El ‘piquetón’ de Don Draper, ese oscuro objeto de deseo

Jon Hamm pide a sus fans que pongan fin al culto que existe en Internet en torno a compartir fotos de su entrepierna y la ausencia de ropa interior.

cover

"Llevo calzoncillos, por Dios santo. Dejadlo ya. Quiero decir, no es que sea un minero. Hay trabajos más duros en el mundo. Pero cuando la gente se siente libre para crear cuentas en Tumblr sobre mi polla, siento que esto no era parte del trato". Jon Hamm está harto de que todo el mundo hable de su pene. El actor ha aprovechado su entrevista y portada del último número de la edición estadounidense de la revista Rolling Stone para tratar de poner fin a la fiebre que su entrepierna despierta en Internet (y fuera de ella).

Si en su día la pierna de Angelina Jolie, el peinado de Justin Bieber o los ojos de Steve Buscemi fueron los protagonistas de memes y tumblrs de todo pelaje, a la estrella de Mad Men la gloria virtual le ha llegado… gracias a su afán por 'ir de comando' en sus ratos de esparcimiento y lejos de la etiqueta que requiere la serie de Mathew Weiner. No se había visto mayor devoción virtual por un aparato reproductor masculino desde que los fotogramas furtivos de Shame alegrasen la vida de los espectadores y encumbrasen al Fassmember de su protagonista, o desde que el piquetón se introdujo en nuestro vocabulario por obra y gracia del defensa del FC Barcelona.

Pero esos días han quedado relegados a un segundo plano. Desde hace unos meses, el miembro viril de Don Draper (pese a estar resguardado bajo sus pantalones en todo momento) se ha convertido en objeto de culto y su propietario no se siente cómodo con tanto protagonismo. La pesadilla de Hamm comenzó hace un par de años, cuando el National Enquirer se hizo eco de los rumores que corrían por el set de Mad Men sobre la afición del actor a ir de comando y su supesta alergia personal a los calzoncillos. "Jon se niega a usar ropa interior y ha habido ya tantas quejas en el set que alguien finalmente ha tenido que decirle que guarde sus pertenencias", dijo una fuente de dentro de la serie.

Dentro Jon Hamm

Los encargados de vestuario de ‘Mad Men’ han especificado que Don Draper no imite a Hamm y olvide el ‘look comando’.

Cordon Press

Las habladurías en la prensa se fueron templando (que no en Internet, el tumblr Jonhammswangs lleva dos años posteando fotos de todo lo que tenga que ver con su paquete) hasta que en septiembre del año pasado, un paseo casual y unas compras con su pareja (Jennifer Westfeld), volvieron a poner todas las miradas en la entrepierna de Hamm. Sin rastro de ropa interior, Draper marcaba todo su esplendor varonil sin dejar un solo detalle para la imaginación. Había nacido una estrella: su piquetón era una realidad. 

Tanto comando suelto ha propiciado que las aventuras sobre su pene libre de ataduras vuelvan a la prensa, coincidiendo con el inminente estreno de la sexta temporada de Mad Men. ¿Casualidad o estrategia publicitaria? Una fuente anónima del equipo de Mad Men apuntó hace dos semanas que para la grabación esta última temporada se ha requerido que el actor siempre vista ropa interior porque su "impresionante anatomía" podría despistar al espectador. "El equipo de marketing del show ha tenido que recurrir al Photoshop en muchos de los carteles y posters promocionales debido a la prominente aparición de Jon Jr.", explicaban desde el Daily Beast. Por una vez, la anatomía femenina de las actrices no era la única diana de la prensa."En las primeras temporadas, todo el mundo estaba preocupado sobre si enseñábamos en las fotos promocionales demasiado pecho de Christina Hendricks (Joan), pero es Jon el que más tiene que enseñar. Es un gran (y buen) problema", añadían.

Al hilo del boom informativo, la pasión por Jon Jr. no conoce límites. Desde el británico Independent recordaban esta misma semana que ya hay firmas de moda que quieren fichar al pequeño Don. La marca Jockey le promete suministro de por vida y desde Fruit of the Loom dicen que le "cubrirán" si decide cambiar de opinión y abandonar su afición a ir de comando. Hamm, mientras tanto, se ha visto obligado a entonar surrealistas frases ante la prensa como: "Os aseguro que cada día de mi vida he llevado calzoncillos".

Mientras las webs ya idean entrevistas ficticias con el miembro en ciernes, el actor maldice públicamente la situación que le ha tocado vivir. Aunque tampoco es hipócrita. "En el fondo da igual. Supongo que es mejor que me recuerden por eso, que por lo contrario".

Dentro 3 Hamm

¿Qué estás mirando? El acoso a Hamm y su entrepierna no conoce límites.

Getty

Etiquetas:
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa