El peinado Roxette: el look icónico de Marie Fredriksson que todavía se busca en Pinterest

Aunque lo más destacado fue un peinado, mil veces imitado y reinterpretado, la cantante de Roxette también nos ha dejado otras muchas lecciones de estilo.

  • Foto: Getty

    1 de 11

    Un peinado que sigue causando furor en Pinterest. En la red social a la que todos acudimos a buscar inspiración para temas estilísticos, el peinado de Marie Fredriksson (un pixie con un rubio muy oxigenado) sigue generando cientos de resultados. Pero no solo las usuarias de Pinterest copian el icónico corte, artistas como Katy Perry, Pink o Ellen Degeneres también se han  animado a lucirlo.

  • Foto: Getty

    2 de 11

    También con raíces negras. Combinar el peróxido  con unas sutiles raíces negras fue otra seña de identidad de la artista. Roxette se convirtió en una de las bandas suecas más importantes de todos los tiempos, junto a Abba, y también en una banda sonora eterna, sobre todo con éxitos como It Must Have Been Love, su hit para Pretty Woman.

  • Foto: Getty

    3 de 11

    Las cejas siempre de tu color natural. Por mucho que Marie Fredriksson apostase por rubios muy extremos para su pelo siempre mantuvo sus cejas oscuras.

  • Foto: Getty

    4 de 11

    No temas al estampado animal. Fredriksson apostó por combinar las enseñas del Rock and Roll con un peinado que haría historia (y al que también recurriría Annie Lennox de Eurythmics). Los 80 fueron, sin duda, una de las épocas más dispuestas a cambiar patrones de estilo gracias a grupos como Roxette, Bananarama, Boy George y el juego del género en el uniforme de los Blitz Kids y los New Romantics.

  • Foto: Getty

    5 de 11

    Marca tu cintura con tiro alto. Bodys, pitillos de tiro alto y una feminidad con garra. El estilo de Fredriksson fue toda un enseña. Ella supo llevar el uniforme del rock masculino a su terreno, adaptándolo a su estilo de forma feroz y con mucha personalidad.

  • Foto: Getty

    6 de 11

    El pitillo siempre estiliza. Y los metalizados siempre son un fuerte sobre el escenario, especialmente cuando van a juego con tu pelo. En la imagen, en un concierto de Köln. Per Gessle, en esta ocasión, con un rubio más sutil que el de su compañera de banda. Juntos vendieron 75 millones de discos y sencillos.

  • Foto: Getty

    7 de 11

    Un toque dorado resuelve cualquier estilismo. Crop tops, escote Bardot, apliques y terciopelo. Este estilismo de Marie Fredriksson, en 1989 en un concierto de Dortmund, simboliza todo lo que ahora está de moda en las tendencias de tres décadas después.

  • Foto: Getty

    8 de 11

    El traje para alfombra roja nunca decepciona. Roxette nunca se dejaron llevar por los estilismos clásicos de alfombra roja. Buen ejemplo de ello son los looks que eligieron en 1991 para acudir a la gala de los BMI Pop Music Awards. Marie, con traje de rayas blancas y negras, y Per, con  levita de raya diplomática combinada con un cordón vaquero.

  • Foto: Getty

    9 de 11

    La chaqueta biker será tu mejor aliada (también en versión XXL). Una de las prendas favoritas de la cantante al acabar la década fue la chaqueta motera en sus múltiples versiones: entallada, con parches o en versión boyfriend, como se puede observar en esta foto promocional.

  • Foto: Getty

    10 de 11

    Las camisetas de grupos nunca pasan de moda. En los últimos años, Marie Fredriksson aprovechaba los looks de sus conciertos para homenajear a bandas que admiraba. La pudimos ver con camisetas de Guns N' Roses (en la imagen) y en otros shows rindiendo tributo a The Beatles y The Rolling Stones.

  • Foto: Getty

    11 de 11

    El rubio oxigenado no tiene edad. Con Peter Gessle en un concierto en Alemania en 2012. El rubio peróxido seguía presente, pero en un pixie más relajado. Durante aquella gira, ofrecieron una entrevista conjunta a The Guardian donde Gessle aseguró que decidieron volver a los escenarios después de que en 2009 Marie fuese a verlo actuar en solitario a Holanda. Fue entonces cuando él le pidió que subiera al escenario con él y cantase.  "No tenía confianza en sí misma, me dijo que no podría cantar nunca más. Pero subió al escenario y el público se volvió loco. Había unas 1.200 personas y todos acabaron llorando. Dos semanas después Marie me escribió y me dijo que por qué no escribíamos un nuevo álbum".

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa