Eve Hewson, mucho más que la hija de Bono

Pese a la fama internacional de su padre, Eve Hewson poco a poco está consiguiendo el respeto de la crítica y público hacia sus papeles. Su último trabajo es la serie The Knick, junto a Clive Owen.

EVE HEWSON

Aunque de entrada suene idílico, ser la hija de una superestrella de la música no tiene que ser tarea fácil. La fama de tu progenitor seguramente te persiga allá a donde vayas, poniendo en duda cada uno de tus actos y logros empañándolos con la típica frase: “Claro, como es la hija de”. Eso sin tener en cuenta que cada vez que inicies una relación sentimental, acudas a una fiesta o salgas de compras –por poner algunos ejemplos de la vida cotidiana– habrá alguna cámara captando el momento y mostrándoselo a millones de personas a través de los medios.

Eve Hewson ha tenido suerte en ese sentido. Pese a ser la hija de Bono, de U2, y de la activista Alison Hewson, su padre no es precisamente conocido por su apellido lo que la ha ayudado a pasar desapercibida. Creció en Dublín, donde cursó sus estudios y llevó una vida relativamente anónima hasta que decidió lanzarse al mundo del espectáculo como actriz.

Según ha contado la propia Eve (cuyo nombre está relacionado con la fecha de su nacimiento 7/7/1991: “eve” son las letras principales de “seven”, siete en inglés), de entrada a sus padres no les hizo ninguna gracia su decisión de dedicarse a la interpretación. En una entrevista concedida al Daily Beast declaró que: “Básicamente le dije a mi padre: mira papá, siento tanta pasión por el cine como tú por la música y cuando tenías 18 años no hubieses dejado que nadie te detuviese así que tienes que dejarme hacer eso”. Ante tales argumentos a Bono no le quedó otro remedio que darle la razón.

Ahora ha hecho sus primeros pinitos en la televisión, como una de las protagonistas de The Knick, una serie dirigida por Steven Soderbergh (director de Sexo, mentiras y cintas de vídeo; Erin Brockovich o Traffic entre otras muchas películas) y que se estrenará en Canal + el próximo mes de septiembre. Hewson interpreta a Lucy Elkins, una enfermera que trabaja junto al cirujano John W. Thackery (Clive Owen) a principios del siglo XX en el Knickerbocker Hospital en Nueva York. La adicción a la cocaína y la ambición del médico, la falta de medios como los antibióticos y los problemas de la sociedad de la época son algunas de los componentes de la trama.

Su carrera como actriz comenzó en 2005 con la participación en el cortometraje Lost & Found, dirigido por Erica Dunton. En 2007 volvió a trabajar con la directora en el largometraje The 27 Club, mientras cursaba sus estudios de interpretación en la New York Film Academy. Tras aparecer en el videoclip de la canción For The First Time del grupo The Script en 2010, un año después llegó su primer papel mediáticamente reseñable con la película This Must be The Place (Un lugar donde quedarse según su traducción al castellano). Dirigida por Paolo Sorrentino, compartió reparto con actores de la talla de Sean Penn y Judd Hirst, dando un paso firme en su trayectoria cinematográfica.

En 2013 participó en la película Enough Said, conocida por ser el último trabajo ya estrenado del desaparecido James Gandolfini y porque supuso la primera aparición cinematográfica de la precoz bloguera de moda Tavi Gevinson. En dicho filme interpretó a la hija de Gandolfini, de quien dijo que: “Se convirtió inmediatamente en mi padre. Me decía 'tienes que hacer esto en tu carrera y no te atrevas a hacer esto'. Fue muy paternal y protector conmigo”

familia hewson

Alison y Bono junto a sus hijas Eve y Jordan.

Getty

Pese a su ascendente trayectoria profesional, la actriz no piensa que el ser hija de Bono la haya ayudado demasiado a la hora de conseguir sus papeles: “Lo bueno de Hollywood es que es tan feroz, que realmente no les importa quien eres. Si no eres adecuada para el papel, no lo eres. Ningún director va a sacrificar su película porque quieran a un niño famoso en ella para conseguir un titular”.

Lo cierto es que la joven ha mantenido el cuidado de la privacidad que parecen haberle inculcado sus padres. Hewel mantiene una relación sentimental con James Lafferty, uno de los protagonistas de la serie One Tree Hill (que casualmente toma su nombre de una canción de U2) desde hace varios años y aunque han protagonizado alguna noticia mediática, no suelen generar demasiados titulares. Evidentemente, tiene alguna anécdota propia de la hija de una superestrella de la música, como la broma telefónica que ella y sus amigos le gastaron a Justin Timberlake cuando eran niños, como ella misma reveló a Jimmy Fallon en su programa The Tonight Show. Pero su objetivo está claro: convertirse en actriz gracias a su propio esfuerzo y trabajo, no a su apellido. Y parece que, por el momento, lo está consiguiendo.

Eve

Eve Hewson y Sean Penn en el Festival de Cannes.

Getty

Etiquetas:
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa