elizabeth hurley hugh grant

Ocho escándalos sexuales que marcaron un antes y un después en la vida de los famosos

Algunas de estas controversias son una muestra de la intolerancia de la sociedad en nuestro pasado reciente. Otras, sin embargo, serían vistas desde otra óptica después del movimiento #MeToo. Todas ellas marcaron un punto y aparte en las vidas de quienes las vivieron.

Más fotos
  • Foto: Getty Images

    1 de 9

    CARLOS DE INGLATERRA Y EL TAMPAXGATE.

    En 1993 el matrimonio entre Carlos de Inglaterra y Diana de Gales hacía aguas. El motivo, como revelaría la propia princesa en una entrevista en 1995, fue que en aquel matrimonio eran tres personas: “una multitud”, confesaría.

    La tercera en discordia, Camilla Parker-Bowles, no tardaría en convertirse en una de las mujeres más buscadas de Inglaterra y del mundo entero después de que se destapase el ‘Camillagate’: una guerra mediática que explotó cuando se hicieron públicas las conversaciones íntimas entre Carlos y Camilla, en las que el heredero al trono le decía a su amante que le gustaría “convertirse en un tampax” para “vivir siempre metido en sus piernas”.

    Las conversaciones entre el príncipe y la duquesa, de más de seis minutos de duración, databan de 1989, pero no fue hasta 1993 cuando los medios decidieron difundirlas. Aquellas conversaciones de carácter sexual sacudieron a la realeza británica y supusieron el inicio de un largo trámite de divorcio entre Carlos y Diana.

    Las grabaciones también calaron en la opinión pública que, como sucede en muchos casos de este tipo, dejaron al margen las acciones de Carlos de Inglaterra para situarse a favor de Diana de Gales y odiar a Camilla Parker-Bowles. El escándalo, unido a la prematura muerte de Lady Di, provocó que la sociedad británica viese a Parker-Bowles como a su villana preferida.

  • Foto: Getty Images

    2 de 9

    HUGH GRANT Y LA VEZ QUE PERDIÓ SU STATUS DE CHICO BUENO.

    Se había convertido en el arquetipo de adorable chico británico, protagonista de comedias románticas gracias a Cuatro bodas y un funeral. Y después de enamorar a Europa le tocaba el turno a Estados Unidos. Era 1995 y Hugh Grant se marchó a Hollywood para promocionar su película Nueve meses. Una vez allí, decidió darse una vuelta por Sunset Strip en su BMW para contratar los servicios de una prostituta.

    Cabe destacar lo tacaño del galán: la prostituta pidió 100 dólares por el servicio y Grant respondió “¿Y qué me haces por 60?”. La pareja fue arrestada cuando ella le practicaba una felación en el coche.

    Después de aquello, el estudio canceló la promoción de Nueve meses. Parecía que la carrera del galán británico se estrellaba antes de despegar: se había caído su fachada de chico bueno. Grant tuvo que pasar por una penitencia televisiva en la que no dejó de pedir disculpas y de mostrarse muy enamorado (y apoyado) por la que era aquel entonces su novia: Elizabeth Hurley.

    Al final, en Hollywood, lo que único que importa es el dinero, como reconoció el propio actor en una entrevista reciente. Y la gente pagaba por ver a Hugh Grant: Notting Hill, Bridget Jones o Love Actually son pruebas vivientes de su éxito.

  • Foto: Getty Images

    3 de 9

    GEORGE MICHAEL Y EL 'CASICRUISING' QUE LE CONVIRTIÓ EN ICONO GAY.

    Hacia finales de los 90, George Michael era uno de los grandes iconos de la música pop. Había alcanzado el éxito con Wham! y, después de dejar el grupo en su momento más álgido, vivía el florecimiento de su carrera en solitario.

    En 1998, entró en unos baños públicos en Beverly Hills (Los Ángeles), seguido por un hombre al Michael que se insinuó y, cuando iban a mantener relaciones sexuales, el desconocido se identificó como policía de paisano y le detuvo.

    El cantante tuvo que pagar 800 dólares de multa y servir 80 horas a la sociedad, pero aquello no fue lo peor para el artista, lo más grave fue su caída en desgracia.

    Los medios no solo se hicieron eco de la noticia, sino que se burlaron del propio artista por tanto tiempo como les siguió saliendo rentable (el diario británico The Sun le llevó en la portada con el titular Zip Me Up Before You Go Go). Por supuesto, los medios tampoco respetaron el hecho de que el propio artista no había salido del armario, según explicó más tarde en una entrevista para la BBC, porque temía que sus padres se preocupasen por su vida debido a la epidemia del SIDA de los 80 y 90.

    Seis meses más tarde de aquel escándalo, Michael sacó un single titulado Outside (Afuera) donde aprovechó para responder a sus detractores a través de su letra (‘Oh, sí, he sido malo / Haría servicios a la comunidad (¡Pero ya lo hice!) /Nunca lo había confesado’) y, de paso, salir públicamente del armario.

    El 98 fue para George Michael el año en el que se vio forzado a salir del armario, pero también el año que se ganó a pulso la etiqueta de icono gay, en una época en la que muchos hombres homosexuales seguían en las sombras por miedo a verse relacionados con la crisis del SIDA.

  • Foto: Getty Images

    4 de 9

    BILL CLINTON Y EL ESCÁNDALO DE LA BECARIA.

    A principios de 1998, una amiga de la que se convertiría en la becaria más famosa del mundo, había destapado ante la prensa generalista la relación del presidente de los Estados Unidos con Monica Lewinsky. En agosto de ese mismo año, después de haber negado su relación con Lewinsky, Bill Clinton confesó en un juicio ante la Cámara de Representantes la “relación física impropia”.

    La Cámara de Representantes había pedido explicaciones al Presidente desde que The Washington Post publicase su “aventura amorosa”. El juicio al político desembocó en un proceso de destitución en diciembre, ya que su relación extramatrimonial atentaba directamente contra todos los principios de la moral cristiana estadounidense.

    Fue la utilización de “relación física impropia” el motivo de la discordia. El juez Keneth Starr imputó al presidente por perjurio y obstrucción de la justicia y la culpabilidad de Clinton se debatió durante 21 días. La votación final exoneró al presidente de todos los cargos. La defensa de Clinton consistía en argumentar que recibir sexo oral no entraba dentro de la definición de “relación sexuales” y, por tanto, el presidente no había mentido.

    Clinton continuó como presidente, pero las consecuencias de aquel escándalo salpicaron al Partido Demócrata, cuyo candidato era Al Gore, en las elecciones del año 2000. Gore declaró que aquel escándalo había sido “una carga” que desinfló el entusiasmo de los votantes y fue perjudicial para su campaña. Aquel año, el candidato republicano George W. Bush, por aquel entonces gobernador de Texas, consiguió llegar a la Casa Blanca.

  • Foto: Getty Images

    5 de 9

    MONICA LEWINSKY Y EL ESCÁNDALO DEL PRESIDENTE.

    El conocido mundialmente como “caso Lewinsky” no tuvo las mismas consecuencias para Bill Clinton que para Monica Lewinsky. El machismo de la época, la situación desigual de poder frente al presidente, el escarnio público y el acoso al que fue sometida la ex becaria merecen un aparte.

    "A los 22 años, me enamoré de mi jefe. A los 24, aprendí las consecuencias devastadoras. Me tildaron de zorra, puta, ramera, tonta. Perdí mi reputación, mi dignidad y casi pierdo mi vida. Me conocía mucha gente, pero en el fondo sólo me conocían de verdad unos pocos. Lo entiendo. Fue fácil olvidarse de que 'esa mujer' (como la llamó Clinton), tenía alma”, contó Lewinsky en una charla TED.

    Al contrario que Clinton, que continuó siendo presidente y apoyó la carrera política de su esposa Hilary Clinton –aunque sea en un discreto segundo plano–, Monica Lewinsky se convirtió para siempre en la mujer que le hizo una felación al presidente y pasó a ser, de la noche a la mañana, en el modelo de mujer que ninguna mujer querría ser. No solo se juzgaron sus actos con mayor vehemencia que los del presidente, sino que su persona se convirtió en broma y burla pública. Mientras en televisión se hacían chistes a su costa, Lewinsky pensaba en quitarse la vida. Tuvo que alejarse de todo aquello y desaparecer para sobrevivir.

    Pero Lewinsky retornó de aquellos infiernos convertida en una mujer fuerte y con un gran discurso: desde que se publicase su charla TED, Lewinsky se ha convertido en una firma defensora de los derechos de las mujeres y ha hecho campañas en contra del acoso online. Ha dado charlas en colegios e institutos, para explicar a las niñas de futuras generaciones que el juicio público es siempre peor si eres mujer, pero que todo se supera. A fin de cuentas, si ella no lo hizo, ¿cómo no van a poder las demás?

    Hannah Gatsby resumió a la perfección la problemática de haberse centrado en Lewinsky y no en Clinton cuando el escándalo se destapó en 1998: “¿Sabéis quién solía ser un blanco fácil? Monica Lewinsky. Quizá, si los cómicos hubieran hecho bien su trabajo y se hubieran burlado del hombre que abusó de su poder, a lo mejor hoy tendríamos a una mujer de mediana edad con suficiente experiencia en la Casa Blanca, en lugar de un hombre que ha admitido sin problemas agredir sexualmente a mujeres jóvenes vulnerables porque podía”.

  • Foto: Getty Images

    6 de 9

    PARIS HILTON Y SU NOCHE EN PARÍS.

    El estreno del reality The Simple Life, el show donde Paris Hilton y otra chica rica, Nicole Richie, acudían a casas familiares a trabajar por primera vez en su vida y llevar “una vida normal”, había convertido a Paris Hilton en una joven promesa de los tabloides.

    Para aprovechar el creciente éxito de la millonaria, su ex Rick Salomon –que era también ex de las actrices Shannen Doherty y Pamela Anderson– decidió publicar un vídeo íntimo grabado desde un punto fijo y con el total desconocimiento de Paris Hilton titulado Una noche en París.

    En el documental The American Meme, Paris Hilton habla abiertamente sobre este momento de su vida: “Fue como si me hubiesen violado. Sentí como si hubiese perdido parte de mi alma y por eso la gente me hablaba de una forma tan mezquina y cruel. Me quise morir en muchas ocasiones. No quería seguir viviendo. Porque pensé que me habían quitado algo, que nunca volvería a ser la misma”.

    El reality fue un éxito. Y Paris Hilton ha construido su carrera de celebrity y empresaria.

  • Foto: Getty Images

    7 de 9

    KIM KARDASHIAN Y LA SEX TAPE SOBRE LA QUE LEVANTÓ SU IMPERIO.

    Como Nicole Richie dijo con malicia en una entrevista de radio, Kim Kardashian era, antes del año 2007 “la chica que le ordenaba el armario a Paris Hilton”. En aquella época, y a pesar de su estatus de VIP por las amistades que la rodeaban, Kim Kardashian era prácticamente una desconocida para el gran público. Pero en 2007, un video casero pornográfico grabado por ella y por su pareja de aquel entonces, en cantante Ray J, fue distribuido por una de las mayores plataformas de vídeos para adultos… y Kim Kardashian se hizo famosa.

    La celebrity demandó a la productora por la propiedad de la cinta, llegando a un acuerdo de cinco millones a su favor: aún así, la cinta ya se había subido a la mayoría de las webs de pornografía y parar su distribución era imparable.

    Kim Kardashian no permitió que el slut-shaming terminase con su persona, sino que lo utilizó para lanzar su carrera. Ese mismo año firmó un acuerdo con la cadena E! y lanzó el reality familiar Keeping Up With The Kardashians, que ya lleva más de 16 temporadas. Kim Kardashian ha montado un imperio como empresaria además de como estrella de la telerrealidad con una lucrativa marca de cosmética e incursiones en el mundo de la moda.

  • Foto: Getty Images

    8 de 9

    VANESSA HUDGENS Y EL ASESINATO DE LA CHICA DISNEY.

    La estrella Disney, conocida por protagonizar junto a Zack Efron la saga High School Musical, había sido incluida en el año 2006 en la lista de los jóvenes con mayores ingresos de la revista Forbes, con una ganancia anual estimada entre los dos y los tres millones de dólares. Su carrera iba en ascenso, proyectándose, quizás, como futura protagonista de comedias románticas.

    En septiembre de 2007, aparecieron en diversos foros de Internet una serie de desnudos de la estrella infantil. Las fotografías, que iban dirigidas a su pareja de aquella época, terminaron filtradas en cada recoveco de la red. La sociedad puritana de Estados Unidos no tardó en culpar a Hudgens, ya que no podía soportar que la actriz favorita de los niños de américa tuviera también una vida sexual.

    La actriz tuvo que disculparse, argumentando encontrarse “profundamente avergonzada por lo sucedido”, pero la opinión pública se vio reacia a perdonarla por ser sexualmente activa y, al mismo tiempo, un rostro Disney.

    Hudgens tomó las riendas de su carrera para llevarlas hacia otra dirección y lo hizo de la mano de la icónica película Spring Breakers, donde se sacudió la imagen de niña buena –que recuperaría más tarde de la mano de Netflix con la comedia navideña Cambio de princesa– y consiguió que la crítica especializada dejase de verla como una estrella infantil y comenzase a hacerlo como una joven promesa.

  • Foto: Getty Images

    9 de 9

    ANTHONY WEINER Y EL SEXTING QUE LE LLEVÓ A PRISIÓN.

    La primera vez que el congresista demócrata Anthony Weiner protagonizó un escándalo fue en 2011 por enviar fotografías de su miembro y mensajes de contenido sexual. La noticia saltó a los medios porque el propio Weiner se equivocó y publicó sus desnudos en su propia cuenta de Twitter.

    Weiner se disculpó públicamente, pero se vio forzado a renunciar a su puesto.

    En 2013, mientras competía para convertirse en alcalde de la ciudad de Nueva York, el ex congresista volvió a aparecer en los medios por practicar sexting con varias mujeres. Y en 2016, lo hizo una vez más. Esta tercera vez supuso el fin de su matrimonio con su esposa Huma Abedin, mano derecha de Hilary Clinton, que por aquel entonces se encontraba en plena campaña contra Trump para la presidencia de los Estados Unidos. Abedin se enfrentó al juicio público de varios periodistas preguntándose por qué no había dejado a su marido. Afortunadamente, muchos otros medios salieron en su defensa, alegando que siempre parece querer buscar a una mujer culpable, aunque sea el hombre el que haya cometido un delito.

    Weiner pasó por prisión durante 18 meses: una de sus fotografías íntimas no requeridas fueron enviadas a una adolescente de 15 años.

Etiquetas: ,
0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa