cover

De Princesa a Reina: 10 años de Letizia en la Casa Real

  • Foto: Getty Images

    1 de 46

    Una tarde de noviembre el príncipe Felipe hacía un sorprendente anuncio en rueda de prensa: que iba a casar con Letizia Ortiz, la presentadora del Telediario de la noche de TVE1. La noticia sorprendió a la mayoría de los españoles que, si bien conocía perfectamente el rostro de Ortiz después de años trabajando en televisión, nunca hubieran pensado que era la novia del heredero a la corona española. En esta primera aparición oficial de la pareja se definiría uno de los looks más utilizados por la hoy princesa, la chaqueta blanca.

  • Foto: Getty Images

    2 de 46

    Unos días después, anunciaban oficialmente su compromiso, daban fecha para la boda y presumían (Letizia) de anillo. Aquí llevaba ese traje pantalón blanco de Armani que todo el mundo alabó y que ciertas cadenas de bajo coste imitaron hasta la saciedad. La segunda aparición oficial de Letizia Ortiz ante el mundo era, de nuevo, de blanco riguroso.

  • Foto: Getty Images

    3 de 46

    Caprile también fue el creador del vestido azul perla que la futura princesa luciría en la cena previa a su boda. Esta pieza ha demostrado ser bastante versátil y responde a una estética muy royal a la cual la princesa se tiene que ceñir en actos muy concretos.

  • Foto: Gtres

    4 de 46

    Aunque se desveló el nombre del diseñador del vestido de novia de Letizia Ortiz meses antes de la boda (Manuel Pertegaz), la creación no se vio hasta el mismo día D. Casi todos los comentarios fueron muy positivos a pesar de lo recatado de la pieza, con cuello corola y sin escote, de manga larga y una cola de casi 5 metros que salía de la cadera. El velo estaba bordado con motivos heráldicos (borbónicos) lucía un sinfín de accesorios muy significativos: unos pendientes con forma de arete de platino con diamantes regalo de Don Juan Carlos y Doña Sofía, un abanico del siglo XIX que perteneció a la infanta Doña Isabel 'La Chata' y la misma diadema que lució la reina el día de su propia boda. Ni un detalle al azar. Y una Letizia un tanto tensa y contenida en su primer photocall oficial como nueva Princesa de Asturias. Ya tendría tiempo de relajarse.

  • Foto: Getty Images

    5 de 46

    La verdad es que el blanco le favorece mucho, es normal que recurra a él tan a menudo.

  • Foto: Getty Images

    6 de 46

    Incluso combate el frío madrileño de blanco nuclear.

  • Foto: Gtres

    7 de 46

    Su presentación oficial ante la realeza europea, muy poco antes de su propia boda, fue en el enlace de Federico de Dinamarca y Mary Donaldson. El vestido lo firmaba Lorenzo Caprile y era de un rojo intenso muy llamativo (y español); además, lo ha reciclado en otras ocasiones con pequeñas variaciones. Aunque le favorecía mucho, lo cierto es que este vestido parecía más apropiado para recoger un Oscar que para asistir a una boda real.

  • Foto: Gtres

    8 de 46

    Después de la boda real danesa, Lorenzo Caprile y el color rojo fueron una combinación que Letizia Ortiz escogería muy a menudo para sus actos oficiales. Esta creación, en concreto, también levantó algunas críticas a causa de la abertura de la falda o la pertinencia de unos zapatos tan llamativos para una princesa.

  • Foto: Getty Images

    9 de 46

    Éste es probablemente el look más de 'infanta española' que ha llevado la princesa hasta la fecha. El cuerpo brocado, la falda larga con vuelo brillante y la abundancia de joyas conforman una imagen muy muy real. Y con la que se ve a Letizia Ortiz poco cómoda.

  • Foto: Gtres

    10 de 46

    En la cena previa a la boda del príncipe Guillermo y Kate Middleton Letizia Ortiz llevó este vestido de Felipe Varela que ofrecía de ella una imagen quizá demasiado de 'princesa Disney' y que no mostraba su perfil más bonito si lo miras por detrás.

  • Foto: Gtres

    11 de 46

    A la mañana siguiente, Felipe Varela la volvió a vestir para el enlace con muchos mejores resultados. Era un total look en color rosa terracotta que quizá no se diferenciaba mucho del tono de su piel.

  • Foto: Getty Images

    12 de 46

    Fue muy sonado el vestido que estrenó para recibir al matrimonio Sarkozy en La Zarzuela, creación de Lorenzo Caprile. Y sonó positivamente dado que no solo mostraba a una princesa muy curvilínea y favorecida, sino que además le permitió competir muy dignamente con la mismísima Carla Bruni. Uno de sus mayores aciertos estilísticos.

  • Foto: Getty Images

    13 de 46

    Letizia con sus hijas Leonor y Sofía.

  • Foto: Getty Images

    14 de 46

    La princesa de Asturias eligió un traje rosa palo para visitar Stanford recientemente en su viaje a EEUU.

  • Foto: Getty Images

    15 de 46

    La reina Rania de Jordania es un excelente espejo en el cual a veces se mira doña Letizia.

  • Foto: Getty Images

    16 de 46

    Mucho ha cambiado el estilo de Letizia desde sus comienzos. Ahora nunca llevaría unas prendas tan tan brillantes y poco favorecedoras como éstas.

  • Foto: Getty Images

    17 de 46

    Este mes de agosto Letizia Ortiz presumió de piernas bronceadas con este vestido rosa pálido con un encaje y un forro muy cortito que también dejaba intuir lo bien torneadas que las tiene.

  • Foto: Getty Images

    18 de 46

    La camisa blanca es una pieza fundamental en el armario de Letizia. En una de sus últimas apariciones públicas, antes de la abdicación del Rey, la combinó con una falda de rayas.

  • Foto: Getty Images

    19 de 46

    Los estampados no son para Letizia: no le quedan bien y le echan años encima.

  • Foto: Getty Images

    20 de 46

    Atenta a las tendencias, el año pasado doña Letizia se apuntó a la moda del cinturón fino anudado.

  • Foto: Getty Images

    21 de 46

    Con su hija Sofía, celebrando la Pascua en Mallorca.

  • Foto: Getty Images

    22 de 46

    No todas las 'modernidades' le salen bien a Letizia: estas bermudas le quedaban mal hasta a una mujer con tan buen tipo como ella.

  • Foto: Getty Images

    23 de 46

    Aquí la vemos muy conjuntada con Bettina Wulff, esposa del anterior presidente de Alemania. La falda lápiz con camisa es otra opción favorecedora que debería llevar más a menudo.

  • Foto: Getty Images

    24 de 46

    Este tipo de vestido, entallados en la cintura y acentuando las caderas, es definitivamente el que mejor le queda. Y de lo que más lleva últimamente.

  • Foto: Getty Images

    25 de 46

    Para animar a los olímpicos españoles Letizia Ortiz se puso el polo oficial como una fan del deporte más.

  • Foto: Getty Images

    26 de 46

    Con la pequeña Sofía en Mallorca.

  • Foto: Getty Images

    27 de 46

    Este pantalón blanco, combinado con un twin-set de manga corta verde turquesa, no destaca lo mejor del físico de la princesa sino que acentúa su delgadez.

  • Foto: Getty Images

    28 de 46

    El talle alto y las pinzas favorecen mucho más a la princesa, a la vez que le dan un aire mucho más joven y acentúan sus curvas.

  • Foto: Getty Images

    29 de 46

    Para uno de sus últimos actos públicos en los que recibió al cuerpo diplomático eligió un sencillo vestido de manga larga.

  • Foto: Getty Images

    30 de 46

    En Palma la princesa muestra sus looks más relajados. Aquí la vemos en su primer verano como madre con unos sencillos pantalones blancos remangados, un polo y zapatillas de deporte de lona a juego con las de su marido.

  • Foto: Getty Images

    31 de 46

    La princesa se cuida mucho la piel, y se le nota. De ahí que se proteja el rostro con una gorra de visera tan amplia como ésta.

  • Foto: Gtres

    32 de 46

    Alguien bautizó al tipo de calzado que siempre lleva la princesa como 'letizios'. Se trata de zapatos peep toe con unos cuantos dedos de plataforma, interna o externa, para subir unos centímetros de manera cómoda. Recordemos que Letizia Ortiz debe pasar mucho tiempo de pie en los actos públicos y que su marido (y toda su familia política) es mucho más alta que ella. Los letizios, por cierto, marcaron tendencia aunque ahora parece haber dejado un poco de lado las plataformas (como las propias tendencias) y ha vuelto a caminar más cerca del suelo aunque con tacón.

  • Foto: Getty Images/ Gtres

    33 de 46

    Aquí vemos una pequeña selección de la amplia variedad de letizios que la princesa ha llevado.

  • Foto: Getty Images/ Gtres

    34 de 46

    Eso sí, en algunos momentos Letizia Ortiz sorprende y se deja ver con un calzado completamente plano. Suele ser en viajes oficiales o de vacaciones.

  • Foto: Getty Images

    35 de 46

    Cuando pensamos en el look habitual de Letizia Ortiz lo primero que viene a la cabeza es una media melena un poco por debajo de los hombros, con reflejos miel, lisa y con unas ligeras ondas en las puntas. Éste es el estilo que más le favorece y su marca de la casa. No en vano, las mujeres de las familias reales suelen tener un peinado propio que les acompaña durante toda su vida, no hay más que ver el cardado de la reina Sofía.

  • Foto: Getty Images

    36 de 46

    Alguna vez innova con ondas de inspiración años 40, que también le quedan muy bien.

  • Foto: Getty Images

    37 de 46

    Para sus peinados de gala también se inspira mucho en los looks de Rania de Jordania.

  • Foto: Getty Images

    38 de 46

    El recogido cardado es de sus preferidos para los actos oficiales.

  • Foto: Cordon Press

    39 de 46

    Durante una visita a Chile la princesa hizo quizá el posado más desafortunado o escogió el traje más favorecedor. Si bien Letizia Ortiz es una mujer de naturaleza delgada, en esta fotografía su delgadez se acentuaba de manera excepcional. Viéndolo con perspectiva parece que fue un efecto de la propia foto aunque claro, llovieron los comentarios.

  • Foto: Getty Images

    40 de 46

    Algunas veces Letizia Ortiz lo ha intentado con el pelo más corto y más oscuro, pero al final siempre ha ganado su melena larga y con reflejos dorados. Aquí la vemos en 2008 durante el 70º cumpleaños del rey Juan Carlos.

  • Foto: Getty Images

    41 de 46

    En el desfile de las Fuerzas Armadas de 2007 todos los ojos estaban puestos en las ondas que Letizia Ortiz llevaba. Quizá podía haber escogido otro momento menos señalado para la institución monárquica para cambiar de peinado y captar toda la atención...

  • Foto: Getty Images

    42 de 46

    Aquí vemos a la princesa con un peinado de Inspiración ochentera con ondas deshechas. Eso sí, al final, gana su melena lisa semi ondulada habitual (y se ciñe más al protocolo).

  • Foto: Getty Images

    43 de 46

    En el verano de 2008 se produjo un cambio muy llamativo en el rostro de la princesa. Se sometió a una rinoplastia para resolver un problema respiratorio, pero además se podía apreciar una gran diferencia con su nariz anterior. De hecho, las malas lenguas decían que la intervención tenía solo fines estéticos, y era solo uno de los diversos retoques que Letizia Ortiz se había hecho. Sin confirmarse nada más que la rinoplastia, la realidad es que el rostro de Letizia ha cambiado mucho desde 2003 hasta hoy.

  • Foto: Getty Images

    44 de 46

    El nuevo perfil de la princesa tiene rasgos más suaves y dulcificados. Además, aquí podemos apreciar también su maquillaje habitual, con los labios resaltados con un brillo natural, la piel iluminada y los ojos maquillados de enmarcados con un lápiz verde en la base, marrón en el párpado y abundante máscara de pestañas para agrandar la mirada. ¿Abusa Letizia Ortiz del colorete para marcar los pómulos?

  • Foto: Gtres

    45 de 46

    Diez años después de su incorporación a la familia real española, es ya uno de sus miembros más queridos y respetados. Además, su estilo ha ido afianzándose hasta conseguir un difícil equilibrio entre el estricto protocolo y la personalidad propia.

  • Foto: Getty Images

    46 de 46

    Normal que en el Museo de Cera de Madrid la inmortalizaran de blanco, su color fetiche. Lástima que su rostro se parezca entre poco y nada a la realidad, como suele suceder en este pintoresco museo capitalino...

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa