas de Elton John

Durante los últimos 25 años, las fiestas organizadas por el cantante británico para recaudar fondos en la lucha contra el sida han sido las más extravagantes de todas las que se celebran esa noche en las colinas de Los Ángeles. Por allí aparecen no solo estrellas de cine, también modelos, diseñadores, músicos y celebrities varias dispuestas a dejarse el dinero en champán (por una buena causa). Por su escenario han pasado desde John Legend a Ed Sheeran y es célebre por sus subastas exclusivas, en las que se puede pujar por un Corvette propiedad de Sharon Stone (vendido por más de un millón de euros) o incluso clases privadas de tenis con Rafa Nadal como profesor que llegaron a la estimable cifra de 150.000 euros.

Kate Capshaw, Elton John, Bruce Springsteen, Patti Scialfa, Tom Hanks, Rita Wilson y Steven Spielberg en la fiesta de Elton John. Foto: Getty

El escándalo del productor de los Oscar

Michael De Luca, productor de la gala de entrega de premios durante los últimos años y también de filmes como La red social o 50 sombras de Grey, protagonizó en 1998 un momento digno de las páginas de la mencionada novela erótica. En una fiesta previa a la gala organizada por la agencia William Morris, empleados de seguridad tuvieron que expulsar a De Luca de la fiesta después de que una joven le practicara sexo oral en el jardín de la mansión, a la vista de todos los invitados. Hoy, De Luca dice ser un hombre rehabilitado tras varios años de adicción a las drogas y comprometido con la erradicación del acoso sexual en Hollywood.

El controvertido productor Michael De Luca. Foto: Getty

La presentación oficial de Justin Bieber y Selena Gomez

Aquella noche de 2011, miles de fans no pudieron conciliar el sueño con facilidad. Las dos estrellas juveniles por excelencia de la última década (con permiso de Miley Cyrus) mostraron por primera vez su amor ante las cámaras en el evento de Vanity Fair. Según contaron varios testigos a E!, Bieber y Gomez no se quitaron las manos de encima durante toda la noche. Siete años después, y pese a los altibajos, siguen sin hacerlo.

Selena Gomez y Justin Bieber juntos por primera vez en 2011. Foto: Getty

El ‘reencuentro’ de Jennifer Lopez y Ben Affleck

Fue una de las grandes historias de la prensa rosa en los Oscar de 2015. Una década después de la ruptura de su polémica relación, Ben Affleck y Jennifer Lopez protagonizaron una noche de flirteos, confidencias al oído y risas indiscriminadas tras ejercer como presentadores en la 87 edición de los premios. Pese a estar emparejados en aquel entonces con Jennifer Garner y Casper Smart, respectivamente, su reencuentro supuso el despertar de una rumorología que nunca culminó en reconciliación definitiva.

Ben Affleck y Jennifer Lopez en una fiesta pos-Oscar en 2003. Foto: Getty

La reconciliación de Katy Perry y Calvin Harris

Katy Perry y Taylor Swift protagonizan una de las enemistades más enconadas y mediáticas de la industria musical actual. El dj Calvin Harris fue gran protagonista en este enfrentamiento, tras enfrascarse en una disputa con Perry en Twitter debido a la cancelación de una colaboración en un concierto y convertirse en pareja de Swift años después (separados en 2016). La enemistad duró hasta marzo del pasado año, cuando ambos se encontraron en la fiesta de los Oscar de Vanity Fair y se citaron a los pocos días en el estudio del dj. El resultado de tal reunión es el tema Feels, uno de los más escuchados del año y que a buen seguro sonará en las fiestas de los Oscar de esta edición.

Vanessa Hudgens, Josh Hutcherson y Ashley Tisdale bailando en la fiesta de Elton John. Foto: Getty

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa