Dios salve a la reina: 20 cosas que debes saber sobre Helen Mirren

La actriz está a punto de recibir un Bafta honorario a toda su carrera: repasemos sus momentos más gloriosos, raros, polémicos y sorprendentes.

Helen Mirren

Foto: Cordon Press

Este domingo 16 de febrero, el príncipe Guillermo subirá al escenario de los premios Bafta para recibir a su abuela. No exactamente, pero muy pocos notaríamos la diferencia si Helen Mirren decidiese recoger su premio Fellowship (el mayor honor que concede la academia británica del cine y la televisión) caracterizada como la reina Isabel II, un papel que ha interpretado a la perfección y que la ha convertido poco menos que en un tesoro nacional.

No es habitual que un miembro de la familia real acuda a la ceremonia, mucho menos que entregue un galardón. Pero este tampoco será un galardón habitual: con ‘The Queen’ (2006), Helen Mirren se convirtió en una de las pocas actrices que recogió los cuatro premios principales (Oscar, Globo de Oro, Screen Actors Guild y Bafta) por una sola película. Así, la academia británica está reconociendo la enorme contribución al cine, teatro y televisión de esta veterana de la Royal Shakespeare Company que, hace solo unos días, estaba practicando su mejor twerking en Harvard. Sí, en serio: es sólo uno de los muchos datos curiosos sobre ella que nos conviene repasar antes de que sea condecorada.

1. Entre sus antepasados paternos se encuentra el conde Mikhail Kamensky, un importante mariscal de campo ruso durante las guerras napoleónicas. Su propio abuelo fue coronel de la armada imperial y veterano de la guerra ruso-japonesa: la revolución bolchevique le pilló en pleno viaje diplomático a Inglaterra, por lo que decidió que era más seguro para él y su familia quedarse allí durante un tiempo que, finalmente, acabó extendiéndose al resto de su vida. Se reconvirtió a sí mismo en taxista londinense, la misma profesión que heredó el padre de Mirren.

2. La actriz le ha sacado partido a sus raíces de vez en cuando, interpretando a personajes rusos con mayor o menor fortuna. Uno de los más alabados fue la Sofía Tolstoi de ‘La última estación’ (2009), aclamado drama sobre los últimos días del autor de ‘Guerra y paz’. Sin embargo, la primera vez que pudimos escuchar su acento ruso fue en ‘2010: Odisea Dos’ (1984), donde daba vida a un personaje llamado Tanya Kirbuk (en clara alusión a Stanley Kubrick, director de la primera entrega).

3. La conexión rusa no acaba aquí: Mirren estudió en el New College of Speech and Drama de Londres, situado sobre una antigua residencia de la inmortal bailarina Anna Pávlova. A los 18 años saltó al National Youth Theatre, y a los 20 ya estaba interpretando a Cleopatra en el Old Vic. Fue este papel el que su agente decidió utilizar como carta de presentación para la Royal Shakespeare Company, donde empezó a cosechar elogios por parte de todos los críticos teatrales británicos. Puede que su mayor éxito allí fuera un montaje de ‘La gaviota’ de 1975: al parecer, su Nina era algo que tenía que ser visto para ser creído.

4. Su primer papel importante en el cine llegó en 1968, cuando Peter Hall decidió rodar una versión de ‘Sueño de una noche de verano’ con el repertorio de la Royal Shakespeare Company. Ella interpretó a Hermia y compartió planos con el legendario actor Ian Richardson, a quien más tarde describiría como la persona más importante en los inicios de su carrera. A él fue a quien dedicó si Bafta por ‘The Queen’, concedido sólo unos días después su fallecimiento.

5. En el otro lado del espectro estaría el director Michael Winner, con quien tuvo una malísima experiencia en 1964, mientras ella hacía una prueba para una de sus películas. “Me trató como un trozo de carne”, resume Mirren. Por su parte, el cineasta afirmó no recordar el incidente y alega que, en cualquier caso, estaría cumpliendo órdenes de la directora de casting.
 

Helen Mirren

No hay premio que se le resista.

Cordon Press

6. Más peleas célebres de Helen Mirren: Nicol Williamson y ella se llevaron tan mal durante un montaje de ‘Macbeth’ para la Royal Shakespeare Company que dejaron de dirigirse la palabra. Cuando John Boorman los quiso para dar vida a, respectivamente, Merlín y Morgana en ‘Excalibur’ (1981), ambos protestaron y se negaron a participar en la película. Por supuesto, Boorman sabía lo que estaba haciendo: necesitaba ese odio en la vida real para potenciar la relación de sus personajes. Cualquiera que haya visto esta particular versión de los mitos artúricos puede dar fe de que, en sus escenas juntos, la tensión se corta con un cuchillo.

7. ‘Excalibur’ no sólo fue un paso adelante en su carrera, sino que también nos dejó una de las parejas célebres más alucinantes de todos los tiempos: Mirren y Liam Neeson, que se conocieron en plató y salieron juntos durante un breve periodo de tiempo.

8. 1980 fue un año importante para la actriz: además de rodar ‘Excalibur’, aceptó un papel principal en ‘El largo viernes santo’ con la condición de que el guión se reescribiera a fondo. Mirren ya estaba cansada de interpretar a chicas jóvenes con alta carga sexual, pero poco que decir. El molde se había formado con ‘Age of Consent’ (1969), una comedia dramática de Michael Powell en la que daba vida a la musa de un artista. Después llegarían ‘Calígula’ (1979) y ‘Hussy’ (1980), también dotadas de un erotismo considerable. Su petición para ‘El largo viernes santo’ fue convertir a su personaje en algo más complejo que la arquetípica novia del gángster: a consecuencia de ello, la película (uno de los clásicos modernos indiscutibles del cine británico) ganó enteros.

9. Una última curiosidad acerca de 1980: en ‘El diabólico plan del Dr. Fu Man Chú’, la actriz tuvo oportunidad de demostrar su talento para la canción con una descacharrante versión de ‘Daddy Wouldn’t You Buy Me a Bow Wow’.


 

Helen Mirren

Helen Mirren con su marido Taylor Hackford.

Getty

10. Lleva casada con el director Taylor Hackford desde 1997. Ambos se conocieron durante el rodaje de ‘Noches de sol’ (1985) y, desde entonces, han sido inseparables. Es imposible intentar contar el número de premios cinematográficos (por ejemplo, Oscars) que tienen entre los dos sin que se sobreponga el dolor de cabeza.

11. Los años 90 la dieron a conocer a toda una nueva generación. Primero, por su celebradísimo papel de Jane Tennison en la serie ‘Prime Suspect’, quizá el procedimental policiaco inglés más famoso de todos los tiempos. Después, por su papel en ‘Secuestrando a la Srta. Tingle’ (1999), una comedia negra de Kevin Williamson que le proporcionaría una avalancha de trabajo en Estados Unidos.

12. La profesionalidad de Mirren se puso a prueba, y cómo, en el plató de ‘Las chicas del calendario’ (2003). La actriz recibió la noticia de que su hermano había perdido una larga batalla contra el cáncer el día que debía rodar una secuencia en un funeral. En lugar de cancelar su aparición, decidió seguir con el plan como estaba previsto e incorporar ese dolor real a su personaje.

13. Recibió la Excelentísima Orden del Imperio Británico en 2003. Siempre se rumoreó que había rechazado ser nombrada Dama en una ocasión anterior, concretamente en 1996. Puede que la segunda vez que se lo pidieron ya tuviera en cuenta cierto papel que se aproximaba en su futuro próximo…

14. Entremos, pues, en terreno monárquico. Helen Mirren ha interpretado a un total de seis reinas reales en la pantalla o los escenarios. El número aumenta considerablemente si tenemos en cuenta reinas ficticias o personajes que imitan a una reina —cosa que ha pasado en, al menos, dos ocasiones: ‘El diabólico plan del Doctor Fu Man Chú’ y ‘Red 2’ (2013), donde finge creerse la soberana de Inglaterra para poder colarse en un manicomio—. Es la única intérprete de la historia que ha sido las dos reinas Isabel: Isabel I en, ehm, “Elizabeth I” (miniserie de 2005) y, por supuesto, Isabel II en ‘The Queen’.

15. Durante su proceso de documentación para ‘The Queen’, Mirren descubrió que compartía muchos tics faciales involuntarios con su objeto de estudio. Según declaró, sólo le hacía falta ponerse las gafas para entrar completamente en el personaje. Pero, por si acaso, su camerino estuvo empapelado con fotos de la reina durante todo el rodaje. Además, aprovechaba cualquier pausa para volver a repasar sus vídeos de archivo.

Helen Mirren

¿La reina Isabel II o Helen Mirren?

Cordon Press

16. Peter Morgan, guionista de la película, contó en una entrevista que los miembros del equipo técnico no podían evitar cuadrarse cada vez que veían pasar a Mirren caracterizada: así de espeluznante llegó a ser su encarnación de Isabel II. No es casual que la actriz recibiera nada menos cinco minutos de ovación cerrada cuando ‘The Queen’ se presentó por primera vez en el Festival de Venecia. Morgan y ella han vuelto a recrear la asociación que los llevó a ambos a la gloria con ‘The Audience’ (2013), una obra teatral que repasa las audiencias con diferentes primeros ministros que la reina ha tenido desde 1953 hasta nuestros días. Le valió el premio Olivier a la mejor actriz el año pasado.

17. Compañeros de profesión que han declarado públicamente su admiración a Helen Mirren: Russell Brand, quien insistió en contar con ella para su remake de ‘Arthur’ (2006); Bruce Willis, que hizo exactamente lo mismo con ‘Red’ (2010) y su secuela; Greta Gerwig y el grupo The Mars Volta. Cedric Bixler-Zavala, su cantante y compositor, le dedicó una canción en su disco ‘The Bedlam in Goliath’ y ha confesado sentirse influido por su trabajo en ‘El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante’ (1989).

18. Tiene un tatuaje en la mano izquierda: se trata de una estrella que, al parecer, significa “iguales, pero opuestos”. Se lo hizo durante una visita a una reserva nativa americana en Minnesota.

19. Estuvo a punto de conocer a la verdadera reina de Inglaterra en 2006, después de que esta quedara conmovida por su interpretación en ‘The Queen’. El único problema era que Mirren se encontraba en Estados Unidos rodando ‘La búsqueda 2: El diario secreto’ (2007). ¿Mereció la pena? Sí: en una entrevista promocional, declaró que ya era hora de que a ella también la colgaran de cables y la tiraran por precipicios, como a una auténtica estrella de acción. Que la actriz tiene un sentido del humor a prueba de bombas es algo que pudimos comprobar en su aparición en ‘Saturday Night Live’. Más tarde sí llegaría a conocer a Isabel II.

20. Ah, sí: el twerking. Hasty Pudding, la célebre compañía teatral estudiantil de la universidad de Harvard, decidió nombrarla Mujer del Año hace unas semanas. ¿Su premio? Un desfile en un honor, un banquete, un brindis y un plato de pudding. La actriz de 68 años no sólo estuvo más que dispuesta a aceptar este premio paródico, sino que incluso se presentó allí y no tuvo problema en perrear cuando se lo pidieron. Los Bafta han concedido su premio Fellowship a personalidades como Charles Chaplin, Alfred Hitchcock, Elizabeth Taylor o Martin Scorsese: seguro que ninguna de ellas sabía perrear. Dios salve a la reina.

Helen Mirren

El ‘twerking’ no tiene secretos para Helen Mirren.

Getty

Etiquetas: ,
0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa